Mostrando entradas con la etiqueta Odontología del Bebé. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Odontología del Bebé. Mostrar todas las entradas

4/05/2020

ENTREVISTA: Cáries em bebês - Bebês podem ter Cáries?


A partir do momento que o dente erupciona na boca do bebê, ele já está sujeito a sofrer uma lesão de cárie.

As bactérias aderidas ao dente produzem um ácido que leva ao processo de desmineralização do esmalte dentário, causando manchas e cavidades.



Quando aparecem cáries em dentes decíduos, muitos pais acabam por não buscar um tratamento adequado com um pensamento errado de que talvez não haja necessidade, já que o dente será substituído por outro.

Se a lesão de cárie não é tratada, as bactérias presentes podem atingir o canal do dente de leite e contaminar o germe do dente permanente, que está logo abaixo, causando uma lesão infecciosa.

Veja também: Manchas escuras nos dentes das crianças

Dessa maneira, o dente permanente pode sofrer alterações estruturais e nascer já com alguma imperfeição, como má formação das estruturas, alteração de forma ou manchas.

Como devemos fazer a limpeza nos dentes de nossas crianças em todas as idades.

Entrevista concedida pela Dr. Carmem Silvia para o programa Vida Plena na Boa Vontade TV. Todos os direitos cedidos pela Boa Vontade TV à Dra. Carmem Silvia / Clínica Amai.


Youtube / Dr Teeth



FLUOROSIS: Exceso de flúor en higiene infantil ocasiona manchas y debilidad en la dentadura de los niños

Fluorosis

Esta sustancia química está presente en productos de cuidado dental que favorece la protección contra las caries.

La caries tiene un único culpable: el azúcar. Los alimentos dulces se pegan a los dientes y si no se limpian rápidamente se acunan en los recovecos de las piezas dentales.

Allí, felices, empiezan a ‘taladrar y taladrar’ hasta hacer huecos. A eso se le llama caries. Y si el dueño de esa boca no mantiene una adecuada limpieza oral, las bacterias se apropian de tal manera, que los dientes se caen.



Por esa razón, la fabricación industrializada y, por lo tanto, masiva de azúcar coincide con las alzas en los niveles de caries dental. Es decir, si no existiera el dulce, tampoco lo haría la caries. Pero como esta ecuación es imposible, la mejor fórmula es el cepillado constante.

Además de un cepillo y agua, se han creado métodos que permiten blindar la boca contra las bacterias, como la adición de flúor a productos de higiene oral. Aún así, más de la mitad de la población mundial no se libra de estas.

A continuación, 4 aspectos importantes que los padres deben saber sobre el flúor:

Leer también: REHABILITACIÓN : Soluciones estéticas para caries del biberón

1. Flúor: el salvador

A comienzos del siglo XX, un grupo de investigadores decidió, asombrado, determinar por qué ninguno de los habitantes de una población en Estados Unidos tenía caries. Después de varias pesquisas, descubrieron que se debía al agua que consumían, pues el flúor estaba presente en la tierra y el líquido que llegaba a sus casas contaba con este protector natural.

El flúor es un elemento químico que disminuye la posibilidad de que los dientes pierdan minerales; además, afecta el metabolismo de las bacterias que se prenden de los dientes y que se reproducen con especial rapidez.

Después de este descubrimiento se tomaron medidas, como la inclusión de este elemento en las aguas tratadas en los acueductos, así como en la sal. Actualmente, las pastas de dientes y los enjuagues bucales también lo traen.

2. Flúor: el crucificado

Pero como lo que no está en su justa medida es perjudicial, este exceso de flúor en los diferentes productos de consumo humano ha traído críticas y llamados de alerta, pues su presencia en el organismo está asociada a diferentes enfermedades como osteoporosis; por ende, aumento en las fracturas, algunos tipos de cáncer óseo y otras patologías dentales.

En Colombia, por ejemplo, un grupo de expertos de la Universidad Nacional realizó una investigación hace 10 años en Agua de Dios, municipio de Cundinamarca, pues la estudiante de odontología Carolina Gómez observó un elevado número de manchas en los dientes en la población infantil.

Martha Lucía Calle, odontóloga asociada de la facultad de odontología de la Universidd Nacional, y Edgar Delgado, químico y docente de la facultad de ciencias del departamento de química de la misma universidad, determinaron que todos los niños de esta población presentaban las manchas que observó la estudiante. Eso significaba la presencia de caries y, además, intoxicación por flúor o fluorosis.

Dice Delgado que en exceso esta sustancia genera el efecto contrario, pues ya no protege a los dientes de la caries, sino que debilita los dientes, porque los desmineraliza y se forman huecos en donde se albergan las bacterias, hasta que se pierden las piezas.

3. Manchas imborrables

Las primeras señales que se presentan para determinar que existe intoxicación por flúor son manchas en los dientes que no tienen manera de desvanecerse. Pero si no aparecen, un odontólogo no puede determinar que existe exceso en el organismo del paciente.

Por esa razón, muchos especialistas lo aplican en los consultorios como manera de prevención, cuando probablemente no es necesario, porque no tiene un método de diagnóstico que le permita determinarlo.

Dice la odontóloga e investigadora Martha Calle, que esta complicación no distingue estratos sociales, pues todos los niños son atraídos por el sabor de las cremas dentales y cuando están aprendiendo a cepillarse solos, disfrutan el sabor de chicle, fresa o cualquier dulce y se tragan la crema; entonces, el flúor va adicionándose a los huesos.

Por eso les recomienda a los padres estar siempre vigilantes durante el momento del aseo dental, mientras el niño entiende la idea de que la pasta de dientes no es para comer.

Leer también: HIGIENE BUCAL: Sepa como cuidar las encías de su bebé

4. ¿Cómo frenar el exceso?

Al observar las cremas dentales del supermercado se puede ver que la mayoría, por no decir todas, vienen adicionadas con flúor, así como los enjuagues bucales. Existen zonas del país en donde ya no ‘enriquece’ el agua con este elemento químico, como en Bogotá.

Ya lo recomendaban los médicos: evitar uso de enjuague, vigilar el cepillado de los niños y disminuir la aplicación de sal en las comidas, que además traerá otros beneficios a la salud.

En esta investigación de Calle y Delgado, también encontraron que el aseo dental de los niños en Agua de Dios es bastante deficiente, pues no tenían una rutina establecida en casa para asearse la boca tres veces al día.

Los hábitos deben ser establecidos por los adultos desde los primeros meses de vida, cuando las encías del bebé deben limpiarse con una gaza húmeda, se envuelve en el dedo y se pasa por toda la boca. También existen cepillos para este fin, con cabeza pequeña y redonda que facilita la tarea.

