Mostrando entradas con la etiqueta Prevención Gestantes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prevención Gestantes. Mostrar todas las entradas

2/10/2020

HIGIENE BUCAL deficiente en embarazadas puede producir partos prematuros

Higiene Bucal

El problema en las madres con caries o sangrados de encías recorre el torrente sanguíneo y también puede producir en el tercer trimestre partos prematuros o bebés de bajo peso.

Está comprobado porque es una bacteria y puede producir infecciones a distancia, y uno de los puntos a infectar es el feto, advirtió la odontóloga Ana María Raggio, jefa del Servicio de Odontología del Hospital de Clínicas.

Las infecciones bucodentales representan un factor de riesgo, especialmente durante el embarazo, por lo que se debe hacer un control minucioso para evitar complicaciones como el desarrollo de enfermedades bucales, como caries, gingivitis, placas y otros.


RIESGOS.

“La primera persona que tiene contacto con el bebé es la madre, y ante la posibilidad de tener bacterias o lesiones cariosas, puede transmitir al bebé que no está teniendo esas bacterias, que quedan latentes en la boca del bebé hasta que aparezcan los primeros dientes”, explicó la odontóloga, al tiempo de indicar que las gestantes deben llevar un estricto control odontológico.

Las gestantes, debido a la excusa de los antojos, consumen alimentos frecuentemente y no necesariamente comidas sanas, sino helados, chocolates, facturas y otros que contienen azúcar e inciden en la formación de caries, la aparición de bacterias y otras molestias bucodentales.

Leer también: Los DIENTES DE LECHE y el uso de mantenedores de espacio

La doctora Concepción Chamorro, directora del Programa de Salud Bucodental del MSP, afirmó que el control dental de la embarazada se debe realizar cada trimestre y más veces, dependiendo de las condiciones de cada mujer.

“Siempre solicitamos a los ginecólogos que pasen a las embarazadas a los servicios odontológicos para controlarlas y saber en qué condiciones se encuentran para que reciban el tratamiento necesario durante la gestación”, manifestó.

Durante los primeros meses no se pueden realizar extracciones, solo curación, porque no pueden recibir anestesia ni sacarse radiografías, pero sí limpieza”, explicó Chamorro.

Destacó que la educación bucodental es fundamental en el embarazo, y mantener la boca limpia con el cepillado correcto es el primer paso.

En cuanto a las embarazadas, los servicios públicos realizan los controles en forma agendada, para que las gestantes sepan en cuándo deben volver para el control correspondiente. El MSP cuenta con 318 centros para atención bucal en todo el país.

Fuente: ultimahora.com

1/29/2020

GINGIVITIS durante el embarazo; síntomas, prevención y consejos

Gingivitis

Es muy común, principalmente en los primeros meses de embarazo, que la mujer sienta mareos, náuseas, vómitos, y otras molestias. Sin embargo, estos problemas no son la única alteración que puede sentir la mujer cuando está embarazada.

Paralelo a estos problemas también puede presentar molestias bucales, concentradas principalmente en las encías.

Cuando se está embarazada no se debe descuidar de la mente, de todo el cuerpo y también de los dientes. Los cambios hormonales que el organismo sufre durante el embarazo conciliados con un mayor flujo de sangre por el cuerpo de la mujer pueden provocan una mayor sensibilidad a la placa dental, es decir la capa de bacterias que se forma continuamente sobre los dientes.


Y qué es lo que causa la irritación en las encías. Es común que las encías se inflamen o infecten, y que se note que la boca produce más saliva que lo normal.

Síntomas
- Sangrado de los dientes durante el cepillado o la utilización del hilo dental
- Encías hinchadas e irritadas
- Mal sabor de boca
- Mal aliento

Leer también: DIENTES DE LECHE: Los dientes empiezan a formarse en la segunda semana de embarazo

Estos síntomas son los más habituales. Si sientes algunos de estos síntomas lo mejor sería acudir al dentista para una revisión y una limpieza bucal.

Prevención y tratamiento de la gingivitis

Una adecuada higiene bucal es la clave para evitar la gingivitis y evitar así problemas más graves. La mejor forma de luchar contra esta enfermedad es evitándola.

Durante el embarazo es aconsejable cepillarse los dientes con una pasta específica para el buen mantenimiento de la salud gingival, como también realizar limpiezas interdentales todos los días. Paralelo a la limpieza también es necesaria una dieta sana y rica en calcio. Una alimentación orientada a prevenir los problemas bucales.

Consejos
- Cepillar los dientes como mínimo dos veces al día. Lo mejor sería hacerlo después de cada comida.
- Cepillar los dientes con mucha suavidad. Para eso, hay que usar cepillo con cerdas suaves. Si tienes mucha sensibilidad, recurra a los dentífricos especiales para encías delicadas.
- Usar el hilo dental siempre que sea posible. Te quitará todos los restos de comida de los dientes.
- Evitar comer muchos alimentos dulces. Son grandes contribuidores a la gingivitis.
- Visitar al dentista con regularidad. Conviene hacer siempre una revisión.

En caso de que tenga algún síntoma, no esperes a que termine el embarazo. Habla cuanto antes con un dentista, si tus encías sangran mucho, se llegas a perder algún diente, si las encías están inflamadas, o si sientes dolor en algún diente o en las encías.

