Mostrando entradas con la etiqueta Salud Bucal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salud Bucal. Mostrar todas las entradas

3/30/2020

SALUD BUCAL : ¿Se deben empastar los dientes de leche?

Odontopediatria

Los dientes de leche o primarios tienen varias funciones en la boca de los más pequeños: les ayudan a masticar bien, a hablar correctamente y a sonreír con confianza, por lo que son vitales para su salud y desarrollo.

También guardan espacio en las mandíbulas para cuando salgan los dientes permanentes que están creciendo debajo de las encías.

Los padres deben saber que tener unos dientes de leche sanos, permite a sus hijos un recambio dentario correcto.

Cuando un niño pierde un diente de forma prematura (normalmente debido a la caries), puede provocar problemas en la dentición permanente como que los dientes adultos salgan torcidos o apiñados.

Por eso, instruirlos en la adecuada higiene diaria de cepillado es muy importante para ayudarles a proteger los dientes en el futuro y para adquirir esa conducta higiénica adecuada que mantendrán toda su vida y que será muy beneficiosa para ellos.

Read Also: HIGIENE BUCAL: Sepa como cuidar las encías de su bebé

Ya quedo claro que los dientes de leche (primarios, deciduos) son importantes, entonces, antes la presencia de caries no hay otra solución que la de empastarlos.

Así evitamos que el proceso de caries avance y termine destruyendo la estructura dental, y por consiguiente la perdida prematura del diente.


Youtube / guiainfantil

3/20/2020

CARIES y manchas dentales en niños

Caries

Los cambios de color de los dientes de leche y los dientes permanentes pueden ser generalizados (cuando afectan a varios dientes o a toda la dentadura) o localizados (si afectan sólo a uno o dos dientes).

Las pigmentaciones dentales se dividen en internas (causadas desde dentro del diente) y externas (causadas por elementos exteriores que se depositan sobre las superficies del esmalte del diente).

Las pigmentaciones internas se deben a defectos genéticos, defectos del esmalte, fluorosis y traumatismos.


Las tinciones externas, a la placa bacteriana, la caries, el sarro, el hierro y las bacterias cromógenas.

El odontopediatra es la persona indicada para reconocer los diferentes tipos de coloraciones dentales. Sin embargo, existen ciertas características que nos pueden ayudar a distinguir las causas y, consecuentemente, establecer el tipo de tratamiento a aplicar.

Leer también: CARIES DENTAL : Remoción química de caries en odontopediatría

La presencia de caries dental evidencia una ausencia o una mala higiene dental, y expone al niño a procesos infecciosos que ponen en riesgo su desarrollo.

Es por eso que la continua supervisión de los padres y del profesional disminuye los riesgos de la aparición de caries y de la mancha blanca, manteniendo su salud bucal en optimas condiciones.


Youtube / Mamitips Perú

3/11/2020

PATOLOGÍA : Diagnóstico del pediatra ante la patología bucal benigna del recién nacido

Patología

El conocimiento de la patología bucal del recién nacido es importante para reconocer, diagnosticar y abordar adecuadamente, no solo por el estomatólogo pediatra sino también por los médicos pediatras que tienen el primer contacto con el recién nacido.

Requieren tratamiento quirúrgico el epulis congénito, el mucocele, la ránula y el hemangioma.


La cavidad bucal del recién nacido tiene características anatómicas especificas que ambos profesionales deben conocer para diferenciarlas de alteraciones bucales benignas, como nódulos de Bohn, perlas de Epstein, gránulos de Fordyce, ulcera de Riga Fede, hematoma de erupción, candidosis, herpes simple, erupción dental difícil, Linfangioma, dientes natales y neonatales.

El éxito del tratamiento se basa en un buen diagnóstico y un tratamiento interdisciplinario.

El presente artículo menciona las patologías bucales más frecuentes del recién nacido y ubica al pediatra (no estomatólogo) mediante recomendaciones prácticas para su tratamiento temprano y oportuno.

Leer también: Patología oral del recién nacido

La estomatología tiene un gran vínculo con la neonatología y la pediatría debido a que es el médico quien hace una valoración inicial de la salud bucal del recién nacido, para diagnosticar alguna anomalía bucal.

Por eso es necesario que el pediatra identifique la anatomía normal de la cavidad bucal del bebé y que conozca las patologías bucales benignas que existan; que sepa cuál es su tratamiento.

Así podrá dar una mejor asesoría a los padres, solicitar interconsulta con el estomatólogo y en tal forma se dará tratamiento interdisciplinario.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ

Fuente : medigraphic.com
Acta Pediátrica de México
Autores : Dra. María de los Ángeles Angulo-Espinoza / Dr. Eduardo de la Teja-Ángeles / Dr. Américo Duran-Gutiérrez

3/01/2020

AFTAS: ¿Por qué salen llagas en la boca del bebé o niño?

