Mostrando entradas con la etiqueta Traumatismo Dental. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Traumatismo Dental. Mostrar todas las entradas

3/17/2020

Traumatismos en los dientes temporales: ¿causan secuelas en los dientes permanentes?

Traumatismo

Los traumatismos dentales en la dentición temporal, son un problema importante en odontología que tienen consecuencias médicas, estéticas y psicológicas para los niños y frecuentemente para sus padres.

Los traumatismos son sucesos cotidianos en los niños, especialmente en los tres primeros años de vida, debido a que la coordinación motora se está desarrollando y el desarrollo intelectual del niño hace que tenga una incapacidad para evaluar riesgos de sus actividades.

Asimismo existe dificultad de cooperación del niño pequeño hacia el tratamiento odontológico, lo cual no justifica la abstención de tratamiento.


Son las urgencias en odontología que causan mayor impacto emocional y psicológico en los padres y en el niño.

Los padres se preocupan por las consecuencias del golpe, pero especialmente por las consecuencias estéticas que el traumatismo puede ocasionar, ya que en la mayoría de las ocasiones se afecta el segmento antero superior.

Leer también: CASO CLÍNICO : Coronas estéticas de nano-resina híbrida en dientes temporales

Tanto el paciente como sus padres suelen llegar a la consulta muy asustados. El odontólogo deberá intentar calmarlos. La ansiedad se alivia a menudo ofreciendo seguridad.

El manejo de los traumatismos dentales en la dentición temporal es diferente del recomendado en los dientes permanentes.

Se debe tener presente que existe una estrecha relación entre el ápice del diente temporal lesionado y el germen dentario permanente subyacente, lo que puede ocasionar consecuencias graves a largo plazo.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Barbería, Elena & Borrell García, Carla & Bravo, Nieves & Silva, Cristina & Maroto, Myriam. (2009). Traumatismos en los dientes temporales: ¿causan secuelas en los dientes permanentes?. Gaceta dental: Industria y profesiones, ISSN 1135-2949, Nº. 210, 2010, pags. 124-137.

3/02/2020

EMERGENCIA : Tratamiento del diente avulsionado: Caso clínico


Las lesiones dentarias provocadas por accidentes son muy frecuentes en la población mundial, cada año se reportan más de 5 millones de dientes golpeados, como resultado de estos accidentes el ligamento periodontal se daña en el 15 al 61% de las lesiones orofaciales.

A pesar de que sus efectos físicos son tratables y más importante aún, pueden prevenirse, sólo el 4% de los pacientes es atendido por un especialista en odontología.

Así el 47% de estos dientes reciben tratamiento, pero éste es inadecuado en el 59% de los casos.


La avulsión es la lesión más grave del ligamento periodontal, ocurre cuando el diente es desplazado, en dirección coronal, completamente fuera de su alvéolo, produciendo ruptura del paquete vasculonervioso y de las fibras periodontales.

Clínicamente el alvéolo se encuentra vacío o lleno con un coágulo;5 radiográficamente pueden llegar a estar presentes líneas de fractura.

Ver también : Recomendaciones ante una Infección odontogénica en niños

La etiología se debe a lesiones por un impacto directo provocado por caídas –principalmente en bicicleta–, práctica de deportes y lesiones por peleas; también se ha reportado el caso de lesiones durante la intubación anestésica.

Es una lesión rara, según diferentes estudios ocupa entre el 0.5 y el 16% de las lesiones en la dentición permanente.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


Fuente : medigraphic.com
Autores : María Isaura Cortés García, Javier Hernández Palma, Emilia Valenzuela Espinoza


2/19/2020

Protocolo de actuación y tratamiento adecuado de las complicaciones para el éxito del reimplante tras una avulsión dental. Caso clínico

Avulsión Dental

La prevalencia de avulsión dental supone del 0,5-16 % de todas las lesiones traumáticas.

Se presenta el tratamiento efectuado a una niña de 8 años que sufrió avulsión de un incisivo superior permanente inmaduro. El diente fue reimplantado en la consulta odontológica después de 40 minutos en seco y 1 hora de almacenamiento en agua.