Fuente: Guía Infantil

1/07/2020

CIRUGÍA BUCAL : Extracciones Dentales durante el Embarazo

Cirugía Bucal

Lo mejor es no tener que extraer una pieza dental durante el embarazo salvo que esté muy muy dañada ó genere un gran dolor.

Si usted esta embarazada y presenta un dolor extremo de origen dental, que está infectada o que tiene algún tipo de inflamación alrededor de ella, debe acudir a su dentista urgentemente.


Las radiografías durante el primer trimestre las evitaremos.

No es una contra indicación quitar una muela durante el embarazo con los cuidados que los odontólogos deben de tener, como por ej. ponerle un chaleco de plomo si se va a tomar algún tipo de radiografía.

No debe preocuparse si tiene un dolor o una infección usted ir a la consulta dental y el dentista hará lo mejor y mas conveniente para erradicar esa molestia, si se tiene que hacer una extracción dental, pues se hará.

Read Also: MEDICINA BUCAL : Recomendaciones ante una Infección odontogénica en niños


Youtube / SaludPanama.com

5/18/2019

INFOPACIENTE: ¿Si estoy embarazada, puedo ir al dentista?

Embarazo

Cuando una mujer se encuentra embarazada ocurren en ellas varios cambios, no solo físicos, también hormonales. Justamente esos cambios hormonales afectan la cavidad bucal.

Por esa razón, se educa a la futura madre a que tenga cuidado con sus dientes y que se someta a una evaluación odontologíca, para poder eliminar cualquier riesgo de aumento de caries o de problemas periodontales.

No solo por la salud de la madre, sino tambien por la salud del niño que lleva en el vientre, pues todo alimento que ella se lleve a la boca se juntara con las bacterias que posea en esos momentos, trasladandoselo al bebé.


Es por eso, que se recomienda las visitas al odontologo, para que realice una evaluación e ir disminuyendo los riesgos de formación de caries y presencia de problemas periodontales (encías).

Durante el periodo de gestación, tienen lugar una serie de alteraciones en el organismo de la gestante que pueden llevar a la aparición de problemas dentales o periodontales (de la encía), entre estas podemos encontrar:

• Mayor consumo de azúcares, que tiene como consecuencia la mayor tendencia a la aparición de caries.
• Aumenta la acidez de la boca y, por lo tanto, la incidencia de caries.
• Aumento de la concentración de ciertas bacterias de la flora bucal (inducido por las hormonas del embarazo), las cuales producen mayor incidencia de gingivitis (inflamación de la encia)
• La gestante se alimenta más veces al día, reparte las comidas.
• Disminución de los cuidados higiénicos orales, principalmente antes y después del momento del parto, cuando se está más preocupada por otros aspectos como la salud del bebé o de la madre.

Leer también: BRUXISMO : Causas del bruxismo infantil

Preguntas mas Frecuentes

¿La gestante puede recibir tratamiento odontológico?
Obviamente, sí. En cualquiera de las etapas puede ser atendida, todo y que el segundo trimestre (entre los 4 y 6 meses) es el momento más oportuno, porque en ese momento ella goza de mayor estabilidad.

Durante el primer trimestre debe evitarse la administración de fármacos, pues se está formando el bebé, y en el tercer trimestre la madre está más ansiosa debido a la proximidad del parto.

¿ Existen riesgos por la utilización de anestesia local?
No, porque el profesional sabe elegir cual es la más apropiado. Algunas gestantes presentan una elevada presión arterial, lo que debe ser tomado en cuenta. El odonto-estomatólogo, junto con el ginecólogo elegirán el anestésico más oportuno.

¿ Puede hacerse radiografías?
Si que es posible pero debe evitarse en el primer trimestre, ya que acontece la embriogénesis, y se están formando todos los órganos.

¿ Las encías se inflaman más?
La gestación conlleva una mayor inflamación de las encías. A pesar de haber una mayor vascularización del periodonto, el embarazo sólo afecta a aquellas áreas inflamadas previamente, y no en los estados de salud gingival.

De nuevo, la causa de esta inflamación es la presencia de placa bacteriana y el aumento de concentración de determinadas bacterias inducido por los cambios hormonales.

¿ Existen cuidados especiales para la higiene oral?
Los cuidados son los mismos que para una mujer no embarazada: cepillado diario, complementado con el hilo dental y los cepillos interproximales. La calidad de esa limpieza es más importante que la frecuencia, de ahí la importancia de seguir los consejos de higiene oral, instruidos por la higienista dental.

¿ Cuando empiezan a formarse los dientes del bebé?
Los dientes deciduos comienzan a formarse a partir de la 6º semana y los permanentes, a partir del 5ª mes de vida intrauterina.

De esta forma, condiciones desfavorables durante la gestación ( uso de medicamentos, infecciones,carencias nutricionales;...) pueden ser causa de problemas para los dientes en fases de formación y mineralización.

5/25/2018

¡ATENCIÓN GESTANTES! Durante embarazo existe mayor riesgo de tener PERIODONTITIS


La periodontitis, enfermedad que ataca a las encías por la presencia de bacterias, afecta con mayor predisposición a las embarazadas,.

Esto debido a que durante esta etapa la mujer sufre cambios hormonales que producen alteraciones en sus encías, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

El coordinador de la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Bucal del Minsa, Jim Romero Lloclla, indicó que durante la gestación las encías necesitan un cuidado especial, pues aumenta el riego sanguíneo a ciertos tejidos del cuerpo incluyendo esta parte de la cavidad bucal.

