Mostrando entradas con la etiqueta Malos Hábitos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Malos Hábitos. Mostrar todas las entradas

4/04/2020

Malos HÁBITOS ORALES pueden acabar con la presentación facial de sus hijos


El incorrecto desarrollo dental y facial son causados en la mayoría de los casos por la succión digital, el chupo, la respiración bucal, succión labial y comerse las uñas.

Cada uno de estos hábitos desencadena una serie de problemas que no solo causan en los niños molestias.

Molestias no solo por el manejo odontológico que se les debe dar, sino angustia para los padres, el tiempo y el dinero que deben invertir para corregirlo.



Afortunadamente, especialistas en odontopediatría en Colombia ofrecen terapias exitosas probadas para acabar con ellos con base en amor, tolerancia y manejo psicológico. Una esperanza para los padres que han probado todo para que sus pequeños abandonen estas manías.

Malos Habitos

La succión del dedo: El problema en ella es que se ejerce una fuerza externa sobre los labios, alterando el crecimiento del maxilar, se crea un espacio en la posición de los dientes y un paladar profundo ojival que hace que la lengua tome una posición muy anterior o muy posterior dificultado el proceso de alimentación.

Vea también: Respirador Bucal, tratamiento de apiñamiento severo sin extracciones

Respiración bucal: Este problema aunque puede ser producido por afecciones como la rinitis, adenoides o amígdalas, también puede darse como el simple hábito de mantener la boca abierta. Con él, el paladar se hace ojival, los labios caen dramáticamente, se puede dar también lesiones en los ángulos de los labios (a lado y lado), y en las posiciones dentales.

Succión de labio: Chupar el labio inferior es una manía frecuente. "No solo genera dermatitis severas, manchas permanentes y estrías sangrantes alrededor del labio, sino genera una mordida abierta y queilitis angular (lesiones en los ángulos de los labios) que afectan el desarrollo dentario y la fisionomía del pequeño sufriendo la burla de sus compañeros y traumas severos", comenta el odontólogo Juan Esteban Galvis R.

Humedecerse el labio: Pasarse repetidamente la lengua sobre los labios, también es una manía que puede desencadenar muchos problemas. Agrietamiento de los labios, sangrado, queilitis, cambios en la posición y textura de la lengua y el paso hacia una respiración bucal, son algunos de ellos.

Comerse las uñas: Muchos padres han sufrido y han probado de todo para contrarrestar este mal hábito. Sus consecuencias están relacionadas con la mordida abierta, el desgaste del borde de los dientes, hasta el cambio en la forma de las uñas y la presentación de las manos.

Una solución

Según Galvis, el primer paso es generar una observación cuidadosa por parte de papá y mamá. "Hay que volverse unos súper investigadores de la causa que está provocando ese comportamiento. Un nuevo hermanito, un compañerito que lo intimide en el colegio, cualquier situación por pequeña que sea puede desencadenar este problema" recalca el especialista.

Cuando los pequeños ya están en jardín o colegio se puede acudir a los profesores o guiadores para obtener mucha información de lo que está pasando.

El segundo paso es generar un ataque de amor total para alguien súper especial: Esto quiere decir "no compararlo", "no burlarse", "no aplicar terapias de ají", "no buscar un culpable". Parar este proceso agresivo para el niño será el primer paso para su recuperación

Después vendrá con la ayuda del diagnóstico previo, una orientación hacia el trabajo psicológico especializado en casos graves o a un sencillo entrenamiento secreto para los papás basado en el afecto y el juego donde los resultados se podrán ver en menos de un mes.

"Los padres aprenden unas técnicas muy efectivas que además levantan la autoestima lesionada de sus hijos, los acerca entre ellos, y permite corregir estos malos hábitos que en el futuro puede causarles muchos dolores, tiempo e incomodidades", sostiene el odontopediatra Galvis.

Al final el niño sentirá que sus padres, familiares y amigos están orgullosos por haber dejado el mal hábito. Para el caso de las succiones y la comida de uñas funciona bien el protocolo. Para el caso de los respiradores bucales, se utilizan unas placas de goma que se manejan en casa y en las horas de la noche para no someter a los pequeños a preguntas o burlas.

Este sistema no solo va a corregir el hábito, sino además viene en unos colores impactantes para ellos, va a corregir la posición de los dientes evitando en muchos casos el uso de brackets y tiene un dispositivo para que la placa tenga un cordón que se va a sujetar de la ropa o pijama para que no se vaya a perder en la noche.

Dos soluciones que van a ir acompañadas de afecto y amor al 100 por ciento y una dosis de tiempo importante para que a través del juego y el afecto se logre resultados rápidos y exitosos. Protocolos colombianos para que nuestros niños sonrían y alegren el mundo.



3/23/2020

HÁBITOS ORALES: Cómo hacer que su hijo deje de chuparse el dedo

Ortodoncia

El chuparse el dedo es un hábito común en niños pequeños.