Aftas

Los bebés y los niños pequeños tienden a chupar los objetos, sus manos o sus pies. Por esto, las llagas en la boca son una dolencia frecuente de los bebés y los niños.

Suelen ser muy molestas. Se producen por distintos motivos. Su tratamiento se centra en el alivio del dolor.

Cuando tienen llagas, los bebés suelen rechazar ciertos tipos de alimento. Las llagas en la boca, también conocidas como aftas o estomatitis, son pequeñas heriditas en la mucosa de la boca, la lengua y/o las encías.

El bebé suele estar molesto, se mete los dedos en la boca, babea más de lo habitual, llora y, probablemente, tiene dificultades para alimentarse.


¿Por qué se produce?

Los bebés pueden tener llagas en la boca por distintos motivos. Estos son algunos:

Enfermedad "mano-pie-boca": Causada por un virus, benigno en general. Se pueden producir pequeñas epidemias en las guarderías porque se contagia por la saliva y las heces. Además de las llagas, salen unas vesiculitas en las palmas de las manos y plantas de los pies. De ahí su nombre.

Leer también: Urgencias y Traumatismos en ODONTOPEDIATRÍA

Herpangina: Enfermedad benigna, con más o menos fiebre, que produce llagas en la parte del paladar y las amígdalas. Suele ser catalogada de “amigdalitis” pese a estar causada por otro virus.

Gingivo-estomatitis herpética: Similar a la anterior, pero de evolución más larga y con mayores molestias porque la fiebre suele ser más alta y puede durar hasta una semana.

Lo más característico es que aparecen llagas en el paladar, las amígdalas y la lengua. Además, las encías se inflaman y sangran con facilidad. Es normal que los bebés se nieguen a comer y a beber.

Está producida por el virus del herpes, que se contagia por la saliva. Contrariamente a lo que se pueda pensar, el mugett (hongos) no son llagas sino pequeñas colonias del hongo y en general, no duelen.

Puede haber otras llagas, causadas por otros motivos. La mayoría de las veces desconocidas, aunque se atribuya a la falta de higiene, a que los bebés lo chupan todo o a falta de vitaminas.

Cuando salen los dientes, pueden parecer llagas, pero en seguida se verá que la encía se ha roto por la erupción de una muela.

¿Qué podemos hacer?

Aunque en las farmacias venden varios productos recomendados para el tratamiento de las llagas de la boca, lo normal es que los bebés no permitan que se las apliquemos.

Como casi nunca duran más de una semana, bastará con:

°Aliviar el dolor con analgésicos como el paracetamol.
°Asegurarse de que toma líquidos, al menos para evitar la deshidratación. Lo que mejor toleran es el pecho y la leche o una papilla tibia.
°Por el contrario rechazarán los alimentos calientes y los ácidos como la fruta.

Fuente: elbebe.com

2/17/2020

EROSIÓN DENTAL y sus posibles factores de riesgo en niños

Bruxismo

El desgaste dental es el resultado de la acción concurrente de diversos mecanismos y factores que actúan sobre los dientes en el ambiente bucal, y presentan una etiología multifactorial.

Lo anterior dificulta la identificación de los tipos de desgaste presentes.

Por ejemplo, la atrición de los bordes incisales en la dentición temporal es extremadamente difícil de distinguir de la erosión en etapas posteriores.


Es por esto que se debe conocer los diferentes tipos de desgaste dental, como son la atrición, la abrasión, la abfracción y la erosión.

Se entiende por atrición al desgaste dental o de restauraciones dentales por el contacto diente a diente. Que oclusalmente puede ser identificado como un desgaste plano, brillante y con distintos márgenes, que también es evidente en el diente antagonista.

La abrasión se relaciona con la pérdida de la estructura del diente, debido a contactos mecánicos repetidos con objetos, por ejemplo, cepillado traumático.

Leer también: PREVENCIÓN : Técnica de aplicación de sellantes de fosas y fisuras - Paso a paso

La abfracción, por su parte, responde a una lesión en forma de cuña en la región cervical del diente, como resultado de la flexión provocada por la carga oclusal ejercida durante la masticación, sin embargo, lesiones cervicales rara vez se producen en niños, ya que la dentición primaria no está presente en la boca durante un tiempo suficiente para permitir este proceso.

Finalmente, en la literatura se han utilizado diferentes denominaciones para el término erosión, como son los términos corrosión y degradación dental, que para efectos de este artículo serán considerados sinónimos.