Todos los días, a la misma hora, el ritual debe ser el mismo, para que el niño aprenda la rutina. Usar cepillos de dientes atractivos y hacer el momento de la limpieza una circunstancia agradable facilitará la tarea. Los padres no pueden ser flexibles y permitir que un día lo hagan, al día siguiente no, porque esto no generará la costumbre y la necesidad en los niños.

De igual manera, los dientes temporales deben limpiarse con el mismo cuidado con el que se hará para la dentadura definitiva, pues de su buena limpieza dependerá el desarrollo de los maxilares y la aparición de las nuevas piezas que saldrán con el espacio suficiente.

Los expertos también recomiendan una sana alimentación, que es útil en la formación de los tejidos en los niños. Por ejemplo, el consumo constante de lácteos calcifica huesos y dientes, lo que ayuda en la resistencia a las bacterias.

Cuando aprenden a cepillarse no es necesario usar crema dental, pues lo más importante es que el cepillo de dientes pase por todas las piezas, incluida la lengua, para evitar la acumulación de bacterias.

Esto debe hacerse después de que el niño come. No se le puede permitir dormirse con el tetero, pues el metabolismo de las bacterias es muy rápido.

Evidencias científicas

Estudios publicados en revistas científicas de orden mundial han determinado que el exceso de flúor en el organismo podría ser el responsable del aumento en las fracturas de cadera, pues los huesos se desmineralizan.

Otras investigaciones realizadas especialmente en Estados Unidos, donde le añaden flúor al agua, han relacionado la aparición de tumores cancerígenos con el flúor. Una compañía farmacéutica en ese mismo país realizó una observación con pacientes que usan con frecuencia crema de dientes con este elemento.

Se determinó que contribuye a la pérdida del hueso periodontal, es decir, la caída de los dientes. Además, aumenta la posibilidad de sufrir gingivitis y periodontitis, enfermedades inflamatorias de las encías.

Por: Juliana Rojas Hernández
Redactora ABC del bebé



4/04/2020

DIENTES DE LECHE: Los dientes empiezan a formarse en la segunda semana de embarazo

Embriología

Expertos en ortodoncia infantil han demostrado que los llamados "dientes de leche" empiezan a formarse en el día 17 del embarazo, aunque no erupcionan hasta el sexto mes de vida.

Según el libro "Ortodoncia contemporánea", uno de los más avanzados en este tema, firmado por el prestigioso médico ortodoncista William R. Proffit, la capa germinal del diente empieza a tomar forma a mitad de la segunda semana de embarazo.

En el momento del nacimiento, los niños, normalmente, no tienen dientes en la boca, sin embargo, estos ya estan formados desde la segunda semana del embarazo y permanecen dentro de los huesos maxilares, de tal forma que no erupcionan hasta el sexto mes de vida.



Los dientes definitivos también se forman durante el embarazo y acaban de calcificarse entre los 3 y 4 meses después del nacimiento.

Permanecen dentro del seno maxilar hasta que alrededor de los 6 años de edad los niños comienzan a cambiar los dientes de leche por los definitivos.

Leer también: BRUXISMO : Causas del bruxismo infantil

Pero no solo los dientes empiezan a formarse tan pronto en el feto, el estudio citado anteriormente demuestra que el sistema nervioso empieza a formarse en el feto del día 18 al 23 después de la fecundación, o el paladar, del día 28 al 38, cuando ni siquiera ha pasado un mes de la fecundación.



3/31/2020

SUCCIÓN DIGITAL: El riesgo de chuparse el dedo

Ortodoncia

Los hábitos - tan comunes en los bebés- de chuparse el dedo, succionar el chupete y tomar del biberón podrían afectar el desarrollo del habla del niño si se llevan a cabo durante mucho tiempo.

Ésta es la conclusión de un estudio realizado en Chile que aparece publicado en la revista médica BMC Pediatrics.

Los investigadores de la Corporación de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur descubrieron que los niños que tenían alguno de estos hábitos de forma persistente mostraron un mayor riesgo de trastornos del habla en edad preescolar.

Por ejemplo, dificultades para pronunciar ciertos sonidos de palabras o para simplificar su pronunciación.

Evitar el hábito

Durante el estudio, los investigadores reunieron información de los padres sobre las conductas de alimentación y hábitos de succión durante la infancia del niño y evaluaron su capacidad de habla.

"Descubrimos que los niños que se chupaban el dedo mostraban tres veces más riesgo de desarrollar un trastorno del habla" explicó a la BBC el doctor Juan Carlos Vélez González, quien dirigió la investigación en Chile.

"Por eso es muy importante que los padres eviten que los niños adquieran este hábito". "Y lo mismo ocurre con el uso del chupete, que si se usa durante más de tres años puede conducir al desarrollo de trastornos del habla" agrega.

También te puede interesar : Hablemos sobre la ORTODONCIA Interceptiva

Los científicos descubrieron también que al retrasar la toma de biberón hasta que el bebé tuviera al menos 9 meses podía reducirse el riesgo de desarrollar estos trastornos en el futuro.

Tal como explica el doctor Vélez, el estudio sugiere que si el bebé extiende el hábito de succionar a actividades no relacionadas con el amamantamiento puede tener efectos perjudiciales en el desarrollo del habla del infante.

Ejercicio muscular

"Nuestra hipótesis es que al chuparse el dedo, el chupete o el biberón, el niño no ejercita todos los músculos de la cavidad oral" dice el científico.

"Y como sólo está utilizando ciertos músculos no alcanza a desarrollar la musculatura necesaria para la capacidad del habla", agrega. "Por eso nuestra recomendación es evitar el bebé se chupe el dedo o que succione el chupete".

"Pero ciertamente lo que nos gustaría lograr es que las madres amamantaran a sus bebés durante un tiempo más largo y no introduzcan el biberón antes de que el bebé cumpla 9 meses".

"Porque creemos que el amamantamiento es la mejor forma de que el bebé ejercite todos los músculos de la boca, cara y la lengua para lograr una mejor capacidad de habla", expresa el investigador.

Otros estudios en el pasado llevados a cabo por otros científicos han revelado que el amamantamiento podría ser beneficioso en el desarrollo de la respiración coordinada, el acto de tragar y la articulación del habla.