Señaló que si a esto se suma una mala higiene será un hecho que la persona adquirirá la enfermedad periodontal, cuyo avance en la inflamación será rápido y, en el peor de los casos, puede perder la estructura dentaria.

Leer también MITO: Cada hijo se lleva un diente de la madre


“Se puede llegar a la pérdida de la estructura dentaria por un ensanchamiento del ligamento periodontal, reabsorción de crestas óseas marcadas, bolsas periodontales, movilidad dentaria severa que en esta etapa se acentúan”, refirió el especialista.

Romero señaló que existe una clara evidencia de que la enfermedad periodontal en embarazadas puede ser un factor de riesgo significativo de nacimiento de bebés prematuros y de aquellos con bajo peso.

Manifestó que el porcentaje de partos prematuros relacionados con esta causa puede alcanzar alrededor del 18 por ciento a nivel nacional.

Recomendaciones

Lo que recomendó el especialista es adoptar un estilo de vida, dieta y hábitos saludables que no afecten la salud oral.

Sugirió, por ejemplo, consumir una dieta con alto contenido nutritivo, pues en caso contrario disminuyen los esfuerzos normales del cuerpo para combatir una infección.

“Existen razones más que suficientes para pensar que una dieta rica en frutas favorece a la higiene natural de los dientes y encías, lo cual contribuye a la eliminación de las bacterias y de forma indirecta colabora con la salud de las encías.”

Periodontitis

La enfermedad periodontal es una infección producida por bacterias y, como tal, puede contagiarse de persona a persona a través del intercambio de saliva, intercambio de cepillo dental y cubiertos.

Por este motivo, es fundamental que la pareja de la gestante también mantenga una buena higiene bucal, y si genéticamente es propenso a contraer la enfermedad lo más saludable es que mantenga un control periódico de su placa bacteriana.

Fuente: La República

4/02/2018

MITO: Cada hijo se lleva un diente de la madre


La gran mayoría de personas tiene la falsa creencia que cada vez que una mujer queda embarazada es casi seguro que perderá un diente...pues les diremos que es ¡completamente falso!

Una mujer en estado de gestación le suceden una serie de cambios, no solo físicos sino también hormonales; justamente estos últimos originan un adelgazamiento de los tejidos de la encía, que juntamente con la placa bacteriana (sarro) e irritantes locales producen la llamada "gingivitis del embarazo".

Leer también : Alteraciones en la encía durante el embarazo

En el caso que la madre ya presenta la enfermedad, la gestación exacerbará esta enfermedad, por eso es importante que visite a su dentista para que evite el inicio o el avance de esta enfermedad.

Durante la gestación la dieta de la nueva madre se eleva en carbohidratos, eso sumado a una escasa higiene dental produce un aumento de acidez, y como resultado tenemos varios procesos cariosos o empeorar aquellos que están ya en boca.

La higiene bucal en la mujer disminuye porque la mayoría refiere que el cepillado le produce náuseas o pesadez en levantarse para asearse.


Prevención
Tener control en la dieta elevada en carbohidratos. Acompañado luego de su consumo de su cepillado.

No olvidarse de la higiene bucal en casa, cada vez que consuma algún alimento hay que cepillarse.

Visitar al odontólogo para que realice las desfocalizaciones en la cavidad oral, realizando obturaciones y limpieza.

Visitar al dentista para que realice los controles de limpieza.

Con todas estas acciones, comprobarás que aquel mito "Cada hijo se lleva un diente" es falso, solo necesitas mayor preocupación por tu higiene bucal , nada que un buen cepillado y visita a tu dentista no pueda ayudarte.

10/02/2017

EMBARAZO: Malos hábitos podrían ocasionar malformación dental en los niños


El experto Jorge Alejandro Ávalos Rodríguez aseguró que factores genéticos, malos hábitos en embarazo, como alimentación deficiente en la mujer o ingesta de algunos medicamentos antibióticos durante dicho proceso, pueden derivar en deformaciones o malformaciones de piezas dentales en niños.

Mayor peligro en los primeros meses del embarazo

El coordinador auxiliar de Estomatología del IMSS en Jalisco agregó que la formación de los dientes se da en el primer trimestre de la gestación: "Si la mamá tiene mala alimentación o ingiere ciertos medicamentos, sobre todo en esa etapa de los tres a los seis meses de vida intrauterina, puede derivar en malformaciones o incluso ausencia de dientes", afirmó.

Leer también : El parto por cesárea podría producir mayor riesgo de caries en los niños

Ávalos Rodríguez añadió que la herencia genética juega un papel importante, "si los padres presentan alguna alteración en la forma, color o incluso número de dientes, las probabilidades de que trasfieran estas anomalías a sus hijos son elevadas".

Principales problemas dentales
De acuerdo con el especialista, algunas patologías como Síndrome de Down o el labio y paladar hendido se asocian a alteraciones como la ausencia de piezas dentales.

Detalló que puede haber anomalías como dientes supernumerarios (exceso de piezas dentales), que al nacer en una misma raíz suelen quedar mal posicionados (encimados), "y llega a ocurrir también que broten dientes en zonas no comunes como en medio de dos dientes (mesiodens), o que aparezca una cuarta molar". También llegan a presentarse dientes muy espaciados ante la falta de nacimiento de piezas entre uno y otro.