La erosión dental se define como la pérdida progresiva e irreversible del tejido duro dental, causada por un proceso químico de disolución de ácidos que no involucra bacterias.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Revista clínica de periodoncia, implantología y rehabilitación oral
° Daniela Torres, Ramón Fuentes, Thomas Bornhardt, Veronica Iturriaga

6/08/2019

Las INFECCIONES BUCALES durante el embarazo pueden ser perjudiciales para el feto


Las infecciones dentales durante el embarazo pueden ser perjudiciales para el feto por lo que la Fundación Vitaldent insiste en que las mujeres en estado de gestación deben acudir a las revisiones durante el embarazo, y mantener una vigilancia activa de la salud oral.

"Si estas embarazada y presenta dolor, recuerda que es más peligrosa la infección que el tratamiento en sí mismo", han querido recordar desde la fundación Vitaldent.


Por ellos, han elaborado una serie de consejos e indicaciones para este sector de la población:

1. Al aumentar el flujo sanguíneo durante el embarazo debido a los cambios hormonales, es probable que se sufra sangrado o enrojecimiento de encías, más conocido como gingivitis, sobre todo a partir del tercer mes de embarazo. En estos casos, los expertos recomiendan acudir inmediatamente, dado que esta enfermedad ha sido relacionada con un mayor riesgo de nacimientos prematuros, ó bebés de bajo peso.

2. Es recomendable usar un tratamiento con flúor, pues durante los nueve meses del embarazo suelen presentarse náuseas y vómitos o cambios en la composición de la saliva, lo que puede causar un mayor riesgo de caries y erosión dental.

Leer también: Malos HÁBITOS ORALES pueden acabar con la presentación facial de sus hijos

3. Para prevenir problemas como los anteriores y otros derivados de cambios hormonales que se producen durante la gestación, se aconseja a las mujeres embarazadas que hagan una visita al odontólogo trimestralmente para detectar posibles alteraciones.

4. El diagnóstico radiológico oral está considerado seguro en la mujer embarazada, con un riesgo extremadamente bajo de que pueda afectar el feto, aunque para realizarse esa prueba, hay que colocarse un delantal de plomo protector.

5. Para tener una buena salud dental, lo más recomendable es tener una correcta higiene dental, cepillando los dientes después de cada comida para eliminar los restos de alimentos que puedan quedarse en la boca.

6. Además, dado que en el embarazo se come más entre horas, es aconsejable sustituir los tentempiés como las chocolatinas o las patatas fritas por otros más saludables como la fruta.

7. Por último es importante olvidarse de los falsos mitos de que en el embarazo se pierden dientes o que el feto agota las reservas cálcicas de los dientes de la madre para formar sus propias piezas.

Fuente: infosalus.com

5/16/2019

EMBARAZO: ¿Se pierde el calcio en los dientes durante el embarazo?

Embarazo

El calcio de la composición de la estructura dental no se moviliza durante este periodo. Mucha gente puede haber oído una serie de mitos acerca del embarazo y el cuidado de los dientes:

“Se pierde un diente por cada embarazo”, o “El bebé me quitó todo el calcio de los dientes”, y ese tipo de creencias perduran hasta hoy.

Es fundamental tener un especial cuidado en la alimentación, evitando cualquier alimento que pueda producir un aumento del desarrollo de caries.


Durante la gestación existe la denominada "gingivitis del embarazo", un problema que origina la inflamación de las encías y que suele acentuarse por los cambios hormonales.

Por eso el cuidado bucal durante el embarazo es importante para poder llevar una gestación saludable.

Leer también: ¿Cómo puedo calmarle a mi bebé el dolor cuando le salen los dientes?

Se recomienda, al menos, realizarse una limpieza bucal en el dentista durante el embarazo. Y lo que es más importante, ante cualquier síntoma como sangrado de encías, sensación de dolor o inflamación se debe acudir al dentista.

Solo él puede recomendarle de modo personalizado las medidas que tiene que seguir para evitar procesos patológicos durante el embarazo.


Youtube / Medicable

1/08/2019

Guía de orientación para la salud bucal en los primeros años de vida


La salud oral es una parte integral de la salud general del niño.

Los problemas más prevalentes con respecto a la salud bucal en los niños en edad preescolar son las alteraciones en el crecimiento y desarrollo bucodental y la caries.

El primer problema generalmente se relaciona con hábitos orales incorrectos, patrones alimentarios inadecuados y/o una adquisición tardía de la masticación, que propicia el desarrollo de maloclusiones.

Leer también : ¿Si estoy embarazada, puedo ir al dentista?