Fuente: bbc.co.uk



3/30/2020

RATÓN de los DIENTES, sepa la importancia de mantener viva la leyenda

Odontopediatria

"Cuando a un niño se le cae un diente de leche, contarle que si lo pone debajo de la almohada, el ratón Pérez se lo cambiará por dinero, es un plus para aliviar su angustia, pero no acaba allí lo que hay que hacer", dijo a Télam Mónica Cruppi, miembro didacta de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y full member de la Asociación Psicoanalítica Internacional (IPA)

"Al niño hay que contenerlo, explicarle que le crecerá otro más fuerte para morder mejor y que esa pérdida conlleva una ganancia, porque significa que está creciendo como un chico sano", explicó.

Para el psicoanálisis, los dientes de leche simbolizan el vínculo con el pecho y su pérdida se relaciona con el fin de la primera infancia y el declinar del complejo de Edipo.

"La boca es el primer contacto que tiene el niño con el pecho y ese vínculo afectivo que el bebé tiene con la mamá luego se prolonga al entorno con el habla, con el placer por la comida y el displacer por su falta", explicó Gruppi.

"La aparición del primer diente fuerza el destete y constituye una pérdida del vínculo simbiótico con la madre; entonces, no sólo es doloroso porque rompe la encía, sino porque está cargado de situaciones emocionales de cambio y duelo", dijo.

Según la psicoanalista, el valor significativo de la boca y los dientes se manifiesta en las angustias que suelen estar presentes en el surgimiento y la caída de las piezas dentarias. "La función del diente, la de provocar el desprendimiento del vínculo con el pecho, nos permite comprender las conductas regresivas y las vicisitudes emocionales que el niño atraviesa con la dentición", señaló.

Leer también: Urgencias y Traumatismos en ODONTOPEDIATRÍA

Si la primera dentición simboliza todo lo que puede ser recuperado, la segunda representa lo que en caso de pérdida no se recupera y por lo tanto se transforma en símbolo de lo definitivo. "Cuando el chico pierde un diente definitivo, por ejemplo, en un accidente, la angustia es todavía mayor y ya el ratón Pérez no tiene ninguna eficacia", destacó Cruppi.

"Ante esta eventualidad, lo que hay que hacer es calmarlo, decirle que el odontólogo se lo podrá reconstruir y, lo que mucha gente ignora, se puede incluso recuperarlo poniendo el diente en leche o en agua, para que el dentista se lo reimplante", explicó

La pérdida total o parcial de la dentadura permanente hace que mucha gente se recluya, pierda su autoestima, se tape la boca, no sonría nunca y carezca de vida social.

"Los problemas de los que tienen miedo se resuelven con técnicas lúdicas y de motivación, creando un buen vínculo previo con el profesional, explicándole qué se le va a hacer y por qué, y evitando usar la turbina en las primeras sesiones", detalló.



3/26/2020

PATOLOGÍA : Dientes Natales y Neonatales

Dientes Natales

Son los dientes que aparecen en la cavidad bucal en el momento del nacimiento del niño o que aparecen en las primeras semanas de vida.

La frecuencia de su aparición es de 1/2000 nacimientos.

Esos dientes son generalmente de serie normal en un 95% y solamente 5% de ellos son supernumerarios.


¿Cuáles son las causas más frecuentes que determinan la aparición de los dientes natales y neonatales?

Ellos probablemente pueden tener orígenes familiares, hipoavitaminosis, posición superficial del germen dentario y/o asociación con síndromes, como por ejemplo la Displasia Condroectodérmica.

Leer también: DIENTES DE LECHE: Sepa como aliviar las molestias de su erupción

La presencia de dientes natales o neonatales, puede determinar lesiones secundarias junto a la tetilla del pecho de la madre o lesión en la base de la lengua, conocida como dolencia de Riga Fede (La enfermedad de Riga Fede, denominada también úlcera eosinofílica de la mucosa oral, es un proceso inflamatorio poco frecuente y benigno caracterizado por una ulceración de bordes netos, cubierta por una membrana serosa y con tendencia al sangrado espontáneo ubicada en la parte ventral de la lengua o ambos lados del frenillo y es causada por trauma repetido sobre los incisivos inferiores que ocurre durante la lactancia y el reflejo instintivo de succión.

Se suele encontrar con mucha frecuencia en niños con parálisis cerebral o en caso de erupción prematura de dientes) y también, cuando es inmaduro en la implantación, puede soltarse siendo aspirado o deglutido, presentando complicaciones pulmonares o digestivas.

3/24/2020

FLUOROSIS DENTAL: Evítala y protege la sonrisa de tu niño

FLUOROSIS DENTA

Todos los dentistas recomiendan empezar la higiene bucal de los niños luego en los primeros meses de vida.

Sin embargo, eso no quiere decir que las madres deban cepillar la boca de los hijos antes de que les nazcan los primeros dientes de leche.

Una correcta higiene durante la primera infancia significa limpiarle la boca del bebé con agua y algodón y en especial evitar pastas, alimentos y bebidas que contengan flúor.

Eso porque el exceso de flúor puede causar manchas en la superficie de los dientes, una molestia llamada fluorosis dental. Acá te explicamos un poco más sobre esa molestia para que tengas los cuidados necesarios con los dientes del niño:


¿Qué es la fluorosis dental?

Es una anomalía dental causada por el consumo excesivo y prolongado de flúor durante la infancia. Consiste en la aparición de manchas que van del color blanco hasta el marrón debido a la destrucción del esmalte dental. Esta patología puede presentarse como leve, moderada o severa y puede darse tanto en la dentición temporal como en la permanente.

¿Cuál es el período de mayor riesgo?

Los especialistas afirman que los niños menores de seis años son más propensos a la ingesta prolongada de flúor, pues suelen ser incapaces de manejar adecuadamente las cremas dentales y controlar el consumo de flúor en otros alimentos. Aunque esto suele ocurrir durante la dentición temporal, el consumo excesivo de flúor puede hacer que los dientes definitivos nazcan con motas o descoloridos.

Leer también: REHABILITACIÓN : Soluciones estéticas para caries del biberón

¿Las manchas son permanentes?

Una vez el flúor forma parte del esmalte, ya no se puede remover. Hoy en día se pueden encontrar una serie de tratamientos estéticos para aminorar o eliminar el problema. Estos tratamientos consisten en blanqueamientos dentales, pasando por tratamientos de carillas y hasta coronas completas. Lo más importante es acudir al dentista para que se determine el mejor tipo de intervención, dependiendo del grado de fluorosis y de la edad del paciente.

¿Cómo se previene la fluorosis dental?

El flúor se obtiene básicamente por medio de alimentos, agua, suplementos vitamínicos y pastas dentales.

En algunas partes del mundo los suministros de agua natural contienen niveles de flúor mucho más altos que lo deseable. Así que es necesario informarse sobre la cantidad de flúor que el agua de tu región posee para evitar la ingesta excesiva.

