Mostrando entradas con la etiqueta Mitos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mitos. Mostrar todas las entradas

12/02/2018

¿Supone de verdad cada embarazo un diente perdido para la madre?


El embarazo es una etapa de la vida sexual de la mujer, sí, sexual porque forma parte de la sexualidad la reproducción, más apasionante que existe.

Después de miles de años de historia repitiendo este gesto, todavía hoy nos asombramos cada vez que nace un bebé por cuanto de milagro tiene.

Que de la unión de dos pequeñísimas células se obtenga un ser humano listo para vivir una media de unos ochenta años y subiendo, supone una de las grandes maravillas de la evolución.

El cuerpo de la mujer “sufre” con cada embarazo. Hoy vamos a centrarnos en un clásico: la dentadura.

Leer también : ¿Qué es la MANCHA BLANCA?


Dicen las abuelas que cada embarazo es un diente. Obviamente esto hoy no es así si llevamos una correcta salud bucodental y hacemos caso de las recomendaciones de los profesionales.

Hoy contamos con los consejos que nos ofrecen desde el Instituto profesor Sada:

1- Si estás pensando en quedarte embarazada, hazte previamente una revisión completa por tu odontólogo para evitar "sorpresas" durante el embarazo.

Podremos hacerte una revisión y un estudio radiológico para verificar la salud de tus dientes y encías. Si no se tiene el hábito de acudir al dentista cada seis meses, este es un buen momento para comenzar a hacerlo.

2- Si ya estas embarazada, también sería conveniente que te hicieras una revisión. En este caso, no aconsejamos radiografías rutinarias (aunque estas tienen muy baja radiación), por lo que haremos una exploración visual de tu boca.

3- Los vómitos y reflujos de los primeros meses generan en la boca un ambiente muy ácido que favorece la descalcificación y aparición de caries. Por eso, si tienes este problema, no dudes en cepillarte tras el vómito para evitar esta situación acidez.

4- Es muy típica la aparición de "Gingivitis del embarazo" debido a los cambios hormonales que se suceden durante este estado, por ello te recomendamos realizar limpieza bucal para eliminar cualquier riesgo de inflamación de las encías.

5- Cuida tus encías: Si padeces enfermedad periodontal no tratada, varios estudios demuestran que la embaraza con enfermedad periodontal tiene 7 veces más riesgo de tener un parto prematuro al ser comparadas con las que se encuentran con correcta salud bucal, esto pudiera deberse al aumento de prostaglandina E2 y del factor de necrosis tumoral, los mismos que inician el trabajo de parto.

6- Cuida tu dieta: Es necesario para tu salud, llevar una dieta equilibrada sin exceso en dulces para prevenir la aparición de caries. Es importante un aporte adecuado de vitaminas como la vitamina A y la vitamina D y minerales como calcio y fósforo cuyo aporte esencial para la formación de los huesos y los dientes del futuro bebé.

Son preferibles los llamados hidratos complejos, como el pan, las pastas, las patatas, el arroz, etc. Estos son la principal fuente de energía de liberación lenta y son necesarios para un adecuado equilibrio nutricional y para el desarrollo del bebé.

Los hidratos de carbono simples o refinados son más cariogénicos que los complejos y pertenecen a este grupo el azúcar, y los alimentos dulces como los caramelos, los pasteles, la repostería, etc., los cuales tienen un gran potencial de producción de caries, por lo que deben evitarse.

7- Durante el embarazo aumenta la apetencia por estos productos de modo que si la futura mamá los toma entre horas es aconsejable que se lave los dientes después.

8- Cepilla bien tus dientes y encías: Es necesario en esta etapa del embarazo extremar los cuidados dentales. Las alteraciones bucales propias del embarazo, aunque frecuentes, no son inevitables y pueden prevenirse realizando una adecuada higiene dental con un cepillado después de las comidas y usando la seda dental.

9- Es preferible usar un dentífrico que contenga flúor, que es antibacteriano y refuerza el esmalte dental.

10- Si presentas una infección dental y estás embarazada, consultaremos con tu ginecólogo cual es el momento de tratarlo. Generalmente el segundo trimestre es el más adecuado, pero en casos de urgencia en los que la infección pudiera afectar al bebe deberemos tratarlo inmediatamente.

11- Los tratamientos que no sean de máxima urgencia deben posponerse para después del primer trimestre.

12- En la última mitad del tercer trimestre también es aconsejable evitar las intervenciones odontológicas.

larazon.es

4/02/2018

MITO: Cada hijo se lleva un diente de la madre


La gran mayoría de personas tiene la falsa creencia que cada vez que una mujer queda embarazada es casi seguro que perderá un diente...pues les diremos que es ¡completamente falso!

Una mujer en estado de gestación le suceden una serie de cambios, no solo físicos sino también hormonales; justamente estos últimos originan un adelgazamiento de los tejidos de la encía, que juntamente con la placa bacteriana (sarro) e irritantes locales producen la llamada "gingivitis del embarazo".

Leer también : Alteraciones en la encía durante el embarazo

En el caso que la madre ya presenta la enfermedad, la gestación exacerbará esta enfermedad, por eso es importante que visite a su dentista para que evite el inicio o el avance de esta enfermedad.

Durante la gestación la dieta de la nueva madre se eleva en carbohidratos, eso sumado a una escasa higiene dental produce un aumento de acidez, y como resultado tenemos varios procesos cariosos o empeorar aquellos que están ya en boca.

La higiene bucal en la mujer disminuye porque la mayoría refiere que el cepillado le produce náuseas o pesadez en levantarse para asearse.