El segundo problema, la caries, es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y presenta graves repercusiones en la salud general del niño, como dolor intenso, infecciones faciales, hospitalizaciones y visitas a urgencias, disminución en su desarrollo físico, alto coste de tratamiento y disminución en la calidad de vida en relación con la salud oral.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


odontologiaparabebes.com
C. Palma, A. Cahuana / L. Gómez

12/02/2018

¿Supone de verdad cada embarazo un diente perdido para la madre?


El embarazo es una etapa de la vida sexual de la mujer, sí, sexual porque forma parte de la sexualidad la reproducción, más apasionante que existe.

Después de miles de años de historia repitiendo este gesto, todavía hoy nos asombramos cada vez que nace un bebé por cuanto de milagro tiene.

Que de la unión de dos pequeñísimas células se obtenga un ser humano listo para vivir una media de unos ochenta años y subiendo, supone una de las grandes maravillas de la evolución.

El cuerpo de la mujer “sufre” con cada embarazo. Hoy vamos a centrarnos en un clásico: la dentadura.

Leer también : ¿Qué es la MANCHA BLANCA?


Dicen las abuelas que cada embarazo es un diente. Obviamente esto hoy no es así si llevamos una correcta salud bucodental y hacemos caso de las recomendaciones de los profesionales.

Hoy contamos con los consejos que nos ofrecen desde el Instituto profesor Sada:

1- Si estás pensando en quedarte embarazada, hazte previamente una revisión completa por tu odontólogo para evitar "sorpresas" durante el embarazo.

Podremos hacerte una revisión y un estudio radiológico para verificar la salud de tus dientes y encías. Si no se tiene el hábito de acudir al dentista cada seis meses, este es un buen momento para comenzar a hacerlo.

2- Si ya estas embarazada, también sería conveniente que te hicieras una revisión. En este caso, no aconsejamos radiografías rutinarias (aunque estas tienen muy baja radiación), por lo que haremos una exploración visual de tu boca.

3- Los vómitos y reflujos de los primeros meses generan en la boca un ambiente muy ácido que favorece la descalcificación y aparición de caries. Por eso, si tienes este problema, no dudes en cepillarte tras el vómito para evitar esta situación acidez.

4- Es muy típica la aparición de "Gingivitis del embarazo" debido a los cambios hormonales que se suceden durante este estado, por ello te recomendamos realizar limpieza bucal para eliminar cualquier riesgo de inflamación de las encías.

5- Cuida tus encías: Si padeces enfermedad periodontal no tratada, varios estudios demuestran que la embaraza con enfermedad periodontal tiene 7 veces más riesgo de tener un parto prematuro al ser comparadas con las que se encuentran con correcta salud bucal, esto pudiera deberse al aumento de prostaglandina E2 y del factor de necrosis tumoral, los mismos que inician el trabajo de parto.

6- Cuida tu dieta: Es necesario para tu salud, llevar una dieta equilibrada sin exceso en dulces para prevenir la aparición de caries. Es importante un aporte adecuado de vitaminas como la vitamina A y la vitamina D y minerales como calcio y fósforo cuyo aporte esencial para la formación de los huesos y los dientes del futuro bebé.

Son preferibles los llamados hidratos complejos, como el pan, las pastas, las patatas, el arroz, etc. Estos son la principal fuente de energía de liberación lenta y son necesarios para un adecuado equilibrio nutricional y para el desarrollo del bebé.

Los hidratos de carbono simples o refinados son más cariogénicos que los complejos y pertenecen a este grupo el azúcar, y los alimentos dulces como los caramelos, los pasteles, la repostería, etc., los cuales tienen un gran potencial de producción de caries, por lo que deben evitarse.

7- Durante el embarazo aumenta la apetencia por estos productos de modo que si la futura mamá los toma entre horas es aconsejable que se lave los dientes después.

8- Cepilla bien tus dientes y encías: Es necesario en esta etapa del embarazo extremar los cuidados dentales. Las alteraciones bucales propias del embarazo, aunque frecuentes, no son inevitables y pueden prevenirse realizando una adecuada higiene dental con un cepillado después de las comidas y usando la seda dental.

9- Es preferible usar un dentífrico que contenga flúor, que es antibacteriano y refuerza el esmalte dental.

10- Si presentas una infección dental y estás embarazada, consultaremos con tu ginecólogo cual es el momento de tratarlo. Generalmente el segundo trimestre es el más adecuado, pero en casos de urgencia en los que la infección pudiera afectar al bebe deberemos tratarlo inmediatamente.

11- Los tratamientos que no sean de máxima urgencia deben posponerse para después del primer trimestre.