El ser humano cuenta con 32 piezas dentales en términos normales o esperados. "Pueden nacer dientes demasiado pequeños o de mayor tamaño en comparación al resto, además existen otras deformidades en la morfología dental como piezas que adoptan forma de cono o ´picuda´, en estos casos interviene el factor genético, dijo Jorge Ávalos.

Otras alteraciones frecuentes
Existen otros problemas dentales como los dientes fisurados o cuarteados, o los que se forman fusionados a partir de la misma raíz.

En cuanto a la coloración, el estomatólogo mencionó que la ingesta de agua no clorada y con alto contenido de flúor puede originar manchas y oscurecimiento de las piezas dentales, así como el consumo de fármacos durante el embarazo que ocasiona debilitamiento de la dentina y esmalte.

Las deformaciones dentales al margen de la cuestión estética, pueden dificultar funciones básicas, entre ellas masticación, aunado a propiciar la acumulación de restos de comida y bacterias como en el caso de los dientes encimados que no permiten el paso del cepillo e hilo dental.

Lo ideal es brindar rehabilitación dental en caso de malformaciones a partir de 10 o 13 años de edad, e incluso de ser necesario extraer dientes sobrantes.

"Es indispensable que los niños a partir de los tres años de edad acudan por lo menos cada seis meses a revisión odontológica para verificar que la alineación y formación de los dientes definitivos sea correcta", apuntó.

Fuente: esmas.com

8/04/2017

FLÚOR: Esencial durante el embarazo

Las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de desarrollar caries, debido a los cambios hormonales que suceden durante el periodo de gestación. 

El flúor, junto con el calcio, el fósforo y el magnesio, es un micromineral que sirve a la estructura dental y ósea de la madre y de la futura descendencia. 

fluor-en-embarazo

Desde el punto de vista nutritivo, se considera más importante asegurar los requerimientos por medio del consumo de las aguas y los alimentos más ricos en este mineral, que recurrir a los suplementos extras. 

La administración sistémica a las gestantes por medio de comprimidos o soluciones como complemento dietético no se estima necesaria, ya que el riesgo del exceso supera el beneficio.

El flúor es un mineral que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades, si bien su presencia en el organismo es insustituible. 


Se considera un micromineral, junto con otros como el zinc, el yodo o el selenio, pero desempeña un rol destacado en la prevención de las caries

Además de ser un elemento importante en la formación y mantenimiento de los huesos, participa también en el endurecimiento del esmalte de los dientes y los hace más resistentes.

► Ver también: SALUD BUCAL en GESTANTES: Preguntas frecuentes

Dado el papel relevante del flúor para el desarrollo óseo y dental del bebé, la futura mamá deberá conocer que el agua potable, el té, los pescados y mariscos y algunas verduras, como las espinacas y la col, destacan sobre el resto en su contenido en este micromineral. 


Por lo general, el agua es la fuente principal de flúor en la dieta. Por ello, ya que en exceso puede resultar tóxico, la Unión Europea ha aprobado en fechas recientes un reglamento que autoriza y fija las condiciones de un nuevo tratamiento destinado a eliminar los fluoruros en las aguas minerales naturales y de manantial.

Sin embargo, durante los primeros meses de la gestación, el cepillado dental puede llegar a provocar náuseas, por lo que muchas mujeres descuidan la higiene bucal y se favorece el desarrollo de las molestas caries. 



El cepillado después de cada comida, aunque sea sin dentífrico, y una dieta que asegure la cantidad de flúor necesaria para fortalecer los dientes, son las dos claves para evitarlas.

La dieta de la madre desempeña, entonces, un papel protector de la caries para el futuro bebé. Se ha detectado que cuando se administra en bajas dosis, la fijación de este elemento se da con preferencia en los tejidos maternos, mientras que en dosis más elevadas es capaz de atravesar la placenta y llegar al feto. 


Diversos autores afirman que la protección de la dentadura de los niños es casi completa si las superficies lisas de los dientes están expuestas al flúor dos o tres años antes de la erupción, por lo que la prevención se debe continuar tras el nacimiento.

Fuente:
20 minutos

Artículos relacionados:
* Malos hábitos durante el embarazo podrían ocasionar malformación dental en los niños
* Durante embarazo existe mayor riesgo de contraer periodontitis
* Falta de salud bucal en embarazadas puede producir partos prematuros

7/20/2017

SALUD BUCAL: Alteraciones en la encía durante el embarazo


Durante el embarazo existe un aumento a padecer de las enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis).

Estas alteraciones de la encía se muestran en forma de:

Gingivitis del embarazo

Se debe a la influencia de ciertas hormonas sobre los tejidos de la encía durante el embarazo.

En algunas mujeres se puede observar unas encías aumentadas de tamaño y de un color rojo encendido en los márgenes. Estas encías pueden sangrar espontáneamente o con el cepillado de dientes. También aparece en ocasiones la sensación de mal aliento.

salud-bucal-gestantes

Con un correcto tratamiento de encías y una higiene bucal (control de placa bacteriana) adecuada esta situación es totalmente controlable.

Granuloma en la mujer embarazada

Es el crecimiento exagerado y localizado de la encía. Esta encía tiene una consistencía blanda y un color rojo encendido.