En la monitorización, a la primera semana se detectó reabsorción radicular externa que fue tratada con hidróxido cálcico.


A los 6 meses se realizó el cierre apical con MTA y finalmente la endodoncia de la pieza.

Se describe el caso tras 4 años de seguimiento mostrándose el diente funcional y estético en la cavidad oral, habiéndose iniciado un tratamiento ortodóncico a los 2 años del trauma sin observar reactivación de la lesión.

También te puede interesar REHABILITACIÓN : Soluciones estéticas para caries del biberón

En el presente trabajo, se ilustra y enfatiza cómo la importancia de un tratamiento inmediato y el seguimiento de pautas clínicas protocolizadas basadas en la evidencia son claves en el éxito del tratamiento de los dientes avulsionados.

Introducción : La avulsión dental supone una lesión grave en la cual el diente se desplaza por completo fuera del alveolo dañando los tejidos de unión y el soporte vasculo-nervioso.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Odontol Pediátr (Madrid) Vol. 22, N.º 3, pp. 183-194, 2014
° C. Gómez Ponce ET AL.

ODONTOPEDIATRÍA: ¿Se puede reimplantar el diente de un niño?

Odontopediatria

La doctora María Angustias Salmerón Ruiz, de la Unidad de Medicina del Adolescente del Hospital Universitario La Paz de Madrid, nos recomienda en este vídeoblog que, si nuestro hijo se rompe o pierde un diente tras un golpe en la boca, acudamos urgentemente al odontopediatra con la pieza dental desprendida, que habremos preservado en leche desnatada o en suero fisiológico, para que se pueda implantar de nuevo con una mayor probabilidad de éxito.

Cuando el bebé comienza a dar sus primeros pasos son frecuentes las caídas e impactos en la cara. Para minimizar posibles secuelas en los futuros dientes es fundamental pedir cita en el odontopediatría.


"Si tu hijo se ha caído de cara y sangra mucho por la boca, algo normal en esta zona por el buen número de terminaciones venosas, lo más importante es enjuagar la zona con agua para observar con nitidez las secuelas del golpe, ya que en ocasiones no existe un traumatismo importante y no procede la alarma", señala la pediatra.

Una vez que se ha cortado la hemorragia, se palpan todas y cada una de las piezas dentales para comprobar que no se mueven o que no se hayan roto o desprendido, cuando no ocultado en la cavidad oral.

Read Also: HIGIENE BUCAL: Sepa como cuidar las encías de su bebé

"Es muy importante buscar el trozo o el diente perdido para la reconstrucción, pero también para asegurarnos de que no se ha retraído en la encía. En urgencias se realizará una radiografía de la boca para corroborar que no se ha quedado en alguna parte de boca", expone.

Cuando encontremos el diente o el trozo desprendido, debemos guardarlo en un recipiente con suero fisiológico o leche desnatada; o con agua si no tenemos estas alternativas. Luego iremos a urgencias.


Youtube / EFE SALUD

2/15/2020

URGENCIAS : Traumatismo Bucodentales en Odontopediatría


Problema que provoca gran alarma en los padres y el propio niño, debido en parte a las manifestaciones clínicas aparatosas y a las secuelas que el traumatismo puede generar.

La incidencia es de casi la cuarta parte de los niños, con dos picos de edades: al echar a andar y durante la etapa escolar.

Los traumatismos dentales son la segunda causa de demanda de atención dental en niños tras la caries, siendo el pediatra a menudo el primer especialista en atenderlos, por lo que debe conocer el modo de actuar frente a ellos, tanto en dentición temporal como permanente.


Evaluación del niño

Anamnesis

– Cómo, cuándo y dónde se produjo, si ha habido traumatismos anteriormente y tiempo transcurrido. Con ello nos informamos de la necesidad de un tratamiento urgente y del grado de contaminación de las heridas.

– Valoración general del niño, con especial atención a las hemorragias y síntomas acompañantes como vómitos, tos, alteración del nivel de conciencia, etc. Exploración física

– Inspección de las partes blandas (labios, mejillas, mucosa alveolar, paladar y lengua). Cuidado con los hematomas submentonianos que pueden ocasionar una obstrucción laríngea.