12- En la última mitad del tercer trimestre también es aconsejable evitar las intervenciones odontológicas.

larazon.es

9/27/2018

PATOLOGÍA dentaria en niños


Amelogénesis imperfecta (AI)

La AI es una alteración hereditaria del esmalte dentario, de la cantidad y/o calidad y que debe distinguirse de la hipoplasia del esmalte, aunque muchas veces el aspecto clínico es muy similar.

En las formas leves de AI existe leve descoloración de los dientes o leves cambios morfológicos, y en las formas más severas existe pérdida casi completa del esmalte.

La AI se considera que existe en tres variedades, hipocalcificada, hipoplásica e hipomaduración y puede tener distintos patrones de herencia (autosómico dominante, autosómico recesivo, y ligado al X, recesivo o dominante).

Para establecer el diagnóstico de un tipo es importante analizar al niño considerando que el esmalte de todas las piezas dentarias está alterado, generalmente comprometiendo por igual la dentición temporal y permanente.

En la unidad de malformaciones dentarias se señalan los distintos tipos de AI, y como se pueden distinguir entre ellas.

Leer también : MEDICINA BUCAL : Estomatitis Aftosa Recurrente en niños asociada a estrés


Hipoplasia del esmalte (HE)

Cualquier agente externo que interfiere con el desarrrollo normal de los ameloblastos o afecta la calcificación del esmalte, ya sea en dentición temporal o permanente se considera en la actualidad como HE, por otra parte en la AI el agente causal es un defecto genético y a diferencia de ella en la HE está afectado un diente o un grupo de piezas dentarias que se desarrollan en la misma época, siendo alterado a veces el proceso de iniciación, formación de esmalte, calcificación o incluso en casos severos, varios de ellos, pero siempre con compromiso de un grupo de dientes.

Las causas son muy variadas, infecciones, déficits nutricionales, agentes químicos, traumáticos, compromiso de gérmenes de dientes definitivos por la extensión de procesos pulpares hacia la zona del folículo, y en este caso se conoce como diente de Turner, u otros factores.

En el caso de exceso de flúor, fluorosis, y ya hemos tratado este tema en malformaciones dentarias. Los dientes afectados presentan un aspecto de dientes con falta de esmalte, y/o alteración del color (generalmente más cafesoso, o blanquecino como tiza), pero quizás lo más importante para el diagnóstico es la historia, de alguna enfermedad previa, que coincide con la época de formación y/o calcificación de las piezas dentarias.

Caries del biberón

Esta es una caries propia de niños generalmente en dentición temporal de difícil manejo en parte porque no es una y además el gran compromiso de la superficie dentaria en cada diente afectado.

La causa es el uso excesivo del chupete y/o "mamadera", que además de ocasionar muchas veces mordida abierta ocasiona este problema dentario más común en los dientes temporales incisivos superiores, iniciándose por vestibular.

Probablemente más importante es la mamadera que el uso sólo de chupete para la génesis de este tipo de caries, ya que el niño se le hace dormir con la mamadera y los líquidos azucarados de esta al quedar en largos períodos de tiempo en contacto con la superficie del esmalte ocasiona una descalcificación y la caries de estas superficies lisas.

Los incisivos inferiores generalmente no son comprometidos ya que quedan protegidos por la lengua.

Cuando se suprime el biberón y el niño comienza a tomar su leche en vaso, además de administrar medidas higiénicas adecuadas, las caries se detienen y rápidamente pasan de un color blanquecino a cafesoso por la formación de dentina reparativa.

Una forma importantede prevenir este tipo de caries, es que se informe adecuadamente de la existencia de ellas en jardines, o guarderías infantiles a parvulariasy pediatras ya que ellos controlan más tempranamente a los niños que el odontopediatra y muchas veces desconocen la existencia de este problema dentario y ellos pueden ayudar a educar a los padres (o mejor dicho a la madre).

Fuente: patoral.umayor.cl
Foto: jisponline.com

7/09/2018

Lactancia materna en la prevención de anomalías dentomaxilofaciales


Amamantar a un hijo es una de las experiencias más gratas en la vida de una mujer ya que su leche constituye el alimento ideal para el niño durante los primeros 4 y 6 meses de vida, y sigue siendo, durante mucho tiempo, una importante fuente de proteínas y de otros nutrientes, aún después de iniciarse la introducción de otros alimentos complementarios.

Dicho acto constituye una auténtica revolución en la supervivencia infantil.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) podrían salvarse en el mundo, más de un millón de vidas infantiles al año si todas las madres alimentaran exclusivamente con leche materna a sus hijos durante los primeros 4 meses de vida.