Además, los especialistas recomiendan el uso de cremas dentales especiales para niños, fabricadas con ingredientes naturales y sin flúor. Debemos leer la composición y los consejos de uso de los productos para comprobar que están adaptados para la ingesta puntual por parte del bebé.

Fuente: vidayestilo.terra.com.ar

3/18/2020

AFTAS EN LOS BEBÉS: ¿Qué podemos hacer?

Aftas

Las aftas son úlceras de la mucosa bucal, estas úlceras producen muchas molestias para comer, beber, hablar y el niño suele estar quejoso.

Pueden estar causadas por una hipersensibilidad a las bacterias que se encuentran normalmente en la boca del niño.


Se localizan en la parte interna de los labios, cara interna de las mejillas, suelo bucal, paladar, lengua, es decir en cualquier parte de la cavidad bucal.

La estomatitis herpética aguda causada por el virus Herpes Simplex tipo I, es una infección bucal que provoca rechazo del alimento por dolor, salivación excesiva como reflejo de la dificultad para tragar que presentan, aftas en cualquier zona de la cavidad bucal, fiebre en ocasiones elevada y una duración de más o menos 7 días.

Leer también: MEDICINA BUCAL : Estomatitis Aftosa Recurrente en niños asociada a estrés

Se suele acompañar de pérdida de peso por la falta de ingesta, el dolor durante el periodo que dura la enfermedad provoca que los niños se nieguen a comer.

Si, pasados unos días, las úlceras dan lugar a lesiones de color blanquecino, significa que el proceso de curación ya ha comenzado.


Youtube / Medicable

3/15/2020

SAÚDE BUCAL : Os primeiros dentes

Saude Bucal

Os dentes de leite aparecem entre os 6 meses e, por volta dos 3 anos de idade, a dentição temporária fica completa. Aprenda a reconhecer os sintomas de que os dentes de leite estão a nascer.

O desenvolvimento dos dentes inicia-se quando o bebé ainda está no útero mas, em geral, o primeiro dente aparece por volta dos 6 meses.

Normalmente, o primeiro dente a romper é um dos incisivos centrais inferiores (a meio da gengiva de baixo), rapidamente seguido pelos incisivos centrais do maxilar inferior e superior.


A erupção dos dentes no bebé ou na criança podem ser penosos para a criança e para os pais que não sabem porque chora ou se recusa o bebé a comer.

Alguns dos sintomas associados ao desenvolvimento dos dentes podem ser um sinal de doença ou dever-se a algum sentimento de frustração do bebé como quando não consegue alcançar um brinquedo, por exemplo.

Veja Também: CRIANÇAS PODEM APRENDER A USAR O FIO DENTAL DESDE CEDO

Mesmo antes de nascerem os 1os dentinhos, por volta do 6o mês de vida, recomenda-se a higienização de bochechas, linguas e gengiva com uma gaze ou fralda umedecida para que o bebê já vá se acostumando com o hábito e com a intervenção na boca.

Com o surgimento dos primeiros dentinhos pode-se usar escova de dente infantil com cerdas macias somente molhada em água fervida ou filtrada , 2x ao dia.

O uso da dedeira de silicone também é uma alternativa para essa fase, embora sua ação maior seja massagear as gengivas diminuindo o desconforto causado pela erupção dos dentes.


Youtube / Clube Bebé Nestlé

3/13/2020

DIETA CARIOGÉNICA: Meriendas sanas para dientes sanos

Dieta Cariogénica

Las meriendas altas en azúcar tienen buen sabor—pero no son buenas para tus dientes y cuerpo.

Los dulces, bizcochos, galletas y otras comidas azucaradas les encantan a los niños pero pueden causar picaduras en los dientes.

Las meriendas azucaradas contienen diferentes tipos de azúcar por ejemplo azúcar de mesa (sucrosa) y endulzadores de maíz (fructosa).

También, algunas comidas altas en azúcar contienen mucha grasa.


Alimentos con almidón se descomponen en azúcares cuando están en la boca. ¿Sabías que el americano promedio consume cerca de 147 libras de azúcar en un año? ¡Es un montón de azúcar! Con razón en este país, el joven promedio de 17 años tiene más de tres dientes picados.

¿Cómo atacan las azucares a tus dientes?
Gérmenes invisibles llamados bacterias se encuentran en tu boca todo el tiempo. Algunas de estas bacterias forman un material pegajoso llamado placa en las superficies de los dientes. Las bacterias en la placa destruyen el azúcar que pones en tu boca, y la convierten en ácidos.

Estos ácidos son muy potentes y disuelven el esmalte que cubre los dientes. De esa manera se forman las picaduras (o caries dentales). Si comes menos dulces, las bacterias producirán cantidades más pequeñas del ácido que destruye el esmalte del diente.

¿Cómo una merienda saludable puede protejerte de las picaduras (caries)?
Antes de comenzar a comer tu merienda, pregúntate que contiene el alimento que escogiste. ¿Tiene mucha azúcar? Si es así, escoge otra cosa. Selecciona algo mejor para tus dientes.

Recuerda, ciertos dulces pueden hacer más daño que otros. Dulces pegajosos y acaramelados se pegan en las superficies de los dientes. Los dulces pegajosos le dan a tus dientes un baño largo de azúcar, porque se quedan en tu boca más tiempo que las comidas que masticas y tragas rápidamente.

También debes pensar cuando y cuan a menudo comes productos altos en azúcar. ¿Estás picoteando dulces muchas veces durante el día, o comes usualmente dulces de postre con la comida?

Ácidos dañinos se forman en tu boca cada vez que comes un dulce. Los ácidos continuan afectando tus dientes por 20 minutos antes de ser neutralizados y dejar de causar daño. Eso quiere decir que mientras más dulces comes durante el día, más a menudo provees alimento para las bacterias que causan las picaduras en los dientes. Si comes dulces, es mejor hacerlo después de una comida, en vez de varias veces durante el día o entre las comidas. Cada vez que comes dulces—en las comidas o meriendas—cepíllate los dientes con una pasta que contenga fluoruro.

Cuando vayas a merendar, recuerda lo siguiente:
a. El número de veces al día que comes alimentos altos en azúcar (dulces)
b. Cuanto tiempo el dulce se queda en tu boca
c. La textura del dulce (¿fibroso? ¿Pegajoso?)