Este crecimiento suele localizarse en el margen de la encía entre dos dientes. Es más frecuente en los dientes anteriores (incisivos y caninos) y en el maxilar superior.
Tras el parto suele ceder de forma espontánea.

Debido a lo cambios hormonales las encías tienden a aumentar de tamaño y a adquirir un color rojo encendido en los márgenes. Estas encías pueden sangrar espontáneamente o con el cepillado de dientes. También aparece en ocasiones la sensación de mal aliento.

Con un correcto tratamiento de encías y una higiene bucal adecuada esta situación es totalmente controlable.


En pacientes embarazadas con enfermedades avanzadas y no controladas de la encía (periodontitis) se ha detectado una relación con los partos prematuros

embarazo.org

Artículos Relacionados

7/18/2017

HIGIENE BUCAL deficiente en embarazadas puede producir partos prematuros

El problema en las madres con caries o sangrados de encías recorre el torrente sanguíneo y también puede producir en el tercer trimestre partos prematuros o bebés de bajo peso.


Está comprobado porque es una bacteria y puede producir infecciones a distancia, y uno de los puntos a infectar es el feto, advirtió la odontóloga Ana María Raggio, jefa del Servicio de Odontología del Hospital de Clínicas. 

salud-bucal-gestantes

Las infecciones bucodentales representan un factor de riesgo, especialmente durante el embarazo, por lo que se debe hacer un control minucioso para evitar complicaciones como el desarrollo de enfermedades bucales, como caries, gingivitis, placas y otros.

RIESGOS. 


“La primera persona que tiene contacto con el bebé es la madre, y ante la posibilidad de tener bacterias o lesiones cariosas, puede transmitir al bebé que no está teniendo esas bacterias, que quedan latentes en la boca del bebé hasta que aparezcan los primeros dientes”, explicó la odontóloga, al tiempo de indicar que las gestantes deben llevar un estricto control odontológico.


Las gestantes, debido a la excusa de los antojos, consumen alimentos frecuentemente y no necesariamente comidas sanas, sino helados, chocolates, facturas y otros que contienen azúcar e inciden en la formación de caries, la aparición de bacterias y otras molestias bucodentales.

La doctora Concepción Chamorro, directora del Programa de Salud Bucodental del MSP, afirmó que el control dental de la embarazada se debe realizar cada trimestre y más veces, dependiendo de las condiciones de cada mujer.

“Siempre solicitamos a los ginecólogos que pasen a las embarazadas a los servicios odontológicos para controlarlas y saber en qué condiciones se encuentran para que reciban el tratamiento necesario durante la gestación”, manifestó. Durante los primeros meses no se pueden realizar extracciones, solo curación, porque no pueden recibir anestesia ni sacarse radiografías, pero sí limpieza”, explicó Chamorro.

Destacó que la educación bucodental es fundamental en el embarazo, y mantener la boca limpia con el cepillado correcto es el primer paso. 

En cuanto a las embarazadas, los servicios públicos realizan los controles en forma agendada, para que las gestantes sepan en cuándo deben volver para el control correspondiente. El MSP cuenta con 318 centros para atención bucal en todo el país.

Fuente: ultimahora.com

7/08/2017

SALUD BUCAL: Medidas sencillas de higiene oral para las madres gestantes


Durante el embarazo, las bacterias que producen las caries pueden movilizarse a través del torrente sanguíneo y llegar al feto.

Los dientes de una embarazada deben recibir más atención que en cualquier otra etapa de la vida.

El odontólogo, especialista en estética, Marlon Becerra asegura que a su consultorio llegan con frecuencia pacientes en gestación con complicaciones, que no realizaron un chequeo previo.

“Por ejemplo, veo mujeres con caries muy avanzadas, que necesitan extraerse las piezas y realizarse radiografías; entonces tenemos que usar delantales de plomo y otras medidas, que no quisiéramos emplear, para evitar los riesgos”, señala el experto.

“Por eso es muy importante prever y acudir a una cita odontológica antes del embarazo”, añade.

Leer también : Consejos para que los niños se cepillen bien los dientes


Lo permitido y lo prohibido

Los cambios hormonales que se presentan en esta etapa aumentan la sensibilidad de las encías, que terminan por inflamarse y en la mayoría de los casos aparece gingivitis que se manifiesta, además, con sangrado y dolor. Esto favorece la aparición de placa bacteriana; por esa razón, las embarazadas son más susceptibles a la caries.

“Las abuelas decían que con cada hijo se pierde un diente y es que en este estado, la madre aporta su calcio para la formación del feto; pero las piezas no tienen por qué perderse, así que con la higiene adecuada y los controles periódicos se puede evitar”, aconseja Becerra.

Es posible que en ese estado, las mamás puedan realizarse desde ortodoncia hasta tratamientos estéticos, siempre que se hayan tomado las radiografías necesarias previamente.

Aunque se necesitaría de una carga de radicación demasiado alta para afectar al feto, evitar tomar radiografías durante este periodo es una recomendación preventiva.

Otro factor importante es cuidar que las mujeres no ingieran sustancias como peróxido.

La anestesia tampoco es una contraindicación para ser usada durante este periodo.