Leer también ¿Qué clase de problemas causan las caries en la infancia?


Durante el amamantamiento se produce la excitación de la musculatura bucal y se movilizan las estructuras del aparato estomatognático del recién nacido, lo cual influye en el crecimiento de su desarrollo.

Freud plantea que el primer objeto a quien el niño dirige su exigencia es a la madre y lo hace en prinicipio, basado en una necesidad, la de alimentarse.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


http://bvs.sld.cu
Revista Cubana Ortodoncia

5/23/2018

SALUD BUCAL: 7 errores que debes corregir si quieres que tu hijo tenga una dentadura perfecta


El 42% de los niños de entre 2 y 11 años han tenido alguna vez caries en sus dientes de leches, y tan solo el 21% de niños entre 6 a 11 años han mantenido con su dentadura intacta, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), tal y como publica FoxNews.

Pero, ¿cuáles son los puntos débiles que tienen que corregir los padres para que sus hijos crezcan con una dentadura sana y limpia? Aquí va una lista de los siete errores más frecuentes:

1. Dejar que los niños se cepillen solos.

Los padres deben supervisar el cepillado y comprobar que cada superficie de cada diente está limpia. La mayoría de los niños no tienen las habilidades motoras suficientes para cepillar sus dientes con eficacia hasta que tienen 8 años.

2. Poner un biberón al bebé en la cuna.

Es la forma más fácil que aparezcan las, pero los padres siguen haciendo caso omiso a las recomendaciones de los expertos. Ya se trate de un biberón a la hora de acostarse o un juguete de entrenamiento durante todo el día, el hábito mantiene los niveles elevados de azúcar y bacterias en la boca todo el tiempo.

Veja também : CIRURGIA ORAL : Utilização da ulectomia na clínica infantil : Relato de caso

3. La primera cita con el dentista cuando es demasiado tarde

Una de las explicaciones por lo que los padres no llevan a sus hijos al dentista a la edad de 2 o 3 años es porque necesitan ir bajo anestesia general para tratar las caries y las infecciones.

La primera cita debe ser con el primer diente o por el primer cumpleaños del bebé. Las visitas al dentista cada seis meses a contar desde el primer momento.

4. Ofrecer alimentos "saludables"

Los plátanos, pasas y galletas integrales parecen como comida saludable, pero los alimentos que son pegajosos y altos en azúcares, se asentarán en las ranuras de los dientes y crearan caries.

5. Pensar que las caries tienen una solución inmediata

Se podría pensar que el tratamiento de una cavidad es una solución fácil, pero las caries pueden afectar a sus hijos durante toda su vida. Para empezar, los dientes de leche sanos son necesarios para mantener el espacio para los dientes permanentes. Ellos ayudan a guiar la mandíbula para que pueda crecer.

Además, si una cavidad se infecta, puede afectar el desarrollo de los dientes para los adultos. Las caries a temprana edad, sobre todo si no son tratadas, pueden también conducir a problemas con la articulación del habla, falta de sueño, e incluso la baja autoestima y el rendimiento escolar.

6. No usar fluoruro

El año pasado, la Asociación Dental Americana sugiere que los niños de 2 años usen un dentífrico y fluoruro. Aunque el flúor es controvertido, los expertos coinciden en que la investigación es clara: se trata de una de las mejores maneras de prevenir las caries.

7. Uso excesivo de las bebidas deportivas

Una causa común de la caries dental en los niños de más edad es por culpa de las bebidas deportivas y refrescos en el almuerzo, en los juegos y en el hogar. Empapar los dientes en ácido durante todo el día, no da oportunidad a que el PH se equilibre.

Fuente: telecinco.es

3/12/2018

INFOPACIENTE : 9 cosas que no sabías sobre los dientes en el embarazo


¿Sabías que un 70 % de las mujeres sufre durante el embarazo un cambio hormonal que puede llegar a producir mal aliento o sensibilizar las encías hasta sangrar?

Existen numerosos mitos sobre el estado de los dientes en las embarazadas, por ello, Clínicas Smilodon con motivo de la celebración del Día de la Madre, cuenta 9 cosas que desconocidas de los dientes de las mamás durante el embarazo para aclarar todas las dudas.

¿Sabías que un 70 % de las mujeres sufre durante el embarazo un cambio hormonal que puede llegar a producir mal aliento o sensibilizar las encías hasta sangrar?

Existen numerosos mitos sobre el estado de los dientes en las embarazadas, por ello, Clínicas Smilodon con motivo de la celebración del Día de la Madre, cuenta 9 cosas que desconocidas de los dientes de las mamás durante el embarazo para aclarar todas las dudas :

Leer también : Embarazo e higiene bucal: ¿qué relación existe entre ambos?