Si meriendas después de la escuela, antes de acostarte, u otras veces durante el día, selecciona algo bajo en azúcar y grasa. Hay muchas cosas ricas que te llenan sin hacerle daño a los dientes—o al resto del cuerpo—como lo hacen comidas altas en azúcar y poco nutritivas. ¡Meriendas saludables! Bajas en grasa como los vegetales, frutas frescas, galletas o pan de grano integral son selecciones sabias.

Comer los alimentos apropiados puede protejerte de picaduras en los dientes y de otras enfermedades. La próxima vez que meriendes, escoje un alimento de la lista en este panfleto o prepara tu propio menú.

Recuerda comer sin azúcar, bajo en grasa y seleccionar de los grupos alimenticios básicos.

Leer también: Hablemos sobre la ORTODONCIA Interceptiva

Información para los padres:
No todos los alimentos listados en este panfleto han sido estudiados en relación a las picaduras o caries dentales. La información que se tiene hoy en día indica que no promueven picaduras cuando se comparan con otros alimentos altos en azúcar consumidos por los niños entre comidas.

Las barras de dulce no son el único problema. Alimentos como la pizza, panes y panes de hamburguesas también contienen azúcar.

Lea la etiqueta de información nutricional de los alimentos, identifique el contenido de azúcar o grasa. Recuerde que el azúcar prieta, miel, melasa y siropes, al igual que el azúcar refinada, reaccionan con las bacterias para producir ácidos. Estos alimentos tienen potencial para causarle daño a los dientes.

La comida y merienda de sus niños debe incluir alimentos variados y de los grupos alimenticios básicos, frutas y vegetales; granos, incluyendo pan y cereal; leche y productos lácteos; y carne, nueces y semillas.

Algunos alimentos para merendar tienen mayor valor nutritivo que otros y ayudan al desarrollo y crecimiento de su niño. Debe saber que hasta algunas frutas frescas, si se consumen en exceso, pueden promover las picaduras de los dientes. Los niños deben cepillarse los dientes con una pasta con fluoruro después de la merienda y comidas (¡Usted también debe hacerlo!)

Por favor recuerde que estas recomendaciones generales deben adaptarse si el niño tiene una dieta especial debido a una enfermedad o condición que interfiera con una nutrición normal.

Fuente: Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial

3/06/2020

DENTES DE LEITE: Como ajudar o seu bebê a aliviar as dores dos primeiros dentinhos?


Comportamento choroso e irritadiço, falta de apetite, febre baixa e fezes mais amolecidas normalmente são sinais de que os primeiros dentes do seu bebê estão nascendo.

O surgimento da dentição ocorre geralmente quando o pequeno atinge os seis meses de idade, e a erupção na gengiva pode ser bem desconfortável, por conta da dor e coceira.


"O incômodo só acontece na primeira dentição, e o bebê sofrerá com as dores sempre que um dente novo estiver nascendo", explica a pediatra Sônia Liston, do Complexo Hospitalar Edmundo Vasconcelos, em São Paulo.

Siga as dicas dos especialistas e veja como aliviar as dores dos primeiros dentes do bebê.

Veja também: Como e quando fazer tratamento de CANAL em criança


Youtube / Diario de Pernambuco

3/03/2020

MEDICINA BUCAL : Medicamentos y sus efectos sobre los dientes en formación

Farmacología

Todos nosotros en algún momento de la vida que tenemos, o tomar drogas, ya sea para aliviar un dolor de cabeza o cualquier otra enfermedad que existe (o persiste) en nuestra vida.

Estos medicamentos son efectivos para superar o mitigar la situación en cuestión, pero también puede implicar más o menos graves en los diferentes sistemas de nuestro cuerpo.

Que estas consecuencias pueden ser visibles en el corto, mediano o largo plazo, algunos de los cuales son invisibles en un primer paso, y por lo tanto detectable sólo en una etapa más avanzada.


Los dientes, especialmente cuando en la formación, puede cambiar de forma, tamaño, color, o la rigidez, debido a que toman ciertos medicamentos, o incluso drogas ilegales.

Efecto de los medicamentos y las drogas en los dientes en formación

Los dientes, cuando en la formación, son particularmente susceptibles a los efectos adversos de la medicación o drogas, ya que los tejidos que se están formando y, como tal puede cambiar, lo que resulta en dientes con defectos, ya sea en la forma, color, tamaño o la rigidez .

Leer también: DIENTES DE LECHE: Los dientes empiezan a formarse en la segunda semana de embarazo

Un grupo especialmente perjudicial, especialmente por la frecuencia con que se administra es el grupo de antibióticos, incluyendo la tetraciclina.

Este grupo de antibióticos es responsable de manchas amarillas / marrones en los dientes permanentes, ya que interfiere en el proceso de formación de esmalte dental, que es la capa externa del diente y hace que se vea blanca y brillante en el diente.

Como resultado de tomar este tipo de medicamento que el diente se presenta con un aspetco opaco, de color amarillento, y se tiñe predominantemente de color marrón oscuro o amarillo.

Además del efecto negativo que esta droga está directamente en los dientes, lleva otro efecto, ni siquiera indirectamente, ya que la mayoría de los medicamentos para niños se presentan en forma de jarabe, con un componente adocicante para ser mejor aceptada por niños pequeños.

Además de este componente, también parece que estos fármacos son altamente ácidos, lo que contribuye a la degradación de la superficie del mineral del diente.

Es tan fácil darse cuenta de que este tipo de medicamentos aumenta el riesgo de caries en los niños, ya que ha adocicante componente (usualmente sacarosa) y un componente ácido, que degrada la estructura mineral de los dientes, que cuando se combina con la falta de higiene ( comunes en los primeros años del niño), contribuye a una mayor prevalencia de caries en los niños.

Aun cuando el embarazo y la lactancia materna de los dientes del feto / bebé (en formación) pueden verse afectados, por qué tomar cualquier medicamento debe hacerse de acuerdo a las instrucciones de su obstetra, pediatra y dentista.

FUENTE : oeste on line

SELLANTES DENTALES: Importantes para prevenir la caries en su niño

Sellantes

Proteja la dentadura de sus hijos con flúor. Flúor, el cual usted también puede conocer como "fluoruro", es un mineral que se encuentra en la mayoría de las pastas de dientes y en el agua potable en muchos pueblos y ciudades.

Escoja una pasta de dientes que contenga flúor, y verifique con su dentista o pediatra si el agua potable que consume lo contiene.

Si no es así, pregunte sobre gotas o tabletas de flúor.


Ayude a sus hijos a cepillarse los dientes. Los niños pequeños no pueden cepillarse los dientes por sí mismos. Ellos necesitarán su ayuda hasta que tengan 7 u 8 años de edad. Comience el cepillado y luego déjelos que terminen, y asegúrese de colocar la pasta dental sobre el cepillo de dientes--utilice solamente una cantidad pequeña.