Sin embargo, este habito puede acarrear una serie de problemas dentales y oseas para su hijo, como por ejemplo: mordida abierta ó malposición dentaria.

En este artículo les damos algunas recomendaciones para que su hijo deje de chuparse el dedo.

Para ello, comprenda las razones por las cuales su hijo se chupa el dedo, y entienda las maneras en las cuales se puede detener esta actividad.


El por qué

Los bebés presentan el reflejo de chupar en forma natural. Lo mismo el llevarse la mano a la boca, algunas veces incluso antes de nacer. El hecho de que chuparse el dedo calma a los bebés puede predisponer para que los pequeños adquieran en hábito de chuparse el dedo cuando están aburridos, cansados o ansiosos.

Al mismo tiempo, muchos bebitos practican este hábito al mismo tiempo de sujetar una mantita o pañal de género, lo que para ellos se vuelve un objeto muy valorado.

Cuánto dura

Muchos de los bebés terminan con el hábito cuando cumplen entre seis y siete meses. Sin embargo, hay ocasiones en que los niños se chupan el dedo por años, incluso hasta cuando entran a pre kinder.

Leer también: Hablemos sobre la ORTODONCIA Interceptiva

Cuándo intervenir

Los expertos dicen que este hábito no debiese causar preocupación hasta que el niños cumple cuatro o cinco años, que es cuando la actividad puede empezar a dañar el paladar del niños (el “techo” de su boca) o la forma en que los dientes están alineados.

Si su hijo se chupa el dedo en forma frecuente y tiene cinco años, o si el hábito le está provocando problemas dentales o incluso le avergüenza, hable con su hijo para detener la práctica.

Qué puede hacer

Considere lo siguiente para librar a su hijo de este problema.

Recuérdele en forma frecuente: Cuando vea a su hijo chupándose el dedo, en forma suave pero firme dígale que se saque el dedo de la boca. Ponga cuidado en no criticarlo o ridiculizarlo, lo que puede provocar cierto estrés en el menor. Enséñele que el chuparse el dedo es simplemente una forma suya de llamar la atención.

Sea positivo: Felicite a su hijo y déle alguna recompensa, como una visita al parque a jugar, cuando no se esté chupando el dedo por un periodo de tiempo considerable. Ponga stickers o pequeños recordatorios en un calendario para recordar cuántos días lleva sin caer en el hábito.

Cambios apropiados: Inste a su hijo a hacer algo en cambio a chuparse el dedo, como jugar con un peluche cada vez que tenga ganas de chuparse el dedo.

Último recurso: Si nada de esto funciona, puede aplicar otro tipo de método, como untar el dedo con vinagre u otra sustancia con mal sabor, envolver el dedo, o ponerle un guante a la mano.

Sin embargo, los expertos muchas veces no recomiendan estas medidas. Además, si los dientes de su hijo no están alineados como deben ser, el dentista de su hijo puede instalar un dispositivo oral que prevenga que se meta el dedo a la boca.

Si nada funciona

Para algunos niños, este hábito es muy difícil de resolver. Por lo mismo, sea paciente y recuerde que la mismo presión de los demás niños causa que ellos dejen de chuparse el dedo, por lo menos durante el día. Mientras tanto, no se preocupe en exceso.

Ponerle mucha presión al niõ para que deje de chuparse el dedo puede provocar más daños que beneficios.

3/15/2020

MALOS HÁBITOS : Malas mordidas en niños : Causas y Prevención

Ortodoncia

Las maloclusiones tienen la particularidad de que en muchos casos comienzan a manifestarse desde la infancia.

Esto debido al desarrollo de la anatomía propia del niño (la genética cumple un importante papel) y también a ciertos hábitos infantiles como costumbres de succión nutritivas prolongadas, hábitos de succión no nutritivos (chupete o chuparse el dedo, por ejemplo) o hábitos funcionales, como la interposición lingual, la interposición labial, la respiración oral.

Los hábitos como el mordisqueo de las uñas, el bruxismo o la alimentación tienen una importancia enorme en la aparición de algunas maloclusiones.


En este sentido, también hay que prestar atención a los problemas respiratorios o alérgicos en la infancia.

En la actualidad cada vez son más frecuentes los casos de niños con problemas alérgicos que condicionan muchas veces la aparición de hábitos asociados de respiración oral.

Leer también: Importancia de la Ortodoncia y Ortopedia Maxilar

También puede originarse por la pérdida temprana de dientes temporales (que puede generar apiñamientos dentales) y la pérdida de las relaciones oclusales.

El no realizar un tratamiento a tiempo puede generar una necesidad de tratamientos futuros más complicados, pero lo más importante es que puede derivar en una alteración de las distintas funciones orales, como alteraciones en la fonación, dificultad en la masticación, alteración de la deglución o, entre otras cosas, hábitos labiales inconvenientes.