– Revisar todas las piezas dentarias y periodontales, así como las estructuras óseas, objetivando asimetrías, deformidades, heridas abiertas y fracturas.

– Realizar una palpación de cada diente para percibir su movilidad en caso de fracturas radiculares y subluxaciones. La percusión provoca dolor en los dientes afectados por el traumatismo.

– Siempre se debe realizar un examen respiratorio (aspiración de dientes) y neurológico (accidentes deportivos).

► También te puede interesar:

° ODONTOPEDIATRÍA: ¿Se puede reimplantar el diente de un niño?
° Uso de coronas metálicas en Odontopediatría

Tipos de lesiones (según la clasificación de la OMS y de Andreasen)

Lesiones de tejidos dentales

– Infracción coronaria, limitada al esmalte, sin pérdida de sustancia ni separación de fragmentos.

– Fractura de corona, que afecta al esmalte y a la dentina y pueden ser complicadas (exposición pulpar) o no.

– Fractura de corona y raíz, que afecta al esmalte, dentina y cemento radicular. Son complicadas cuando en su trayecto dejan expuesta la pulpa. – Fractura de raíz. Puede haber hemorragia y/o edema gingival.

Lesiones de tejidos periodontales

– Contusión: lesión de un pequeño número de fibras del ligamento periodontal sin movilidad ni desplazamiento del diente.

– Subluxación: existe movilidad del diente sin desplazamiento del mismo.

– Luxación: se caracteriza por movilidad y desplazamiento del diente, que según su dirección pueden ser intrusivas (luxación hacia dentro), extrusivas (luxación hacia fuera) o laterales (desplazamiento en varias direcciones: facial, lingual, lateral).

– Avulsión: separación total del diente por lesión de todas las fibras periodontales. Representa el 10% de los traumatismos dentarios, siendo los incisivos centrales superiores los dientes más afectados. VERDADERA URGENCIA SI OCURRE EN UN DIENTE PERMANENTE.

Actitud terapéutica

Traslado a un centro hospitalario para su estabilización cuando hay riesgo vital del niño. Recordar que el traumatismo bucal puede ser debido o consecuencia de maltrato.

Tratamiento de las lesiones de partes blandas

– Realizar antisepsia con clorhexidina, higiene oral con suavidad, aplicación de frío si hay edema, dieta blanda y antibioterapia oral si se sospecha contaminación.

– Derivar al cirujano maxilofacial si hay heridas que puedan tener implicaciones estéticas o en caso de hematomas de región submentoniana.

Tratamiento de las lesiones dentarias y periodontales

– Derivar al odontólogo urgentemente cuando hay fractura de corona o raíz, luxaciones dentales muy móviles y en avulsión dental.

– Consulta al dentista en 24 horas cuando hay fracturas que afectan a la dentina y/o pulpa, subluxación, intrusión y luxaciones no muy móviles. – Consulta no urgente: fracturas que afectan al esmalte, contusión.

– Los dientes avulsionados temporales no hay que reimplantarlos aunque hay que acudir al dentista para evaluar la cicatrización del alveolo y el espacio.

Pero siempre hay que tener en cuenta que los traumatismos en la dentición temporal pueden afectar al diente permanente en formación. En este caso las secuelas aparecen en el momento de la erupción o salida del diente permanente.

– Los dientes permanentes avulsionados (verdadera urgencia) o que salen completamente de su alveolo se deben reimplantar lo antes posible, y es crucial el tiempo transcurrido entre el traumatismo y el reimplante, así como el medio de transporte del diente.

En este caso se debe conservar el diente en medio isotónico (leche, solución salina, o incluso saliva), el agua no es un medio apropiado ya que su baja osmolaridad causa edema yrotura en las células en pocos minutos. Nunca se debe limpiar, frotar o secar.

El mejor pronóstico para este diente existe si la terapia se realiza entre los primeros 30-60 minutos de la avulsión, ya que el éxito de la reimplantación del diente avulsionado es muy dependiente del tiempo.

La posibilidad de que el diente vuelva a quedar fijo depende de la viabilidad del ligamento periodontal y el tratamiento inmediato se apoya en este principio. El diente puede ser reimplantado por cualquier persona capaz (padre, entrenador, pediatra...).