Sirva comidas y bocadillos saludables. Seleccione alimentos que no contengan mucha azúcar. Limite los bocadillos entre comidas y ofrezca alimentos saludables como frutas o vegetales. Asegúrese también de que sus hijos consuman suficiente leche y productos lácteos. Estos productos son ricos en calcio, un mineral que ayuda a mantener a los dientes y huesos sanos.

Lleve a sus hijos al dentista con regularidad. Recuerde que los niños aprenden con el buen ejemplo, ¡así que asegúrese de comer una dieta balanceada y de cuidar su propia dentadura!

Leer también: PREVENCIÓN : Cómo prevenir la caries rampante en los niños

Preguntas frecuentes sobre los sellantes

1. ¿Qué son los selladores dentales?

Los selladores o sellantes dentales son unas capas plásticas, delgadas, que se aplican sobre las superficies de las muelas.

La aplicación de los selladores dentales puede hacerse en los consultorios de los dentistas, en las clínicas y, algunas veces, también en las escuelas. La aplicación de los selladores es sencilla y no causa dolor. Los selladores se aplican "pintando" el diente con una capa líquida que se endurece rápidamente y forma un recubrimiento protector.

Es posible que algunas personas confundan a los selladores con los rellenos para la caries, pero no son lo mismo.

2. ¿Por qué las muelas se carean fácilmente?

Las superficies trituradoras de las muelas son rugosas y desiguales porque tienen pequeñas grietas y ranuras. La comida y los gérmenes se depositan en estas grietas y ranuras, y pueden permanecer allí por mucho tiempo debido a que las cerdas de los cepillos de dientes no logran sacarlos.

3. ¿Por qué se necesitan los selladores?

La razón más importante para aplicar los selladores dentales es prevenir la caries.

El flúor en la pasta de dientes y en el agua potable protege la superficie lisa de los dientes, pero las muelas necesitan más protección. Los selladores cubren las superficies trituradoras de las muelas e impiden la entrada de gérmenes y partículas de comida.

Los selladores aplicados sobre los dientes que aún no tienen caries, también ahorrarán tiempo y dinero a largo plazo al prevenir la aplicación de rellenos, coronas, o cubiertas utilizadas para arreglar la caries.

4. ¿Cuándo se deben aplicar los selladores?

Los selladores dentales deberán aplicarse tan pronto como al niño le salgan las muelas permanentes, antes de que la caries pueda dañarlas. Las primeras muelas permanentes, llamadas "muelas de los 6 años", salen entre los 5 y 7 años de edad.

Las segundas muelas permanentes, "las muelas de los 12 años", salen cuando el niño tiene entre 11 y 14 años de edad. Los otros dientes que tienen grietas y ranuras, conocidos como "premolares", también pueden necesitar selladores.

Los adolescentes y los adultos jóvenes que son propensos a la caries quizás también necesiten la aplicación de los selladores.

5. ¿Es necesario aplicar selladores sobre los dientes de leche?

Su dentista puede opinar que es una buena idea aplicar el sellador sobre los dientes de leche, especialmente si los dientes de su hijo tienen grietas y ranuras profundas.

Los dientes de leche mantienen el espacio adecuado para cuando salgan los dientes permanentes. Por lo tanto, es fundamental mantenerlos sanos para que no se caigan antes de tiempo.

Fuente: Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial

2/29/2020

APIÑAMIENTO DENTAL: El abuso de comidas blandas eleva su riesgo

Odontopediatría

Los odontólogos han detectado que en los últimos años se está produciendo en España un incremento de casos de apiñamiento dental.

Dientes montados unos encima de otros, provocado por una incorrecta alimentación, una mayor respiración por la boca y algunos malos hábitos adquiridos, sobre todo en la infancia.

Según destacó la especialista de Clínicas Vital Dent, Olga Prieto, este tipo de deformidad es consecuencia de la desigualdad existente entre el tamaño de los dientes y el espacio interdental necesario para que estén alineados y, aunque en la aparición de dientes apiñados hay un componente genético, se ha percibido un aumento de casos de este problema que puede ocasionar dificultades para comer y hablar e incluso problemas bucodentales como consecuencia de la acumulación de placa.


Por ello, y dado que este apiñamiento se puede corregir desde edades tempranas, la doctora Prieto recomienda a los padres no abusar de las comidas blandas como cereales y comidas de bebé, pues "ingerir este tipo de alimentos hace que los músculos y los huesos se vuelvan débiles y no se desarrollen correctamente". "Es aconsejable ir añadiendo poco a poco comidas más duras en su dieta, como manzanas o carne, para que empiecen a masticar", añade.

Otra costumbre que induce a este apiñamiento es la succión digital, que en los niños se produce cuando se chupan el dedo, usan chupetes durante más tiempo del necesario o siguen usando el biberón después de los tres años, lo que "puede descolocar los dientes y afectar al paladar".

Leer también: EMERGENCIA : Manejo de las fracturas mandibulares en pacientes pediátricos

Además de una mayor incidencia de caries, las personas con este tipo de anomalía pueden tener problemas a la hora de hablar, por la dificultad que experimentan para pronunciar correctamente algunos sonidos; para comer, ya que no mastican bien; y por último, pero no menos importante, puede afectar a la autoestima hasta el punto en el que el afectado puede ver mermada la confianza en sí mismo por no estar contento con su estética facial.

Fuente: infosalus.com

2/23/2020

Los BEBÉS necesitan ir al dentista

Odontopediatría

Los expertos en salud infantil recomiendan que los niños empiecen la rutina de cuidado dental desde cuando les salen sus primeros dientes.

Sin embargo, un informe de la Encuesta Nacional de Salud Infantil del C.S. Mott Children’s Hospital, en Michigan, indicó que la mayoría de los niños entre uno a dos años de edad no habían visitado un dentista.

La encuesta, realizada a mediados del 2011, preguntó a padres de niños con edades entre uno y cinco años sobre el cuidado dental de sus hijos y se determinó que sólo el 23 por ciento de los niños de un año de edad había visitado al dentista, mientras que sólo el 44 por ciento de los niños de dos años había hecho la visita preventiva.


“Los problemas dentales, como las caries de la infancia temprana, son la causa principal de enfermedades crónicas en los niños pequeños”, destacó Sarah Clark, directora asociada de la Unidad de Investigación y Evaluación de la Salud Infantil de la Univesidad de Michigan. “La mayoría de los problemas dentales pueden prevenirse mediante el cuidado de la salud oral”, agregó.