Youtube / Bebé y Familia

2/19/2020

ORTOPEDIA : Rejilla Lingual / Palatina. Definición - Ventajas

Rejilla lingual

La intercepción de hábitos, como: succión de dedos, protusión lingual, deglución atípica, etc., ha sido una gran preocupación para odontopediatras y ortodoncistas.

Debido a las múltiples secuelas que estos hábitos pueden dejar en el paciente, como mordidas abiertas, mordidas cruzadas posteriores, paladares ojivales con sus correspondientes secuelas respiratorias, atrofia de vías respiratorias altas etc.

Para interferir en estos hábitos ha sido descrita una gran variedad de métodos y aparatos, desde el uso de guantes tipo puño, hasta otros tipos de interceptores de hábitos, como los mencionados a continuación: Gusanos acrílicos, botones acrílicos, perlas acrílicas, arco de fútbol, pantalla acrílica y rejilla metálica o lingual/platina.


DEFINICIÓN : Es un aparato removible o fijo soldado a bandas, este es un aparato que pertenece al grupo de los aparatos funcionales. Es utilizado como terapia coadyuvante en el manejo restrictivo o interceptor de hábitos como empuje lingual, deglución atípica o la succión digital. Con el propósito de crear una función muscular orofacíal normal para ayudar al crecimiento y desarrollo de la oclusión normal.

TIPOS

Rejilla lingual fija: se utiliza en pacientes con hábitos muy arraigados o difíciles de manejar, va soldadas a bandas y pude ser incorporada a distintos tipos de aparatos ortodónticos u ortopédicos, según sea la necesidad.

► También te puede interesar :

° Hablemos sobre la ORTODONCIA Interceptiva
° Clasificación de Mantenedores de Espacio

Rejilla lingual removible: son las que están incluidas; en parte en las placas acrílicas.
Las rejillas pueden ser confeccionadas en la arcada superior o inferior, según la necesidad.

1. Superior: En los casos de pacientes con succión digital, protusión lingual que deslizan la lengua por el paladar hacia los incisivos superiores.
2. Inferior: En los casos de pacientes con protusión lingual que deslizan la lengua por los incisivos inferiores.
3. Laterales: En casos de mordidas abiertas laterales con interferencia de la lengua, se recomienda la confección de rejillas laterales para facilitar el cierre de la mordida.

DESCRIPCIÓN DEL APARATO

a. Para las rejillas soldadas a un arco platino se recomienda confeccionar la base en calibre 0.9mm ó 0.036 pulgadas y la parte interna en alambre 0,6 mm ó 0.024 pulgadas de acero inoxidable.

b. Para las rejillas con ansas, se elabora con alambre de acero inoxidable de 0.036 ó 0.040 pulgadas, donde se hace un arco palatino con dobleces en forma de U en la parte anterior. Estas rejillas a su vez van soldadas a unas bandas o coronas de acero que van unidos a los molares temporales o permanentes.

a. Las removibles tienen un componente acrílico (placa palatina acrílica) y uno en alambre de acero inoxidable de calibre 0,7 mm ó 0.028 pulgadas, ó de 0.8mm

b. La rejilla debe ubicarse estratégicamente en el paladar, por detrás de la papila incisiva, debe ser lo suficientemente larga, pero que no choque con los dientes anteroinferiores y que no impida la oclusión.

INDICACIONES

a. En succión digital
b. En succión de labios
c. En mordedura de labios
d. Para impedir empuje o succión de la lengua
e. Impide la Interposición o protusión lingual entre la zona incisiva mordidas
f. Para el tratamiento de deglución atípica infantil

EFECTO TERAPÉUTICO

a. Corrección del hábito de deglución atípica por que le indica al niño dónde tiene que posicionar la lengua.
b. Evita la posición baja de la lengua en el tratamiento de clases III, porque promueve a que la postura lingual se desplace hacia arriba y ejerce un efecto funcional de protusión sobre la arcada superior.
c. Facilita el cierre de la mordida abierta anterior por interposición lingual, realizando una placa tipo hawley con una reja vertical de retracción lingual.
d. Impide que la presión del dedo desplace los incisivos hacia labial.
e. Recordatorios o quitar el placer de chuparse el dedo
f.Tiene la capacidad de redirigir la posición de reposo de la lengua, que en la acción de freno a la actividad dinámica de la lengua.
g. Restablece el cierre labial e interrumpe el contacto entre la punta de la lengua y el labio inferior
h. Impide el desplazamiento anterior de la lengua evitando así las mordidas abiertas anteriores.
i. En pacientes con mordida abierta desencadena un estímulo de estiramiento de los músculos que cierran la boca que potencia el efecto depresor sobre los segmentos bucales y así ayuda a cerrar la mordida abierta anterior.