El procedimiento para la reimplantación del diente es el siguiente:

1. Encontrar el diente.

2. Determinar si el diente es primario según la edad del niño. Los dientes primarios no se reimplantan, la reimplantación puede tener efectos negativos en el diente definitivo.

3. Si es permanente se aclarará el diente SIN FROTAR con agua o suero salino, sosteniendo el diente por la corona no por la raíz.

4. Insertar el diente en el alveolo en su posición normal (no preocuparse si se extruye un poco).

5. Si la reimplantación se realiza fuera de un servicio médico se acudirá rápidamente a un centro especializado o a urgencias.

– Ante la sospecha de lesiones óseas (fracturas maxilofaciales) siempre hay que trasladar al niño a un centro hospitalario de referencia en las primeras 24 horas postraumatismo.

Fuente : Urgencia Bucodentales Autores: Fernando Uribarri Zarranz, Guillermo Álvarez Calatayud, Eva Martín Olivera

1/24/2020

Lesiones traumáticas en dentición primaria

Traumatismo

Las lesiones traumáticas en la dentición temporal son muy comunes.

Es importante que los dentistas y pediatras conozcan su tratamiento, ya que estos niños acudirán a ellos en situaciones de emergencia y la prontitud con la que se atiendan influirá directamente en el pronóstico.

Esto nos lleva a efectuar una revisión de la literatura y determinar las recomendaciones necesarias para su tratamiento.


Así, con el manejo adecuado de la ansiedad del paciente, un diagnóstico acertado, higiene cuidadosa y un buen monitoreo, es posible salvar dientes primarios traumatizados que de otra manera se perderían.

Leer también : Propiedades y Usos en Odontopediatria del MTA (Agregado de Trióxido Mineral)

INTRODUCCIÓN : Las lesiones traumáticas en la dentición temporal son muy comunes. Entre 11 y 30% de los niños a los cinco años han sufrido algún tipo de traumatismo dental.

A los dos años de edad, aproximadamente, los niños son muy propensos a accidentarse, ya que empiezan a caminar por sí mismos y todavía no tienen bien desarrollada su coordinación motriz.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Perinatol Reprod Hum 2009; 23 (2): 108-115
° Teresa Giral

1/14/2020

Necrosis pulpar y traumatismos en dentición temporal

Traumatismo

Los traumatismos dentales infantiles se producen con elevada frecuencia lo que puede resultar en necrosis de los dientes implicados. Cuando la necrosis afecta a los dientes temporales pueden producirse complicaciones derivadas de la ausencia de tratamiento y revisiones (pérdida prematura, abcesos, maloclusiones por pérdida de espacio...).

Es el objetivo de este trabajo reflejar la importancia del diagnóstico y manejo terapéutico en el pronóstico de estos dientes primarios traumatizados, mediante una revisión bibliográfica y la descripción de un caso clínico.

Su conocimiento se imprescindible no sólo para los dentistas, sino también para otros profesionales sanitarios que habitualmente son los primeros en explorarlos en el servicio de urgencias.


INTRODUCCIÓN : Las fracturas dentales por traumatismos son raras en el primer año de vida, pero pueden suceder si se produce una caída tras erupcionar los incisivos.

A partir del inicio de la deambulación aumentan considerablemente los traumatismos, cuya prevalencia aumenta aún más cuando da comienzo el caminar y el correr, debido a la falta de coordinación y estabilidad.

Leer también: CASO CLÍNICO : Coronas estéticas de nano-resina híbrida en dientes temporales

Las incidencias de estos traumatismos dentales llegan a su punto más alto antes de la edad escolar y los factores etiológicos implicados son principalmente las caídas, colisiones y tropezones.

La importancia de estas lesiones dentales por traumatismo reside en que pueden causar dolor y daño emocional al niño, debido a la pérdida estética y sus implicaciones funcionales.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Raposo Correa, S (Odontólogo SAS); Pérez Jiménez E (Máster en Salud Pública Oral, Luque Florido, PD (Médico de familia SAS).