Leer también: PREVENCIÓN : Mantenedores de Espacio. Ventajas e Indicaciones

Es posible que muchas familias no tengan conocimiento de la importancia del cuidado temprano de la salud dental y les sea difícil encontrar un dentista que atienda a los niños pequeños. De ahí la importancia de que los pediatras eduquen a las familias sobre el tema.

“Las visitas de control son muy importantes para que los padres comprendan su papel en la prevención de los problemas dentales. Por ejemplo, aprender cómo limpiar los dientes de los bebés y la importancia de evitar las bebidas azucaradas y los biberones en la cuna a la hora de dormir”, destacó Clark.

Durante esas consultas, además, el pediatra puede examinar los dientes del bebé e informar a los padres si descubre las primeras señales de deterioro dental para que consulten al dentista.

Para evitar el contagio de la gripe
Los cambios de temperatura del invierno significan también la llegada de la temporada de la gripe. Aproximadamente entre el 5 y el 20 por ciento de las personas en Estados Unidos son afectadas por la influenza.

Blue Cross and Blue Shield of Florida proporciona algunos consejos para que los residentes de la Florida eviten el contagio de la enfermedad.

La primera medida en la lista de prevención de la gripe es vacunarse. El Centro para el Control de Enfermedades recomienda que todas las personas mayores de seis meses reciban una vacuna anualmente.

Como la vacuna es de temporada, protege contra las diferentes cepas de la influenza que circulan durante el año, lo cual significa que la vacuna del año pasado puede que no le funcione este invierno.

También hay que considerar que se demora aproximadamente de una a dos semanas para que el cuerpo reaccione a la vacuna.

Algunos consejos de los expertos para evitar la gripe:

• Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o asegúrese de usar un desinfectante con base de alcohol.
• Asegúrese de cubrirse siempre la boca cuando tosa o estornude.
• Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca innecesariamente, esta es una de las formas de propagar los gérmenes.
• No comparta cubiertos o artículos personales, como vasos y toallas.
• Si se enferma, tome el día libre, quédese en casa y consulte al médico. Mantenga a los niños enfermos en casa también. Así evita contaminar otras personas.
• Trate de evitar a las personas que tienen la gripe o presentan los síntomas.

2/12/2020

NUTRICIÓN BEBÉ: Triturar demasiado la comida a los bebés no les permite desarrollar la musculatura cráneo-facial, según expertos


El común de los padres alimentan a sus hijos con papillas preparadas o comidas trituradas.

Lo que está ocasionando que su niño no mastique demasiado y en consecuencia no desarrollará una buena musculatura cráneo-facial.

Así lo dio a conocer la Doctora Elena Barbería, profesora de la Universidad Complutense de Madrid y experta en odontopediatría.


Barbería, según informó el Colegio de Médicos de Las Palmas en nota de prensa, ha estado en el Simposio de Odontopediatría que el Colegio de Dentistas de Las Palmas ha celebrado en la capital grancanaria, y donde subrayó que los "excesivos" alimentos triturados como purés y papillas podrían afectar a los dientes, así como a la estructura cráneo facial cuando se acostumbra a esta alimentación hasta edades cercanas a los cinco años.

"Antes no había batidoras tan sofisticadas y se comía lo que se podía pero ahora se les da a los niños demasiadas comidas trituradas porque los padres llegan cansados a casa o porque quieren que coman pronto para que se vayan a la cama. Entenderse humanamente, se entiende, pero eso es un problema", insistió la doctora.

Ver también : ORTODONCIA : Hábitos bucales frecuentes y su relación con Malocusiones en dentición primaria

Asimismo, subrayó que masticar es un ejercicio físico que desarrolla músculos vitales en el crecimiento infantil. "Si no hacemos deporte, la musculatura no se desarrolla y en la boca es igual; si toda la musculatura cráneo-facial no mastica, no desarrollamos la musculatura y no hay un crecimiento de los huesos cráneo-faciales adecuados", apostilló.

Por otro lado, Barbería también resaltó que existe una "tendencia a no prestar excesiva atención a los dientes de leche incluso entre algunos odontólogos". En este sentido, apuntó que podría deberse a que se "desconoce la importancia de los dientes de leche para el desarrollo general del niño".

Al respecto, destacó la importancia de la odontopediatría y de la atención correcta de la salud dental del niño. "No son los dientes de un niño sino un niño con dientes. El protagonista es el niño y no sus dientes", sentenció.

Fuente: Europa Press


NO SOPLES la comida de tu BEBÉ, puede producirle CARIES


Soplar la comida del bebé puede producirle caries, así como besarlo, señala el odontopediatra Mario Elías Podestá, quien instó a los padres de familia a desarrollar e inculcar hábitos de higiene bucal desde los primeros meses de vida en los niños.

Señaló que en Perú, el 80 por ciento de los niños menores de 3 años ya sufre de caries y al promediar el año muchos de ellos tienen la totalidad de los dientes con la misma enfermedad.

"Las bacterias son contagiadas principalmente, en el caso de los bebés, por las madres, quienes muchas veces besan a sus hijos sin medir las consecuencias de esas excesivas muestras de afecto", señala el especialista.


El doctor Elías recomendó que el cuidado bucal del recién nacido debe realizarse desde un inicio con una gasa o la punta de un pañal frotando suavemente el interior de la boca, para eliminar los rastros de leche luego del amamantamiento.

Sostuvo que es básico llevar a los bebés al odontopediatra antes del año para una evaluación bucal y sobre todo para recibir las indicaciones a fin de iniciar a nuestros hijos en una adecuada higiene y propiciar también la formación de hábitos bucales entre los más pequeños.

Leer también: CIRUGÍA BUCAL : Ulectomia ¿cuando y como realizarlo? Reporte de 3 casos clínicos

Indicó que con la aparición de los molares en los niños ya se debe incorporar el cepillo dental infantil en la higiene diaria y aunque sostiene que no existe una técnica específica para aplicar en los más pequeños lo ideal es cepillar cuidadosamente con agua.

A partir de los 2 años, y con la presencia ya del segundo molar en la cavidad bucal del niño, se debe adicionar la pasta dental baja en flúor.

Señaló que ya existen productos indicados para niños, pues la alta presencia de flúor en las pastas de adultos puede provocarles problemas digestivos.

Explica que a partir de los 2 años los niños ya están en capacidad de escupir, por lo que sumado a un dentífrico adecuado no existe riesgo alguno en su uso.

Resaltó que no es necesario adicionar en la limpieza la utilización de enjuagues bucales. "No hay estudios aún que respalden su utilización en niños, por lo que resulta recomendable abstenerse en su uso ya que pueden ser tragados por los menores al momento del aseo".