En el artículo ‘Embarazo en odontología’, publicado en la revista de la Asociación Dental Mexicana, se recomienda a las gestantes visitar al odontólogo por lo menos una vez durante los 9 meses. Si la consulta sucede en el último trimestre, se recomienda que la mujer tenga en la silla una posición más reclinada de lo normal, para que no haya un corte ligero de oxígeno. Abc

Dientes limpios siempre

Para combatir la gingivitis propia del embarazo es importante mantener una higiene estricta. El odontólogo Marlon Becerra aconseja:

• Comprar un cepillo con cerdas extrasuaves que no maltraten las encías.
• Las cremas con flúor ayudan a contrarrestar la gingivitis.
• Usar seda dental por lo menos una vez al día.
• No olvidar nunca limpiar la lengua, porque es un espacio para las bacterias.
• Humectar continuamente los labios, que se resecan con facilidad. Los productos con parafina los hidratan momentáneamente, pero luego aumentan el problema. Son ideales la sábila, la vitamina E y la caléndula.
• Para las encías inflamadas es útil poner sábila 3 o 4 veces al día.

Fuente: ABC del Bebé

6/12/2017

SALUD BUCAL en GESTANTES: Preguntas frecuentes


El embarazo comporta una serie de cambios orgánicos y de conducta que pueden repercutir en la cavidad bucal provocando un mayor riesgo de caries y de enfermedad de las encías.

Por ello, cuando la mujer sepa de su embarazo, debería solicitar una visita de revisión con su odontólogo que le indicará si tiene alguna patología y realizará los tratamientos preventivos necesarios.

salud-bucal-gestantes

¿Es verdad que el embarazo pone en peligro los dientes de la madre?

Es muy importante que durante el embarazo mantengas una correcta higiene oral y sigas una dieta equilibrada.

Contrariamente a las creencias populares, el bebé no obtiene el calcio de los dientes de su madre. Cuando el bebé necesita calcio, lo obtiene a través de la dieta o de los huesos de la madre, pero nunca de sus dientes.

Tampoco es verdad el dicho popular de que “cada embarazo me costó un diente”. Si estás desarrollando más caries puede ser debido a:

1. Un descuido de tu higiene oral con el consiguiente acúmulo de placa bacteriana. Las bacterias de la placa dental utilizan el azúcar que comes para producir ácidos que atacaran el esmalte de tus dientes provocando caries.
2. Cambio de los hábitos dietéticos y horarios. A medida que tu abdomen aumente de tamaño empezarás a comer pequeñas cantidades de comida con más frecuencia por qué en seguida tendrás sensación de saciedad. Debes evitar comer alimentos dulces y/o de consistencia pegajosa (chucherías, zumos envasados, refrescos, bollería…)
3. Vómitos asociados al embarazo o reflujo del ácido del estómago. El ácido del estómago provoca una erosión del esmalte del diente volviéndolo más susceptible a la caries.

Leer también: Higiene Bucal deficiente en embarazadas puede producir partos prematuros


¿Por qué me duelen las encías?

Los cambios hormonales que acompañan al embarazo favorecen la aparición de gingivitis.

La gingivitis es una inflamación y enrojecimiento de las encías que puede provocar dolor generalizado de la boca y una mayor tendencia al sangrado. Los problemas de las encías aparecen a menudo durante el segundo mes del embarazo, suelen ser máximos en el octavo mes y mejoran tras el parto. Si antes del embarazo ya tenías problemas gingivales o enfermedad periodontal probablemente se agraven.

Durante el segundo trimestre también puede aparecer un “granuloma del embarazo”. Es una lesión abultada localizada en la encía y que sangra con facilidad. La mayoría disminuyen de tamaño o desaparecen tras el parto.

Los cambios hormonales del embarazo no podemos controlarlos pero sí está en tu mano eliminar el resto de factores que provocan gingivitis y que son principalmente: la placa dental (hay que limpiar cada día los dientes) y el sarro (deberás realizar una limpieza de boca con tu odontólogo).

¿Representan algún peligro el tratamiento dental o las radiografías durante el embarazo?

El embarazo no es una enfermedad por lo que la embarazada puede recibir el tratamiento dental que precise. Durante el primer trimestre se suelen realizan sólo tratamientos de urgencia, ya que es durante el primer trimestre cuando se van a formar las estructuras principales, tales como el Sistema Nervioso Central con el cerebro, el corazón y el Sistema Vascular, etc…

Ver también: Video: Consejos para cuidar la salud bucal durante el embarazo


El segundo trimestre suele ser el momento ideal para realizar cualquier tratamiento dental, no existiendo ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento. El odontólogo usará fármacos anestésicos que no afectaran a tu bebé.

El exámen radiográfico es un importante instrumento diagnóstico y de seguimiento de algunos tratamientos dentales. El haz de rayos radiográficos no va dirigido hacia el abdomen y la cantidad de radiación que se produce es pequeña, por lo que podrán realizarse radiografías dentales durante el embarazo siempre y cuando se ponga un delantal de plomo que cubra el abdómen de la embarazada y proteja al bebé.

En el último trimestre del embarazo puede resultar molesto el permanecer sentada en el sillón dental durante un período prolongado de tiempo y es por ello que se procura evitar la realización de tratamientos largos, aunque no existe inconveniente en practicar tratamientos dentales. El dentista se ocupará de que el abdómen no dificulte el retorno venoso de tus piernas.