1. Debido al ardor de estómago, las malas digestiones, los vómitos o los cambios en la composición de la saliva es muy posible tener mal aliento durante la gestación.
2. Los vómitos provocan en la embarazada una erosión del esmalte de sus dientes, haciéndolo más sensible a las caries.
3. Las embarazadas suelen tener muchos antojos. Los dulces y los azúcares están muy presentes en ellos, por lo que aumenta el riesgo de sufrir caries.
4. Lo ideal para las futuras madres es que mantengan una dieta equilibrada y una buena higiene bucal, para que no se produzca un desperfecto de su placa bacteriana.
5. Cualquier persona puede llegar a sufrir gengivitis, pero son los cambios hormonales los que más cerca están de producir dolor, inflamación o un sangrado, que son los principales síntomas de esta enfermedad. Y dichas señales son muy comunes en las embarazadas debido a su alta concentración de hormonas.
6. El bebé obtiene el calcio que necesita de los alimentos y los huesos de la madre, nunca de sus dientes.
7. Aunque se ha de tener especial cuidado en el primer trimestre de gestación, ir al dentista en estado no constituye ningún tipo de peligro ni para el bebé ni para la futura mamá.
8. En el primer trimestre, la embarazada puede sufrir sequedad en la boca o exceso de salivación, aunque resulta poco probable.
9. Tomando las precauciones oportunas se puede hacer una placa dental durante el embarazo. Aunque siempre ha de hacerse con un delantal del plomo, ya que de esta manera el embrión estará protegido y no correrá ningún tipo de peligro.

estrelladigital.es
clinicasmilodon.com

TABAQUISMO: Relacionan el tabaquismo pasivo con el riesgo de caries en niños


La aparición de caries en los niños es un riesgo más del tabaquismo pasivo, o la inhalación del humo de segunda mano, dijo un estudio en los Estados Unidos.

Los niños expuestos al humo de cigarrillo en el ambiente desarrollan concentraciones sanguíneas altas de cotinina, un producto intermedio de la nicotina, y esos niños tienden a sufrir más caries en sus piezas temporales, o dientes primarios.

"La exposición al humo de tabaco casi duplica el riesgo de un niño de padecer caries", dijo el pediatra y autor del estudio, Andrew Aligne, quien dirigió a un equipo de investigadores de la Universidad de Rochester, la Universidad de Nueva York y el Centro de Investigación en Salud Infantil.

"Eso nos da más piezas de información de que el tabaquismo pasivo es dañino para los niños y que todos ellos merecen crecer en un ambiente libre de tabaco\", agregó.

Lea también: ¿Como crear hábitos de higiene en el niño?


Los investigadores, cuyo estudio fue publicado en el Journal of the American Medical Association, estudiaron a 3.500 niños con edades de cuatro a 11 años y concluyeron que una cuarta parte no habría desarrollado caries en sus piezas primarias si se hubiera eliminado el humo del ambiente.

Hay la creencia común de que el consumo excesivo de dulces causa las caries en los niños, pero contrario a esa idea, ahora se sabe que es un tipo de bacterias que se introducen a la boca, --a veces por los besos de la madre--, las que producen el ácido láctico que causa en realidad las caries.

Los dientes primarios de los niños son particularmente susceptibles porque tienen una cubierta del esmalte protector más delgada que la de los dientes permanentes.

La exposición al humo de cigarrillos inhibe la capacidad del cuerpo de estos niños de combatir las infecciones, que al inhalar el humo los hace más susceptibles a enfermedades que van desde catarro común y dolor de oído hasta caries, dijo el informe.

La saliva en la boca puede contrarrestar la acción perjudicial del ácido láctico, pero el tabaquismo pasivo también causa inflamación de la garganta, lo que conduce a la respiración con la boca abierta, lo que reseca la cavidad bucal.

Los científicos dijeron que su información fue el resultado de sondeos realizados entre 1988 y 1994, y la incidencia de caries había disminuido de manera constante con el mayor uso de agua fluorada y de las pastas de dientes con flúor.

Las caries siguen siendo la enfermedad crónica más común y los estadounidenses gastan 4.500 millones al año en tratamientos de odontología, explicó el informe.

Fuente: planetaprodental.com

11/26/2017

PREVENCIÓN : Uso del chupón en bebés: ventajas y desventajas


La batalla entre si es bueno o malo el uso del chupete, conocido también como pacificador, en bebés continúa agotando a madres en el mundo.