1/04/2020

TRAUMATISMO DENTAL : Intrusión de dientes primarios por traumatismo

Traumatismo Dental

Las lesiones de origen traumático son frecuentes en la dentición primaria y constituyen uno de los principales motivos de consulta odontopediátrica.

Las luxaciones intrusivas son injurias severas que ocasionan daño al diente afectado, a sus tejidos de soporte e incluso al germen del diente permanente sucesor, su prevalencia es alta y suelen producirse en niños menores de 3 años.

Hoy en día se les considera una emergencia traumatológica que debe ser manejada con mucha precaución para disminuir al máximo las complicaciones post-traumáticas en especial en los dientes permanentes sucesores.


Para ello el facultativo debe realizar un adecuado diagnóstico basado en una anamnesis minuciosa, examen clínico y radiográfico a fin de establecer un plan de tratamiento apropiado cuyo objetivo será prevenir en la medida de lo posible daños al diente permanente así como manejar el estado sistémico del paciente (dolor, inflamación, infección).

INTRODUCCIÓN: Las lesiones de origen traumático suelen ser frecuentes en la dentición primaria y constituyen en la actualidad uno de los principales motivos de consulta odontopediátrica.

Leer también: SUCCIÓN DIGITAL: El riesgo de chuparse el dedo

Las estadísticas revelan que del 15 al 30% de la población infantil mundial menor de 3 años está afectada.

Las luxaciones dentarias en la dentición primaria son lesiones severas que pueden involucrar la pérdida de los dientes afectados y son producidas por impactos de gran intensidad.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° ortodoncia.ws
° Rondón Rodríguez, Rosa Gabriela / Zambrano Blondell, Gabriel Alejandro / Sogbe, Rosemary

7/28/2019

Rol de la Ortodoncia y la Ortopedia en el tratamiento de pacientes con traumatismos a nivel dentoalveolar. Reporte de casos

Traumatismo Dental

Se presentan 2 casos clínicos de pacientes con traumatismos dentarios que avalan la importancia de un abordaje multidisciplinario a fin de optimizar su resolución.

Se resalta el rol del ortodoncista y el ortopedista dento-máxilo-facial en la prevención, atención adecuada de las diferentes situaciones que pueden presentarse en el transcurso de un traumatismo, y rehabilitación en las diferentes etapas de la dentición, optimizando resultados mediante una fluida interrelación con otros profesionales.

Se enfatiza la importancia de que, en la etapa diagnóstica y de planificación de los tratamientos, el profesional sea capaz de detectar secuelas de posibles traumatismos, que de pasar inadvertidos pueden complicar la resolución del caso.


Introducción : El diagnóstico de las secuelas traumáticas y las posibilidades de solución de las mismas, adquieren relevancia dentro de la odontología debido al alto índice de prevalencia así como por sus consecuencias estéticas y funcionales, ya que como varios estudios lo evidencian, un 25% de los adultos presentan signos de traumatismos dento-alveolares.

La Ortodoncia y la Ortopedia Dento-máxilofacial tienen aportes valiosos en relación a la prevención y al tratamiento de estos casos.2

Leer también: Patología oral del recién nacido

Cuando se produce un traumatismo dentario, es de importancia la realización de un tratamiento de urgencia adecuado para lograr el éxito de la evolución posterior.

Una vez realizado el mismo, el rol del ortodoncista en la planificación del tratamiento con una visión multidisciplinaria del caso, optimiza los resultados.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Grassi-A Rol de la Ortodoncia y la Ortopedia en el tratamiento de pacientes con traumatismos a nivel dentoalveolar. Reporte de casos Revista de Odontopediatría Latinoamericana Volumen 4, No. 1, Año 2014. Obtenible en: https://www.revistaodontopediatria.org/ediciones/2014/1/art-8/ Consultado el: 28/07/2019

5/23/2019

Traumatismo dental en bebés

Traumatismo Bebé

Las ocurrencias traumáticas pueden traer consecuencias desagradables tanto en lo físico como en lo estético, como en el aspecto psicológico.

Los traumas sufridos por bebés traen situaciones casi irreparables en el momento, tales como las limitaciones inherentes a la edad del paciente cuando aún es bebé. Las soluciones protésicas, por ejemplo, son casi siempre descartadas porque la edad del paciente es incompatible con el uso de una prótesis.