CONTRAINDICACIONES

a. Si el hábito es producido por un problema psicológico o trastorno emocional.
b. Si es una succión digital subclinícamente significativa o normal en niños de 1-3 años de edad.
c. Que el paciente crea que es un castigo y no es lo suficientemente maduro para razonar o entender que es una ayuda.
d. Cuando el hábito se puede eliminar con terapias más simples.
e. Que tenga elementos punzantes.
f. Paciente con un índice alto de placa bacteriana.

VENTAJAS

a. Bajo costo
b. Es muy sencillo
c. No es invasivo
d. Fácil de arreglar
e. Controles más rápidos
f. Impide colocarse el dedo cómodamente en el paladar.
g. Sirve para recordar al niño que no debe colocarse el dedo en la boca
h. No es exclusivamente un aparato protector algunos elementos de la misma incorporan características de la placa activa
i. Es versátil porque puede corregir una mordida cruzada posterior y desalentar al mismo tiempo el hábito digital
j. Puede combinarse con aparatos fijos para eliminar disfunciones linguales
k. Mediante ganchos circulares que encajan sobre los tubos bucales de los molares, se puede reforzar el anclaje de la reja lingual palatina removible
l. Tiene una efectividad del 80% de controlar él hábito de succión digital
m. Tiene menos recaídas en los meses siguientes de la terapia

DESVENTAJAS

Los que durante el primer mes de tratamiento continuaron el hábito a pesar de la rejilla no lo abandonaron aun con una duración de tratamiento de 6 meses.

Cuando el hábito de succión digital se perpetúa más allá de lo esperado se deben buscar las razones en disturbios de tipo psicológico y emocional del niño, como lo afirman varios autores.

Se recomienda siempre examinar el entorno familiar, infantil y social, para encontrar factores perturbadores que favorezcan el seguimiento de la conducta nociva.

a. Produce alteraciones en la fonación
b. Dificultad en nivelar la arcada. Menor control del movimiento.
c. En las rejas removibles hay dependencia total del paciente
d. No hay efecto dental directo
e. Requiere muy buena higiene oral por parte del paciente y de las personas responsables de este.
f. Filtración marginal a través de las bandas
g. Puede fracasar la soldadura por contaminación durante la elaboración.

9/02/2019

MALOS HÁBITOS ORALES: ¿Cuales son las Consecuencias?

Ortodoncia

Desde temprana edad, nos hacemos de habitos que modifican y alteran las estructuras craneales y faciales.

Estamos hablando de la deglución atípica, succión del chupete, succión del dedo, o labios, mas alla de los dos años de vida.

Diferencias entre la deglución atípica y deglución normal

Deglución normal: Se caracteriza por:
a. Al tragar, los dientes están en contacto
b. La mandíbula inferior estabilizada (no se mueve)
c. La punta de la lengua se coloca contra el paladar, arriba y detrás de los incisivos.
Contracción mínima de los labios durante la deglución (los labios no se deberían mover al tragar).


Deglución atípica: Se caracteriza por:
a. Al inicio de la deglución la lengua se sitúa entre los incisivos, contactando con el labio inferior.
b. Durante la deglución existe un adelantamiento de la lengua con la mandíbula abierta.
c. En reposo se crea un movimiento anterior de la lengua con la mandíbula ligeramente abierta y la punta entre o sobre los dientes anteriores.

Es decir, normalmente tienen la lengua colocada entre los dientes sin llegar a cerrar la boca del todo.

De este modo las personas con una deglución atípica tendrán una mordida abierta en la zona donde colocan la lengua entre los dientes (en esa zona no llegarán a contactar los dientes superiores con los inferiores).

La deglución atípica puede ser causa de algún otro problema que haya creado una mordida abierta (falta de contacto entre piezas superiores e inferiores), como podría ser el hábito de chuparse el dedo, o puede ser la causa principal de la maloclusión.

Leer también: SUCCIÓN DIGITAL: El riesgo de chuparse el dedo

En estos casos es importante ser consciente de solucionar la deglución atípica y la interposición de la lengua, porque si no, no se podrá solucionar la maloclusión por que será una lucha de la fuerza que hace la ortodoncia por cerrar la mordida y la fuerza de la lengua colocada entre los dientes que lo impide.

Recomendaciones
Como primer consejo, en el sentido de la prevención, diremos que debe retirarse el uso del chupete a los dos años.

Si se tratara de la succión del dedo o la interposición lingual o que el niño sustituye el chupete por otro hábito parecido, lo tenemos más difícil ya que está en relación a una manera de obtener placer que no se quiere abandonar, de manera que a menudo la colaboración de un psicoterapeuta y un logopeda se hace necesaria para desterrar el hábito.

Estas deficiencias frecuentemente producen dificultad para pronunciar correctamente ciertas palabras (ceceo, dificultad con la rr, etc).