Por último, fue claro en señalar que los pequeños que consumen constantemente golosinas son los más propensos a sufrir de caries.

"Ya que al ingresar a la boca se transforman en ácido, lo que propicia la perforación del diente produciendo la temida caries", sentenció el odontopediatra Mario Elías, en el marco de la campaña de concientización que impulsa el Colegio Odontológico del Perú en pro de una buena salud bucal en el país.

Fuente: andina.com.pe

2/10/2020

DIENTES DE LECHE: ¿Porqué son importantes? - Dra. Gloria Read

Oral Hygiene

Uno de los errores más comunes de los padres es descuidar la salud bucal de su bebé.

En muchos casos desconocen que una dentadura sana es esencial para masticar y hablar adecuadamente, de ahí la importancia de cuidar los dientes de leche, aunque se van a caer.

Los dientes primarios de un niño, llamados dientes de leche, normalmente aparecen entre los seis meses y 1 año de edad. Éstos son tan importantes como los permanentes en los adultos; ayudan a alimentarse, emitir sonidos y hablar adecuadamente”, explica la American Dental Association (ADA).


Además, desempeñan otros roles fundamentales como mantener el espacio para los dientes permanentes y dar el estímulo necesario para el crecimiento de los huesos de la cara

Read Also: Hablemos sobre la ORTODONCIA Interceptiva

La visita al dentista a edad temprana es un chequeo de rutina. El dentista verifica que no haya caries o algún problema dental.

Él enseña a los padres a limpiar correctamente los dientes del pequeño, así como prevenir algún otro hábito perjudicial, como chuparse el dedo.


Youtube / Sarah Tevis Poteet, DDS, PA

1/22/2020

HIGIENE BUCAL: Sepa como crear hábitos de higiene en el niño

Higiene Bucal

Según los expertos consultados, los hábitos higiénicos hay que crearlos en el niño, lo que es en extremo complicado, "puesto que requiere un trabajo intenso por parte de los padres".

Según ellos, existen algunos consejos prácticos para tener éxito en la tarea:

1. Los padres deben dar el ejemplo.

Los padres, como referentes naturales del niño deben tener un hogar limpio y aseado. Además hay que mostrarle cómo uno se lava los dientes pidiéndole su compañía en el baño, explicándole qué es lo que está haciendo, para qué sirve el cepillo y la pasta dental.


2. Deben inculcarse hábitos desde temprana edad.

Un niño siempre va entender más de lo que puede expresar, por eso es necesario que el padre esté constantemente especificando el porqué de cada acción higiénica y los beneficios sanitarios que reporta. Por ejemplo, decirle a un bebé de seis meses de vida mientras se le cambian los pañales "vamos a cambiarte para que no se te irrite la colita", él lo va a comprender, explican los pediatras.

También te puede interesar: Patología oral del recién nacido

3. Regularidad.

Los hábitos deben crearse a diario y manifestarse en cada aspecto de la vida cotidiana. En este caso los padres deben armarse de paciencia porque los resultados de su trabajo no se verán de inmediato, sino a largo plazo. Lo ideal es que las instrucciones que reciban los niños sean lo más simples posible. La complicación o perfeccionamiento deben ser paulatinos.

4. El niño debe contar con un ambiente preparado.

Los artículos de aseo deben estar al alcance de los niños. La pasta dental no puede estar guardada en una repisa con llave, debe existir siempre papel higiénico disponible, etc. Si las condiciones no están dadas para que el infante realice sus labores de aseo aparecerá la desmotivación. El niño debe tener sus propios elementos higiénicos para que cuide de ellos y sepa en qué lugar se encuentran.

12/30/2019

PREVENCIÓN : ¿Qué es la MANCHA BLANCA?

Mancha Blanca

La mancha blanca es la primera evidencia de caries en los dientes, y tiene un aspecto blanquesino, color tiza o yeso.

Puede ser lisa o porosa, esta característica de la textura va a depender si el proceso carioso esta activa (porosa) o inactiva (lisa).

Existen varias teorías sobre la causa de estas manchas, entre ellas tenemos el exceso en la toma de flúor, procesos infecciosos, toma de medicamentos durante los primeros años de vida, factores hereditarios, etc., pero a la que nos vamos a dedicar ahora es a la mancha blanca originada por una ausencia de higiene dental en los niños.


¿Por qué aparcen estas manchas blancas?

Cuando no existe una higiene bucal adecuada del bebé, se deja restos de alimentos, que son rápidamente metabolizadas por la gran cantidad de bacterias en boca. Esta actividad metabólica crea un ambiente ácido, esta acidez recae sobre el esmalte y es ahí donde se inicia el proceso carioso.

Leer también: PREVENCIÓN : Técnica de aplicación de sellantes de fosas y fisuras - Paso a paso

Inicialmente el esmalte se observa como opacidad blanca, en ocasiones se observa un área pigmentada de color amarillo o café, pero en cualquiera de los casos por lo regular está bien demarcada. La mancha de color blanca yesoso temprana se vuelve ligeramente rugosa, debido a la descalcificación superficial del esmalte.

Estas lesiones previas a las caries son el resultado de la desmineralización del esmalte a causa del ácido producido por las bacterias contenidas en la placa dental. Estas lesiones generalmente se encuentran cerca del borde de la encía donde se acumula la placa.

Tratamiento

El tratamiento para estas anomalías es variable dependiendo del tipo de lesión y de la profundidad. La aplicación tópica de flúor es beneficioso para fortalecer estas áreas, especialmente si la lesión ocurrió después del desarrollo del diente.

El color blanco tiza no desaparecerá del todo, pero la actividad cariosa se detendrá que es lo mas importante.

El tratamiento de flúor para esta lesión depende del mecanismo de acción pre-eruptivo (antes que salga el diente) o post-eruptivo (despues que sale el diente) en que se la atribuye diferentes formas de aplicación, asi tenemos:

Flúor sistémico: (agua, tabletas, sal) Tiene un efecto pre eruptivo, ya que se incorpora al esmalte en formación volviéndolo mas resistente a los ácidos. Sin embargo, también se le conoce efectos post-eruptivos, interviniendo en los procesos de desmineralización y remineralización.

Flúor tópico: (pastas dentales, geles, colutorios, barnices) Tiene un efecto post eruptivo, ya que actúan directamente sobre la superficie del diente, y ayudan en el proceso de remineralización, en caso de los bebes, la aplicación de flúor es con hisopo y en una concentración de 0.02%. En niños con capacidad de escupir se aplica flúor gel profesional, que se realiza en el consultorio dental.