Prevención
Tener control en la dieta elevada en carbohidratos. Acompañado luego de su consumo de su cepillado.

No olvidarse de la higiene bucal en casa, cada vez que consuma algún alimento hay que cepillarse.

Visitar al odontólogo para que realice las desfocalizaciones en la cavidad oral, realizando obturaciones y limpieza.

Visitar al dentista para que realice los controles de limpieza.

Con todas estas acciones, comprobarás que aquel mito "Cada hijo se lleva un diente" es falso, solo necesitas mayor preocupación por tu higiene bucal , nada que un buen cepillado y visita a tu dentista no pueda ayudarte.

10/27/2016

INFOPACIENTE : 10 mitos de los dientes de niños y bebés

La aparición de los dientes de leche son todo un acontecimiento en la familia, que ven como el bebé va creciendo y desarrollándose. 

Pero esta nueva presencia esta envuelta en una serie de mitos sobre la formación y erupción del dientes deciduo, este video resuelve todas estas dudas y mitos. 

erupción-dental

 
Fuente : Youtube / guiainfantil

8/12/2016

DIENTES DE LECHE : Diez falsos mitos de la aparición de los dientes de leche

La mayoría de los padres suelen pensar "erróneamente" que si su bebé tiene exceso de saliva, rechaza la comida, está irritable, duerme mal y se lleva la mano y otros objetos a la boca es porque le están saliendo los dientes.
mitos

Sin embargo, la neonatóloga y jefa del servicio de urgencias pediátricas del Hospital La Milagrosa de Madrid, Paloma Nacher, ha avisado de que estos síntomas no tienen por qué ser indicativos de la dentición y ha informado de que las señales que más delatan que se están formando los dientes es la inflamación, sensibilidad y enrojecimiento de las encías.


"El babeo, la irritabilidad, la inapetencia, la fiebre, la diarrea o las infecciones respiratorias no son una consecuencia directa de la aparición de los dientes, sino que podrían darse algún caso, de forma leve y por poco tiempo coincidiendo con el momento de la dentición", ha asegurado.

De hecho, se calcula que puede haber un 35 por ciento de bebés que no experimentan ningún síntoma con la aparición de los dientes de leche. Por ello, y con el objetivo de tranquilizar a los padres, la experta ha desvelado los 10 falsos mitos más comunes que se producen sobre este asunto: 

1.- Babeo: el incremento de la saliva puede deberse a que las glándulas han acelerado su funcionamiento para la ingesta de alimentos distintos a la leche. 

2.- Mocos: la presencia de mocos no tiene que atribuirse a la salida de los dientes. Hay que consultar al pediatra si éstos duran varios días y, más aún, si van acompañados de fiebre. 

3.- Fiebre: la salida de los dientes no tiene por qué causar fiebre, aunque puede incrementar algo la temperatura corporal por la inflamación de las encías. Puede ser que su sistema inmunitario esté algo más debilitado y, por ello, contraiga alguna enfermedad que genere la subida de la fiebre. 

4.- Diarrea: igual que con la fiebre, se suele pensar que la dentición provoca colitis o deposiciones más blandas o constantes, pero esto no es así. Si esto sucede, hay que consultar al médico para ver qué ha desencadenado la diarrea, como puede ser una gastroenteritis o una reacción alérgica. No pierden las ganas de comer 

5.- Inapetencia: los pequeños no pierden las ganas de comer, sino que las molestias en las encías les hacen comer menos o que les cueste más ingerir los alimentos. 

6.- Uso de medicamentos: se desaconseja el uso de fármacos para adormecer las encías, ya que lo único que hace es endurecerlas y retrasar su aparición. En su lugar, recomienda el uso de un anillo o aro para morder. 

7.- Mordedores: aunque el frío puede aliviar la sensibilidad y la inflamación de las encías, no se aconseja introducir los mordedores en el congelador puesto que podrían provocar quemaduras en la mucosa de la boca. Si se pueden introducir en la nevera para que estén fríos. 

8.- Limpieza: la higiene bucal de los niños debe comenzar a realizarse con cepillo cuando el pequeño tenga por lo menos ocho dientes. Hasta entonces, se le puede dar agua después de comer para que arrastre los restos de comida que puedan quedar en los dientes o frotarlos con una gasa humedecida con agua. 

9.- Edad de la dentición: la salida de los dientes depende del momento en el que les salieron a los padres. Aunque suele ser entre los seis y ocho meses y la media es que a los 30 meses el niño ya tenga los 20 dientes de leche, estos ritmos pueden variar mucho entre los pequeños. Conviene consultar al pediatra cuando el niño a partir de los 18 meses no tiene ningún diente para que valore la situación. 

10.- Orden de salida de los dientes: aunque hay un patrón más o menos común para la aparición de los dientes de leche, éste puede variar mucho entre niños. Así que los padres de los pequeños que no sigan estos esquemas a la letra, no tienen que pensar que los niños tienen algún tipo de problema o que lo vayan a desarrollar de mayores, con los dientes definitivos.

7/18/2016

PREVENCIÓN : ¿El bebe puede reducir el calcio de los dientes de la madre?

El embarazo está siempre rodeado de mitos y creencias, muchos de ellos falsos y sin sustentos, el más frecuente es que el bebé absorbe el calcio de la madre. 
perdida-diente-embarazo

Esta creencia se basa en que muchas veces la madre pierde un diente durante la gestación, de ahi el dicho popular: "Un diente por cada hijo". 

 

Fuente: clinica dental identis