Si el hábito se abandona tempranamente, se corrige la mordida abierta espontáneamente, si no conseguimos la colaboración del paciente podemos colocar una rejilla lingual o una parrilla lingual que evite la posibilidad de repetir el hábito y permita la erupción normal, si se coge tempranamente.

De esto se ocupa la ortodoncia interceptiva, como los aparatos antes mencionados, y ademas aquellos que corrigen hábitos de respiración bucal y estimular el fortalecimiento de los labios que están fláccidos que cumplen una función de contención de los dientes anteriores.


Youtube / AmerDentalAssnEsp

2/21/2019

PREVENCIÓN : Pacientes respiradores bucales en edades tempranas


La Respiración es el mecanismo fundamental para la vida del organismo.

Se realiza por vía nasal en condición normal, las dificultades que se pueden presentar en las vías aéreas superiores obliga al cuerpo a realizar esta función por vía oral.


Esta adaptación trae como consecuencias una serie de cambios, faciales, craneales, dentales, posturales y fisiológicos en el paciente con síndrome de respiración bucal.

Muchos han sido los autores que han hablado de esta problemática, en especial la controversia de saber si el principal condicionante de estos cambios mencionados anteriormente, es la respiración bucal o los factores genéticos, hoy en día en discusión.

Vea también: Respirador Bucal, tratamiento de apiñamiento severo sin extracciones

Lo más relevante es conocer las manifestaciones clínicas que se ven reflejadas a nivel facial y bucal así como las posibles etiologías de la obstrucción de la función respiratoria y los métodos de diagnostico.

Todo esto mediante la historia clínica, anamnesis, radiografías y examen clínico, entre otros. Lo que nos encaminara hacia el tratamiento ideal en conjunto con el otorrinolaringólogo quien es el que emitirá el diagnostico así como sus posibles soluciones.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


Fuente : ortodoncia.ws
Autores : Gloriana Isabel García Molina. Odontólogo UCV

9/13/2018

PREVENCIÓN : Consecuencias de CHUPARSE EL DEDO en los bebés


Puede que le preocupe la costumbre de chuparse el dedo que tiene su niño y se pregunte si hace daño, a qué edad debe el niño dejar de hacerlo, o qué puede suceder si su niño no deja de hacerlo.

Los niños chupan las cosas porque chupar es uno de los reflejos naturales de los bebés y según crecen, tiene muchos propósitos.

Chuparse el pulgar, los dedos, los chupetes u otros objetos pueden ayudarlos a sentirse seguros y contentos y los ayuda a conocer su mundo.

Los niños pequeños también puede que chupen para calmarse. Como chuparse el dedo es relajante, puede inducir el sueño.

Después de que los dientes permanentes salen, chuparse el dedo puede causar problemas con el crecimiento correcto de la boca y la alineación de los dientes. También puede causar cambios en la parte superior de la boca.

Ver también : Sepa como NO CONTAGIAR a sus hijos de CARIES


La intensidad con que chupan es un factor que determina si resultará en problemas dentales o no. Si los niños descansan el pulgar en la boca pasivamente, tienen menos probabilidades de tener dificultades que los que se chupan el dedo vigorosamente.

Algunos niños que se chupan el dedo enérgicamente pueden causar problemas a sus dientes de leche (primarios). Si nota cambios en los dientes primarios de su niño, consulte a su dentista.

Los niños deben haber dejado de chuparse el dedo para cuando los dientes permanentes están listos para hacer erupción. Por lo general, los niños dejan de chuparse el dedo entre los dos y los cuatro años.

Los chupetes pueden afectar los dientes básicamente de la misma manera que chuparse los dedos o el pulgar. Sin embargo, es un hábito más fácil de romper.

Sugerencias:

°Alabe a los niños por no chuparse el dedo, en vez de regañarlos cuando lo hacen.
°Los niños a menudo se chupan el dedo cuando se sienten inseguros o necesitan consuelo. Concéntrese en corregir la causa de la ansiedad y provéale consuelo a su niño.
°Con un niño mayorcito, haga que tome parte al escoger la manera de dejar de hacerlo.
°Su dentista puede ofrecerle ánimo al niño y explicarle lo que le puede pasar a los dientes si no deja de chuparse el dedo.
°Si las sugerencias anteriores no funcionan, véndele el pulgar o póngale un calcetín en la mano por la noche para recordarle el hábito. Su dentista o su pediatra puede recetarle un medicamento amargo para ponerle al dedo o un aparato para ponerle en la boca.

Fuente: ADA. American Dental Association

7/11/2018

Respirar por la boca, puede causar problemas de salud en los niños


Respirar por la boca en vez de la nariz podría ser un hábito peligroso, especialmente en los niños.

Un equipo de especialistas advirtió sobre las patologías que podría generar esta costumbre en los más chicos, incluyendo los problemas en el desarrollo de los dientes, las anormalidades faciales y las dificultades para dormir y mantener la concentración.