Así, como ésta, también ocurren muchas otras situaciones, limitando un tratamiento inmediato y representando para el paciente un problema a ser resuelto.


Por lo tanto, en el trabajo se hace una revisión de la bibliografía que aborda el traumatismo dental en bebés y comentarios sobre los exámenes a realizar, siempre considerando la edad, crecimiento y desarrollo, además de relatar las consecuencias de esos traumatismos en esta franja etaria inicial de vida como resultado.

Finalmente, trata de alertar a los responsables de los niños de los cuidados de emergencia que se deben tener en algunas ocurrencias de traumatismos dentales en bebés.

Leer también: SUCCIÓN DIGITAL: El riesgo de chuparse el dedo

Introducción : Los traumas bucofaciales y dentales se presentan, casi siempre, en algún momento de la infancia, así como se hacen presentes los descubrimientos de circunstancias peligrosas donde los niños, sin suficiente madurez psicológica, quienes pasan por situaciones perjudiciales que pueden generar un trauma bucodental.

Los problemas traumáticos relacionados con la boca y los dientes han sido tratados frecuentemente en la literatura mundial bajo los más diversos temas como, por ejemplo, sus etiologías, consecuencias, formas, afección de otros órganos y, no menos importante, bajo los efectos psicológicos que se suceden en los niños y en sus acompañantes o responsables.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° revistaodontopediatria.org
° Revista de Odontopediatría Lationoamericana - Asociación Latinoamericana de Odontopediatría
° Antonio Jose da Silva Nogueira / Rogério da Gama Malcher Nogueir / Daniela Barros Corrêa / Flávia Xavier Souza
° Foto: Antonio Nogueira

11/25/2017

Urgencias y Traumatismos en ODONTOPEDIATRÍA


Los traumatismo dentales se presentan con frecuencia en niños, es importante establecer si los dientes afectados son dientes deciduos o permanentes, ya que de eso depende la acción a tomar.

El lapso de tiempo entre el traumatismo y la atención profesional no debe ser demasiado largo, y si el agraviado necesita atención médica especializada, se debería notificar al Odontólogo simultáneamente, para que el niño reciba atención conjunta si es posible.

La lesión traumática de los dientes de un niño puede generar consecuencias importantes a largo plazo, desde el punto de vista biológico y también un efecto emocional severo.

Razón que exige que el odontopediatra esté dispuesto a atender esta consulta aún fuera de horario, proporcionando el tiempo suficiente para la asistencia y/o remitirlo con otro especialista que sea necesario (por ejemplo el cirujano bucal).

De la buena resolución de esta consulta de urgencia dependerá en gran medida el buen pronóstico de la lesión.

Ver también: Urgencias bucodentales en ODONTOPEDIATRÍA

Por lo general, el niño llega a la consulta acompañado de sus padres, hermanos, abuelos o quienes estén presentes en el momento del traumatismo.

Lo hace asustado, adolorido, llorando y nervioso por el golpe en sí, así como por la ansiedad que le produce su medio ambiente social.

Sus acompañantes igualmente están preocupados, a veces sintiéndose culpables por no haber cuidado adecuadamente al niño y al mismo tiempo se encuentran ansiosos por saber qué le sucedió al infante y que repercusiones habrán en el futuro.


Youtube / Maria del Valle Fermi

7/15/2017

INFOPACIENTE : Que hacer si mi hijo pierde un diente prematuramente

El mantener los dientes de leche en boca de nuestros niños es importante y debemos tomar todas las medidas necesarias para que esto ocurra. 

La presencia de todos los dientes ofrece una serie de beneficios: 
  • Una buena masticación. De esta manera creara un correcto bolo alimenticio.
  • Ayuda a la socialización del niño con los demás.
  • Facilita el aprendizaje. Pronunciando correctamente las palabras dentolabiales. 