No está recomendado el uso de óxido nitroso durante el primer y tercer trimestres del embarazo ya que podría estimularse la musculatura uterina y favorecer la aparición de abortos espontáneos, durante el primer trimestre, y la aparición de contracciones con riesgo de parto prematuro, durante el tercero. Si existen antecedentes de partos prematuros debe evitarse el tratamiento dental durante los últimos meses.



¿Cuándo empezaran a salirle los dientes a mi hijo?

La erupción de los “dientes de leche” o "dientes temporales" suele empezar a los seis meses de edad acabando aproximadamente a los dos años y medio, aunque es completamente normal que a un niño con 9-12 meses todavía no le haya salido ningún diente.

Cuando el diente está preparado para erupcionar la encía suele inflamarse. El bebé puede babear más y encontrarse irritable e inquieto. Dar al bebé un mordedor ayuda a calmarle.

Solo consigo que pare de llorar cuando le doy el chupete con miel

Igual que en los adultos los azúcares son metabolizados por las bacterias de la placa dental produciendo ácidos que atacaran el esmalte de los dientes de tu hijo.

NUNCA mojes el chupete de tu hijo con alimentos dulces como el azúcar o la miel. Tampoco debes darle con el biberón bebidas azucaradas o ácidas (leche con azúcar, zumos envasados, agua azucarada o con miel…) y mucho menos antes de acostarlo ya que tu hijo podría desarrollar “caries del biberón” que destruirían sus dientes.

¿Cuando debo empezar a limpiar los dientes de mi hijo?

Cuando erupcionen los primeros dientes puedes limpiarlos con ayuda de una gasa. Una vez erupcionen los molares podrás empezar a utilizar un cepillo dental adecuado a su edad.

El cepillado requiere de una cierta habilidad por lo que los primeros años debes ayudar a tu hijo a limpiarse los dientes. Hacia los 5-6 años el niño ya habrá adquirido la suficiente destreza como para realizar él sólo el cepillado pero deberás seguir vigilándolo, y ayudando si es necesario, sobre todo en el cepillado nocturno.

Los dientes deben limpiarse después de cada comida y siempre antes de acostarse. A partir de los tres años de edad podrá empezar a utilizar pasta de dientes en pequeña cantidad (el tamaño de un guisante). Existen dentífricos infantiles para niños menores y mayores de 6 años; utiliza el que corresponda a su edad.

Siempre he padecido de caries ¿Mi hijo tendrá el mismo problema que yo?

La aparición de la caries está asociada a diferentes factores: dieta rica en azúcares, mala higiene oral, el tipo de bacterias presentes en la boca y la susceptibilidad de la persona. Ahora ya sabes como y cuando debes empezar a limpiarle los dientes a tu hijo y que alimentos deberías evitar darle.

Hay algo más que puedes hacer para evitar que tu hijo padezca caries en un futuro. Los dientes, cuando erupcionan, lo hacen “limpios” de bacterias. Las primeras bacterias que llegan a la superficie del diente la colonizan y permanecen allí toda la vida. Si tú eres una persona con tendencia a padecer caries tendrás unas bacterias cariogénicas. Las bacterias se transmiten por la saliva, y gestos tan frecuentes como el limpiar el chupete de tu hijo chupándolo tú, probar el biberón para ver si está caliente, probar la comida con la misma cuchara de tu hijo o darle besos en los labios favorecerá que tus bacterias productoras de caries lleguen hasta los dientes de tu hijo.

Mi hijo tiene una caries en un diente de leche, ¿se le tiene que empastar?

Hay que recordar que una caries es una infección y, por tanto, ante una caries en cualquier diente, sea “de leche” o “definitivo” se debe acudir al odontopediatra que valorará la situación y recomendará lo indicado en cada momento.

Los niños necesitan el conjunto de sus 20 dientes temporales para comer y hablar correctamente. Estos dientes también guardan el espacio para los dientes permanentes que erupcionarán posteriormente. El conjunto completo de los dientes temporales sanos permite el adecuado desarrollo de la mandíbula y la cara del niño.


fuente: Sociedad Española de Odontopediatría

9/30/2016

BACTERIA ORAL es responsable de la muerte de un bebé, aseguran científicos americanos


Durante el embarazo se insiste en que es importante que la madre tenga una buena salud bucodental.

Porque el bebé aprovecha el calcio de sus huesos, entre ellos los dientes, pero hasta ahora no se había demostrado que puede ser vital para la supervivencia del feto.

Científicos norteamericanos acaban de evidenciar que una infección en la encía de una mujer causó la muerte del hijo que esperaba.

bacterias-orales

Las mujeres embarazadas están siendo alertadas del peligro que supone tener las encías enfermas, después de que una mujer perdiese a su bebé por su mala higiene bucal.

Es la primera vez que se demuestra que una bacteria oral es responsable de la muerte de un bebé. 


► Leer también: Alteraciones en la encía durante el embarazo

El caso ha sido publicado en la revista médica Obstetrics And Gynaecology, según recoge el diario británico Daily Mail. La embarazada, de 35 años, tenía una enfermedad bucal tan común como la gingivitis.

La mujer dio a luz en la semana 39 a un bebé que nació muerto. Los doctores identificaron la bacteria que la madre tenía en las encías con la que presentaba el feto en la sangre, los pulmones y el estómago.