Los niños que sufren de esta condición pero no tienen ningún tratamiento pueden desarrollar anormalidades faciales y problemas en el desarrollo de los dientes, como rostros largos y delgados, gingivitis y dientes torcidos.

Además, el especialista explicó que los niños que respiran por la boca suelen dormir mal, y esta situación hace que durante el día estén cansados y no logren concentrarse.

Leer también : Extracciones dentales en ORTODONCIA. ¿Cuándo y Por qué?



Youtube / Medicable

7/05/2018

Respiración bucal en niños puede significar problemas en las adenoides


El niño respirador bucal constituye una entidad clínica que posee varias aristas, que produce alteraciones fisiológicas que pueden afectar progresivamente su desarrollo físico y psíquico.

Su detección y corrección depende de la oportuna intervención de un equipo multidisciplinario, que incluye al pediatra del niño, al otorrinolaringólogo infantil, fonoaudiólogo, odontólogo, etc.

La respiración bucal, propicia un terreno para que exista un aumento de las secreciones en las vías aéreas superiores y que a su vez favorecerá la alteración de la funcionalidad de los oídos, de los senos paranasales y con frecuencia desencadene crisis obstructivas bronquiales a repetición.

Leer también : Malos HÁBITOS ORALES pueden acabar con la presentación facial de sus hijos


Todo niño que respire por la boca ocasionalmente, intermitente o perenne es un respirador bucal, ya sea por causas obstructivas, por hábitos y por anatomía.


Youtube / Globovisión Videos

7/17/2017

PREVENCIÓN : Modificación conductual en un caso de onicofagia

Existen hábitos funcionales como la masticación o deglución y respiración normal y otros deformantes como la respiración bucal, queilofagia y onicofagia, entre otros. 

Los hábitos deformantes traen como consecuencia alteraciones de la oclusión, si son intensos y se mantienen por largos periodos de tiempo. 

La onicofagia, del griego onyx -uña- y phagein -comer-, se define como una costumbre de «comerse o roerse» las uñas con los dientes, que puede provocar heridas en dedos, labios y encías, así como el desarrollo de diversas infecciones. 

onicofagia-odontologia

Hay diversas técnicas de modificación de conducta que son muy útiles para crear, mantener o incrementar conductas deseables, así como para reducir o eliminar las indeseables. 


La terapia de modificación de conducta ha sido utilizada ampliamente en el tratamiento de la onicofagia y es considerada la técnica más exitosa hasta el momento.

La comprensión por parte del niño es la tarea más importante, además de la cooperación de los padres. 

Por ello, el objetivo de este reporte de caso es mostrar la importancia que tiene el odontólogo para la detección de este tipo de hábitos, para así poder ofrecer al paciente un tratamiento que lo disminuya y una orientación sobre qué es lo que podría estar causando dicho hábito y así someter al paciente a atención psicológica.




medigraphic.com 
Revista ADM 
Jinnah Mahelet Benítez Velázquez, Gabriela Gasca-Argueta

ORTODONCIA : Síndrome de Respiración Bucal

La RAE define el término síndrome como el conjunto de síntomas característicos de una enfermedad o disfunción. 

En el caso que nos ocupa el síndrome del respirador bucal sería el conjunto de signos y síntomas ante la alteración patológica de la función nasorrespiratoria. 

respirador-bucal

El síndrome del respirador bucal no constituye en sí mismo una enfermedad, sino que se puede deber a un conjunto de alteraciones que son las que provocan la disfunción respiratoria. 

Está comprobado que el hábito de respiración bucal o mixta ocasiona perjuicios al ser humano. Algunos de estos perjuicios son bastante visibles, como son las asimetrías faciales y los problemas posturales. 

Y otros menos perceptibles ante una mirada inexperta, como las alteraciones en la oclusión. 

 
Youtube / clinicaballina
 
Youtube / clinicaballina

5/17/2017

ORTOPEDIA : Deglución atípica y su influencia en las maloclusiones

La Deglución Atípica consiste en la postura y uso inadecuados de la lengua en el acto de deglución. 

Se define como "la presión anterior o lateral de la lengua contra las arcas dentarias". 

deglusion-atipica

La lengua se posiciona entre los incisivos o se apoya contra su cara posterior al acabar la fase de masticación y realiza una presión contra ellos durante la fase de deglución. 

Este mal hábito puede modificar la posición de los dientes y relación y forma de las arcadas dentarias. 


Los hábitos de presión interfieren en el crecimiento normal y en la función de la musculatura orofacial. 

Se ha observado en estudios realizados por E.Mack que una presión continua de 50 mg durante un periodo de 12 horas provoca un desplazamiento considerable de un diente. 