  • trauma-dental
Casos de perdidas prematuras
  • El niño puede sufrir algún accidente que fracture el diente o producto del golpe el diente salga completamente del alveolo. 
  • En procesos infecciosos avanzados. 
  • Fractura con compromiso de furca. 
Tratamientos 
  • En caso de una extracción inevitable, es importante que el odontologo conserve ese espacio dejado por la cirugía. 
  • Para este fin tenemos los Mantenedores de Espacio, que son aparatos cuya misión es evitar que los dientes vecinos ocupen el lugar que estuvo el diente extraído. 
  • Estos aparatos pueden ser fijos o removibles. En caso de perdida prematura de un diente anterior, estan los Puentes Fijos tipo Denari. 

Importancia de la conservación del espacio 

Ante una perdida dental prematura: 
  • Los dientes vecinos pueden movilizarse hasta el espacio dejado, 
  • El diente vecino puede inclinarse, 
  • El diente antagonista puede extruirse, evitando asi la correcta erupción del diente de adulto.

3/15/2017

EMERGENCIA : Traumatismos dentarios en la infancia

Aunque en la actualidad los traumatismos dentales son la segunda causa de demanda de atención dental en niños tras la caries, muy posiblemente en un futuro no muy lejano, y a tenor de las estadísticas, pase a ser el primer problema dentario. 

El traumatismo es doloroso y los niños tienen diferentes formas de demostrar este dolor. En los bebés puede manifestarse como imposibilidad de succión o rechazo al alimento. 

traumatismo-dental

Cuando el nervio queda expuesto, hay una sensibilidad aumentada al frío, calor y roce de los alimentos. El tratamiento de la lesión mejora los síntomas. 

En la mayoría de los casos, los traumatismos pueden producir heridas en la cara y/o labios que deben tratarse correctamente. 

Además, se deben adoptar las medidas higiénicas pertinentes y prescribir antibióticos y analgésicos, aparte de la recomendación de dieta blanda durante los días posteriores al golpe. Es importante igualmente la observación del calendario vacunal del niño. 

Clasificación de las lesiones dentarias. Protocolo de actuación 

Fractura 

Se define como la rotura de un fragmento del diente, que puede ser de distinto grado. Según la extensión de la parte fracturada, afectarán al esmalte o al esmalte y la dentina; estas últimas se consideran complicadas cuando afectan al nervio y no complicadas cuando éste no se ve afectado. En dentición temporal no se debe reconstruir el fragmento roto, bastará con suavizar los bordes de la fractura para que no dañen los tejidos blandos circundantes. 

Puede producirse una serie de secuelas, como el cambio de color desde el amarillo hasta el negro, la movilidad del diente y/o la formación de un flemón, que pueden aparecer inmediatamente tras el traumatismo o mucho tiempo después, de lo que se debe advertir a los padres. En estas ocasiones el tratamiento indicado es la extracción del diente temporal. 

Los traumatismos en dentición temporal pueden afectar al diente permanente en formación, íntimamente unido al temporal desde el nacimiento. En este caso las secuelas, como cambio de color, adelgazamiento, pérdida del esmalte o posición anómala del diente permanente o retraso en la erupción, aparecerán en el momento de la salida del diente permanente (alrededor de los 6-7 años).

En dentición permanente las fracturas se deben reconstruir. Si el fragmento roto se recupera, lo mejor es acudir al odontólogo cuanto antes para poder pegar el trozo. Las nuevas resinas compuestas, cuyas cualidades de adhesión han mejorado considerablemente en los últimos años, permiten que esta clase de restauraciones se haga con una perfección y limpieza sin precedentes. Las radiografías indicarán si existe lesión en la raíz dentaria y/o el ligamento. 


Luxación 

Consiste en el desplazamiento del diente dentro de su propio alveolo, con aumento de su movilidad sin que se produzca su salida. 

Según la dirección del desplazamiento será intrusiva, extrusiva o lateral. En dentición temporal se debe esperar a la reerupción espontánea del diente. 

En las luxaciones pueden aparecer las mismas secuelas que en las fracturas dentarias sobre el diente temporal y sobre el permanente, mientras que en dentición permanente se debe fijar el diente luxado a los dientes vecinos para disminuir su movilidad y examinarlo periódicamente mediante radiografías de control. Con posterioridad se puede recolocar mediante fuerzas ortodóncicas si ha quedado desplazado. 