Los científicos creen que si se produce una alteración en el líquido amniótico, el que rodea al recién nacido, una enfermedad bucal se puede convertir en un riesgo real para el niño.

Después de someterse a un tratamiento preventivo, la misma madre tuvo un bebé perfectamente sano.

Fuente:
Telecinco

8/22/2016

SALUD BUCAL : Tabaquismo en madres gestantes se relaciona con un mayor riesgo de labio leporino en el bebé

Un nuevo estudio revela un riesgo más para los hijos cuyas madres fuman durante el embarazo. 

Según los resultados de una investigación realizada por un el equipo del doctor Gary M. Shaw, con la colaboración del Departamento de Salud Pública de California y colegas de Texas, Noruega y Países Bajos, las madres que fumaron durante el embarazo tienen más del doble de posibilidades de tener un bebé con el labio leporino o el paladar hendido.

labio-leporino-tabaquismo

Los investigadores llegaron a esta conclusión tras medir los niveles de nicotina en sangre de 500 mujeres embarazadas. Todos nosotros hemos tenido estas anomalías faciales y orales durante las primeras semanas de desarrollo como feto en el útero. El problema llega cuando en un niño recién nacido, los tejidos del paladar y el labio superior no acaban por unirse y se crea un hueco o división en el labio superior, dando lugar a un labio leporino.


Esta malformación puede generar dificultades de alimentación, frecuentes infecciones de oído, pérdida de audición, dificultades en el habla y problemas dentales. Esta nueva investigación ayuda a determinar una de las causas de esta malformación: la nicotina. Aunque el nuevo estudio confirma las conclusiones a las que llegaron investigaciones anteriores, es único porque no confía en las afirmaciones que hacen las mujeres sobre sus hábitos de fumar durante el embarazo. En lugar de ello, los investigadores utilizaron el método más fiable de medir los niveles de nicotina en la sangre de alrededor de 500 mujeres embarazadas. 

"En esta investigación, por primera vez, hemos sido capaces de medir los niveles de nicotina y determinar el riesgo de fumar durante el embarazo y los posibles defectos congénitos orales y faciales", explica Gary M. Shaw, el director de la investigación y epidemiologista del Instituto de Investigación del hospital infantl de Oakland (California, EE.UU.) en la investigación que ya está disponible en Internet y que recoge otr/press. Dicha investigación se publicará en breve en 'The Journal of Pediatrics'. 

LA CIRUGÍA COMO SOLUCIÓN 

Los estudios calculan que cerca de 7.000 niños nacen anualmente con alguna fisura o hendidura oral o facial en Estados Unidos. La cirugía se presenta como una buena solución para reparar estos defectos de nacimiento, que suelen producirse durante la séptima semana de embarazo. Para la doctora Jennifer L. Howse, presidenta de 'March of Dimes' (una de las mayores organizaciones no lucrativas dedicadas a promover la salud de los bebés y la madre durante el embarazo) el mensaje es claro. 

"Las mujeres no deben fumar durante el embarazo o incluso si están pensando en quedarse embarazadas", aconseja. "Esta investigación apoya nuestra Petición para los Prematuros de 2008, que hace un llamamiento a los funcionarios federales y estatales para que incluyan programas para dejar de fumar como parte de la atención a la maternidad. Si podemos ayudar a las madres a dejar de fumar, podemos ayudar a los bebés a tener un comienzo más saludable de la vida", añade la doctora Howse. 

Fuente: Europa Press

8/18/2016

SALUD BUCAL: Cuida tus dientes y encías durante el Embarazo

Claves para tener una buena salud bucodental durante el embarazo.

Campaña Salud Oral y Embarazo del Consejo General de Dentistas.

salud-bucal-embarazo





También te puede interesar
Malos hábitos durante el embarazo podrían ocasionar malformación dental en los niños
Preguntas frecuentes sobre la salud dental durante el embarazo

7/27/2016

CARIES DENTAL : Más vitamina D en el embarazo y menos caries en el niño

Ya sabemos que la vitamina D resulta un nutriente clave para el mantenimiento de huesos y dientes, tal es así que al parecer, es de gran importancia su presencia aun en la vida intrauterina, pues un reciente estudio señala que a más vitamina D en el embarazo, se presentan menos caries en el niño.

La investigación incluyó a más de 1200 pares de madres e hijos y evaluó la ingesta dietética de las mujeres durante el embarazo.

vitamina-d-embarazo

Posteriormente, se vinculó su alimentación con la presencia de caries en los niños y se concluyó que las mayores ingestas de vitamina D durante la gestación se asocian a menos caries en los niños. 


Al parecer, desde los primeros días de vida, aun en el vientre materno, los nutrientes pueden influir grandemente en el riesgo de sufrir enfermedades, entre ellas caries y la vitamina D protegería contra las mismas. 

Por lo tanto, no sólo en los niños es fundamental cuidar la ingesta de éste y otros nutrientes, sino también, durante el embarazo, pues a mayores ingestas de vitamina D, se reduciría el riesgo de sufrir caries en el niño en gestación. 

En otoño, en que solemos exponernos menos al sol, debemos asegurar una adecuada ingesta de vitamina D con alimentos fuente de este nutriente que, además de cuidar nuestros huesos y dientes, puede favorecer la salud dental de los niños en gestación. 

Annals of Epidemiology, August 2015Volume 25, Issue 8, Pages 620–625