°ortodoncia.ws 
°Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría 
°Deglución atípica y su influencia en las maloclusiones 
°Vanessa Blanco Reyes / Oscar Quirós

12/09/2016

ORTODONCIA : Factores de riesgo asociados a maloclusión en pacientes pediátricos

La etiología de las maloclusiones es multifactorial, existiendo factores de riesgo tanto ambiental como genético. 

Entre los factores de riesgo de origen ambiental se encuentran la presencia de caries y las pérdidas prematuras de dientes primarios producto de las mismas.


Que favorecen el desarrollo de maloclusiones en el plano transversal, sagital y vertical y el acortamiento del perímetro de arco promoviendo el apiñamiento, erupción ectópica o impactación de los dientes permanentes. 

La prevalencia de pérdidas prematuras varía de acuerda a la población estudiada entre 11,4% 8 a 50% 

maloclusion-odontopediatria

Otro factor de riesgo de origen ambiental es la persistencia de hábitos bucales parafuncionales como la succión digital, succión de objetos y protrusión lingual; que favorecen un crecimiento y desarrollo anormal del complejo dentofacial, produciendo estrechez transversal del arco maxilar, mordidas cruzadas o abiertas, protrusión de incisivo superiores y aumento del resalte horizontal.


La prevalencia de hábitos en la población pediátrica varía según el género y el grupo etáreo; siendo más elevada en la infancia temprana y disminuyendo con el crecimiento y la maduración.

En niños con dentición primaria es mayor al 60%, siendo reportado 11,9% para la dentición mixta. Mientras mayor sea la persistencia del hábito en el tiempo, más severas son las consecuencias sobre el desarrollo maxilar. 

Las alteraciones del número de dientes, ya sea por exceso (hiperodoncia) o por deficiencia (hipodoncia), producen problemas en la erupción, desplazamiento o impactación de gérmenes dentales y compromiso de la alineación. Requieren manejo interdisciplinario para lograr la oclusión armónica y estética. 

Estas alteraciones de número tienen un posible origen genético combinado con factores ambientales, están frecuentemente asociados a síndromes y pueden ser producidos por desórdenes de la lámina dental.



actaodontologica.com
Aida Carolina Medina, Onelia Crespo, Luzia Da Silva

9/03/2016

HÁBITOS ORALES: Cómo hacer que su hijo deje de chuparse el dedo

El chuparse el dedo es un hábito común en niños pequeños.

Sin embargo, este habito puede acarrear una serie de problemas dentales y oseas para su hijo, como por ejemplo: mordida abierta ó malposición dentaria.

habitos-orales

En este artículo les damos algunas recomendaciones para que su hijo deje de chuparse el dedo.

Para ello, comprenda las razones por las cuales su hijo se chupa el dedo, y entienda las maneras en las cuales se puede detener esta actividad.

► Recomendamos leer: Malos HÁBITOS ORALES pueden acabar con la presentación facial de sus hijos

El por qué
Los bebés presentan el reflejo de chupar en forma natural. Lo mismo el llevarse la mano a la boca, algunas veces incluso antes de nacer. El hecho de que chuparse el dedo calma a los bebés puede predisponer para que los pequeños adquieran en hábito de chuparse el dedo cuando están aburridos, cansados o ansiosos. Al mismo tiempo, muchos bebitos practican este hábito al mismo tiempo de sujetar una mantita o pañal de género, lo que para ellos se vuelve un objeto muy valorado.

Cuánto dura
Muchos de los bebés terminan con el hábito cuando cumplen entre seis y siete meses. Sin embargo, hay ocasiones en que los niños se chupan el dedo por años, incluso hasta cuando entran a pre kinder.

Cuándo intervenir
Los expertos dicen que este hábito no debiese causar preocupación hasta que el niños cumple cuatro o cinco años, que es cuando la actividad puede empezar a dañar el paladar del niños (el “techo” de su boca) o la forma en que los dientes están alineados. Si su hijo se chupa el dedo en forma frecuente y tiene cinco años, o si el hábito le está provocando problemas dentales o incluso le avergüenza, hable con su hijo para detener la práctica.

Qué puede hacer
Considere lo siguiente para librar a su hijo de este problema.
Recuérdele en forma frecuente: Cuando vea a su hijo chupándose el dedo, en forma suave pero firme dígale que se saque el dedo de la boca. Ponga cuidado en no criticarlo o ridiculizarlo, lo que puede provocar cierto estrés en el menor. Enséñele que el chuparse el dedo es simplemente una forma suya de llamar la atención.


► Leer también: HÁBITOS ORALES: El uso de chupetes y biberones puede afectar el desarrollo del lenguaje

Sea positivo: Felicite a su hijo y déle alguna recompensa, como una visita al parque a jugar, cuando no se esté chupando el dedo por un periodo de tiempo considerable. Ponga stickers o pequeños recordatorios en un calendario para recordar cuántos días lleva sin caer en el hábito.