Avulsión 

Se define como la salida completa del diente de su alveolo con una fractura completa del paquete vasculonervioso. En dentición temporal no se debe reimplantar o recolocar el diente en su alveolo para no dañar el diente definitivo en la maniobra pero, como en ocasiones estos traumatismos ocurren en edades tempranas, en estos casos se debe reponer mediante una prótesis el diente o dientes perdidos con el objetivo de que el niño recupere las funciones de fonación, masticación y la estética adecuada a su edad, así como mantener el espacio para la erupción del diente permanente más tarde. 


En dentición permanente sí se debe reimplantar, y es crucial el tiempo transcurrido entre el traumatismo y el reimplante, así como el medio de transporte del diente avulsionado. El diente debe transportarse en un recipiente con leche, solución salina, agua e incluso saliva del traumatizado. 

Lo ideal es reemplazarlo inmediatamente en su alveolo en un plazo de 30 min, ya que la exposición al aire seca las fibras del ligamento alveolodental y de la pulpa o nervio; de ahí que haya que introducirlo en un medio fisiológico húmedo adaptado. 

Incluso 2 o 3 h después del accidente, la reimplantación puede continuar siendo útil si el diente ha estado bien conservado, aunque el pronóstico siempre será menos favorable. 


°apcontinuada.com 
°Asociación Española de Pediatría 
°Vanessa Paredes, Carlos Paredes

8/20/2016

EMERGENCIA : Lesiones en los dientes de nuestro niño

Cuando a un niño se le cae o se le mueve un diente de leche, no se le puede volver a colocar en su sitio ni es necesario hacerlo. 

Sin embargo, un diente permanente, que está más formado que uno de leche, a menudo se puede salvar si se toman medidas sin perder tiempo y se manipula con cuidado.  

lesiones-dentales

Un diente permanente tiene las mejores probabilidades de sobrevivir tras el reimplante si se hace antes de que hayan trascurrido 30 minutos.

Qué hacer: 

Cuando un bebé o un niño pequeño se lesiona las encías o los dientes: 

•Si hay hemorragia, moje una gasa con agua fría y aplique presión sobre la zona afectada. 

•Para reducir la inflamación, ofrézcale al niño un cubito de hielo para que lo vaya chupando. 

•Llame al dentista. Probablemente querrá ver al niño para valorar la necesidad de realinear o extraer un diente que se mueve mucho. Si el niño es muy pequeño, es posible que el dentista recomiende colocarle un separador para que el resto de dientes sigan en su sitio hasta que al niño le salga el diente permanente. 

•Durante la próxima semana, esté pendiente de posibles signos de abceso, como fiebre y encías inflamadas o doloridas cerca de la zona de la lesión. 


Si el un diente permanente está roto o astillado: 

•Recoja todos los trozos de diente.
•Enjuague el área afectada con agua tibia. 

•Póngale al niño una compresa fría para mantener el diente lesionado en su sitio. 

•Vaya inmediatamente al dentista. 

Si un niño pierde un diente permanente: 

•Coja el diente por la corona (la parte superior), no por la raíz.

•Enjuague el diente inmediatamente con solución salina o leche. (Sólo se debe utiliza agua del grifo como último recurso; contiene cloro, sustancia que podría dañar la raíz.) No frote o restriegue el diente. 

•El mejor lugar para conservar el diente de camino al dentista es en su alvéolo. 

Si su hijo es lo bastante mayor y maduro como para no tragárselo, vuélvaselo a colocar en el alvéolo de la encía con suavidad y después pida al niño que muerda un trozo de gasa para mantener el diente en su sitio. 

•Si el diente no se puede reinsertar, consérvelo en leche - un buen conservante porque su composición química es compatible con la de los dientes. Si no dispone de leche, lleve el diente en su propia boca, entre la majilla y las encías inferiores.

•Dele al niño un trozo de gasa o un pañuelo doblado para que lo muerda, lo que probablemente contribuirá a reducir el sangrado y a aliviar el dolor. 

•Lleve al niño al dentista inmediatamente o bien a un hospital infantil -la mayoría de hospitales infantiles también disponen de servicios dentales para niños. 

Fuente:kidshealth.org 
Actualizado y revisado por: Lisa A. Goss, RDH, BS