Puede que muchas defiendan su uso pero otras madres no lo toleran en absoluto. La verdad es que el chupete tiene muchos beneficios pero también desventajas en su uso. Conócelos a continuación.

Beneficios:
-El chupete es utilizado para estimular la succión en el niño, ayuda a coordinarla y anticipa el uso de la alimentación complementaria en bebés que aún no pueden comer alimentos sólidos.

Ver también : APIÑAMIENTO DENTAL: El abuso de comidas blandas eleva su riesgo

-Según algunas opiniones, el uso del chupete puede reducir la incidencia de muerte súbita en bebés, aunque esto no se ha demostrado completamente.

-El chupete puede aliviar al bebé cuando los primeros dientes comienzan a aparecer, pues alivia el dolor y el picor en las encías.

Desventajas:
-El chupete puede interferir en la lactancia materna, reduce la succión del bebe en el pecho y disminuye su demanda; esto puede provocar un destete precoz.

-Si se retira bruscamente su uso, puede provocar en el bebé desórdenes de estrés y frustración, pues el niño encuentra un conflicto ante el deseo de succionar, que es completamente natural, y la prohibición de hacerlo.

-Debe usarse con moderación, pues tiene relación con la estabilidad emocional del bebé, ya que puede dificultar el desarrollo normal del aparato fonador y la musculatura de la masticación.

El uso del chupete puede interferir en la formación del arco dental luego de los tres o cuatro años, así como la presencia de otitis.

Si el chupete cuenta con cordones puede provocar asfixia y estrangulamiento por los cordones con que cuelga el objeto, también se pueden producir laceraciones en la mucosa bucal.

Fuente: proycontra.com.pe

10/04/2017

El ESTRÉS INFANTIL afecta la salud bucodental


El estrés que padecen los niños actualmente, causado por los días llenos de actividades o la tensión provocada por los horarios, afecta de forma "alarmante" a su salud bucodental, causando diferentes problemas, según la especialista en Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial de la Clínica Dental Ortofamily, la doctora María Moya.

El estrés y la tensión que el niño padece durante el día que libera por la noche en forma de bruxismo.

Leer también : BRUXISMO, los niños también aprietan los dientes al dormir

"Esta enfermedad consiste en rechinar los dientes inconscientemente. Generalmente es durante la noche, aunque en ocasiones también se da por el día, y lo que provoca es el desgaste de las piezas dentales y dolores en el cuello, cabeza, columna vertebral y en las articulaciones mandibulares".

El estrés también es causante de la enfermedad periodontal. Según ha informado la experta "la ansiedad puede provocar inflamación y sangrado en las encías, que puede derivar en el desarrollo de gingivitis (enfermedad crónica de las encías) con dolor al cepillado y una mayor sensibilidad dental".

Las caries dentales también se producen por estrés, siendo este la segunda causa que las provoca después de la acumulación de placa bacteriana. "Con el estrés aumenta la acidez de la saliva atacando al esmalte de los dientes, la capa natural que los protege", ha afirmado Moya.

Boqueras, herpes labiales y aftas pueden producirse también por estrés, según ha comentado María Moya. "Las boqueras son más frecuentes en niños y adolescentes porque en su afán de contrarrestarlas humedecen inconscientemete los labios empeorando la situación; y los herpes se generan cuando el organismo tiene menos defensas como en los periodos de estrés, por ejemplo".

Además, ha añadido que estos problemas también pueden causar mal aliento. "Si el niño sufre estrés quizá coma a un ritmo muy rápido, lo que le va a generar problemas de estómago y malas digestiones que se traducen en mal aliento", ha explicado.

La dentista ha recomendado comprobar si la encía sangra al comer o cepillarse, o si cambia de color, aparece amoratada, se hincha o cambia de forma; también hay problemas si hay mal aliento o si existe sensación de movimiento en los dientes o separación.

"Los dentistas no podemos hacer mucho para reducir el estrés, simplemente recomendar a los niños y sus padres que lleven un ritmo de vida más relajado.

Pero lo que sí podemos hacer es insistir en que cumplan con el cepillado diario de dos a tres veces, y también recordarles que deben acudir a las revisiones periódicas para que podamos poner solución a sus problemas", ha explicado María Moya.

"En la etapa infantil es importante cumplir con las revisiones para ver si el desarrollo bucal se está produciendo correctamente, y más aún si el niño padece estrés, para que podamos ponerle solución a los problemas derivados. Para el bruxismo existen férulas de descarga que evitan el contacto entre los dientes superiores e inferiores, o realizar tratamientos con ortodoncia en el caso de que afecte a la colocación de los dientes", ha expuesto Moya.

Fuente: infosalus.com