Cambios apropiados: Inste a su hijo a hacer algo en cambio a chuparse el dedo, como jugar con un peluche cada vez que tenga ganas de chuparse el dedo.

Último recurso: Si nada de esto funciona, puede aplicar otro tipo de método, como untar el dedo con vinagre u otra sustancia con mal sabor, envolver el dedo, o ponerle un guante a la mano. Sin embargo, los expertos muchas veces no recomiendan estas medidas. Además, si los dientes de su hijo no están alineados como deben ser, el dentista de su hijo puede instalar un dispositivo oral que prevenga que se meta el dedo a la boca.

Si nada funciona

Para algunos niños, este hábito es muy difícil de resolver. Por lo mismo, sea paciente y recuerde que la mismo presión de los demás niños causa que ellos dejen de chuparse el dedo, por lo menos durante el día. Mientras tanto, no se preocupe en exceso. Ponerle mucha presión al niõ para que deje de chuparse el dedo puede provocar más daños que beneficios.

7/20/2016

MALOS HÁBITOS : Etiología y Diagnóstico de Respiradores Bucales en edades tempranas

La respiración bucal es un hábito muy común en pacientes en edad de desarrollo, a causa de obstrucciones de las vías aéreas superiores, desvió de el tabique nasal, adenoides inflamadas, etc.
malos-hábitos

Aunque la mayoría de estos pacientes puede respirar por la nariz y por la boca, cuando la respiración por la cavidad oral se torna crónica, empiezan a existir cambios tanto a nivel de oclusión como a nivel facial, lo que muchos autores se refieren como ¨facies adenoideas¨, cara alargada, ojos caídos, ojeras, nariz estrecha, narinas pequeñas, labio superior corto e incompetente y labio inferior grueso y evertido, o el también llamado ¨síndrome de la cara larga¨ por la posición siempre abierta de la mandíbula para permitir el paso del aire. 


Aunque la respiración bucal no se encuentre asociado a ningún tipo de maloclusión, este habito si puede llegar a producir problemas dentarios como son mordida abierta, mordida cruzada posterior uni o bilateral, maxilar superior más profundo y estrecho, y una hiperplasia gingival. 

A pesar de la controvertida discusión entre los autores acerca de que, la respiración bucal no produce cambios a nivel facial y dentario, la mayoría de los ellos concluye que si existe correlación entre el habito y las anomalías dentoesqueléticas. 

Fuente : www.ortodoncia.ws / Gloriana Isabel García Molina. Odontólogo, UCV

7/09/2016

SALUD BUCAL: ¿El chupón en los bebés, daña verdaderamente sus dientes?

Dar chupón a los niños cuando lloran es un recurso común entre los pades: en la mayoría de bebés, el chupón calma el llanto simple y llanamente a través de la succión (que sustituye a la succión del pecho de la mamá), ayuda a conciliar el sueño y reduce el estrés y el dolor, por ejemplo, cuando empiezan a salir los dientes.

bebé-chupón

Todas ellas situaciones que pueden provocar ansiedad en los papás, es motivo de controversia: ya en 2011, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría elaboraba una revisión de la relación entre el chupón, la lactancia y el síndrome de muerte súbita, basándose en las recomendaciones e investigaciones en este terreno dentro del ámbito internacional.


¿Pero daña verdaderamente sus dientes?

La creación de una dependencia temprana en el niño con el chupón, puede provocar posibles efectos perjudiciales en la correcta alineación de los dientes, y más concretamente en la mordida cruzada. Estos efectos, sin embargo, y tal y como explican los expertos en salud dental de Sanitas, serían pasajeros y reversibles entre los niños menores de tres años.

Según explica la odontóloga Patricia Zubeldia, es necesario ejercer una presión constante durante varias horas seguidas al día para que las malformaciones sean apreciables a esta edad. De ahí que sea aconsejable acostumbrar a los niños a limitar su uso desde mucho antes, reduciéndolo a momentos puntuales siempre que sea posible.

Recomendaciones para quitarles el chupón

1. La interrupción del uso del chupón puede ser paulatina (por ejemplo, reduciendo su uso solamente a momentos muy concretos), pero no se debe castigar ni hacer que el proceso resulte traumático para los niños, recomiendan desde Sanitas. Es importante no gritar o enfadarse, y recordar que cada niño tiene sus propios ritmos y tiempos.

2. Entre los niños más mayores que no son capaces de decir adiós al chupón, el pediatra puede ser el encargado de explicarles por qué deben prescindir de él, y las consecuencias negativas para sus dientes.


3. Aunque el chupón es el recurso de muchos padres para amortiguar las situaciones de mucho estrés, el mejor consejo para retirarlo sin que resulte una experiencia traumática es hacerlo a tiempo. “El momento ideal para que el bebé abandone el chupete es alrededor de los seis meses, de esa manera no se corre el riesgo de que se produzcan malformaciones dentales.