Mostrando entradas con la etiqueta Infopaciente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Infopaciente. Mostrar todas las entradas

4/14/2020

PREVENÇÃO: Cárie precoce em crianças pode ser evitada com a prevenção

Reabilitação

O Journal of Dental Research é uma publicação americana que divulga estudos científicos da área odontológica.

De acordo com o veículo, entre 60 e 90% das crianças e quase 100% dos adultos de todo o mundo têm cárie.

Relatou-se ainda que os problemas bucais afetam 3,9 bilhões de pessoas, onde a periodontite severa e as cáries em dentes de leite estão fortemente presentes.


Informações como essas alertam para a necessidade de uma prática importante: a prevenção!

Para incentivar essa prática e contribuir com a saúde bucal desse público, a Clínica de Odontologia da Unoeste, localizada no campus I da universidade, oferece serviços gratuitos de odontobebê (de 0 a 4 anos) e odontopediatria (4 a 14 anos).

“Realizamos atendimentos de prevenção à cárie dentária como profilaxia, aplicação tópica de flúor e selantes. Prestamos também ações curativas como restaurações, canal, exodontia e ortodontia preventiva”, explica a professora Karine Takahashi.

Veja Também: PREVENÇÃO : Como fazer a higiene bucal dos bebês

Mesmo que não possuam dentes, ela explica que é preciso uma atenção especial com os bebês. “Fornecemos orientações de dieta, higiene e aleitamento, além da aplicação de flúor e acompanhamento do desenvolvimento da dentição”.

Esse trabalho é importante, pois a cárie precoce da infância tem alta prevalência, atingindo principalmente a faixa etária entre 0 e 3 anos, que se alimentam no período noturno. “Essa cárie é altamente agressiva, influenciando no crescimento, desenvolvimento e qualidade de vida da criança”, destaca a docente.

Residente em Presidente Bernardes (SP), Luciana Restani Valentim Junqueira é mãe de Maria Julia de um ano e quatro meses. “Toda a noite eu amamento a minha filha e essa prática acarretou em problemas bucais.

Muitos acham que só o leite de mamadeira causa a cárie por causa do açúcar. Isso é uma ideia equivocada que pude constatar na prática”. Comenta que a cárie na pequena Ana Julia foi descoberta na clínica da universidade. “Estou tranquila, pois sei que aqui a minha filha recebe todos os cuidados necessários”, diz, destacando a estrutura do local.

Quem também está sendo atendida na universidade, por meio da odontopediatria, é Mirelly Vitória Piovan Ribeiro de 7 anos. “Fomos encaminhados para cá depois que passamos na UBS do bairro prudentino Brasil Novo”, conta a mãe da criança, Lucimara Piovan Santos.

Ela conta que não sabia dos serviços prestados para essa faixa etária. “Quando solteira já fiz tratamento aqui e, atualmente, meu marido Damião também é beneficiado pelo local. Estou feliz em poder trazer a minha filha para essa iniciativa, pois não teria condições financeiras de arcar com os custos”.

investimentosenoticias.com.br

4/13/2020

Los DIENTES DE LECHE y el uso de mantenedores de espacio

Mantenedor de espacio

La pérdida prematura de dientes puede ocasionar la migración de los dientes adyacentes provocando la pérdida de espacio para los dientes por erupcionar y por ende facilitando, la instauración de una maloclusión dentaria.

En los casos en los que el niño pierda uno de esos dientes por causa de una caries o de un traumatismo es posible que pase un largo tiempo hasta que el diente permanente surja para ocupar su espacio definitivo.

Es en esta posibilidad cuando puede ser necesario el uso de un mantenedor de espacio para preservar el lugar de ese diente permanente



Se denomina mantenedor a todo aquel dispositivo, bien fijo bien removible, encaminado a preservar el espacio que han dejado uno o varios dientes, siempre que su uso está comprobado mediante el análisis del espacio.

El video nos habla sobre la importancia de los dientes de leche y cómo el uso de mantenedores de espacio puede evitar problemas tras la caída prematura de estos primeros dientes.

Read Also: DIENTES DE LECHE: ¿Porqué son importantes? - Dra. Gloria Read


Youtube / Clínica Dental Pardiñas



4/05/2020

HIGIENE ORAL : Cuidados com os Primeiros Dentes

Higiene Oral

Os primeiros dentes de um bebé normalmente começam a aparecer por volta dos seis meses de idade.

No entanto, deverá começar a preocupar-se com os dentes do seu bebé desde o início, uma vez que os dentes de leite também podem ter caries.

Inicialmente basta passar uma compressa embebida em água morna sobre a gengiva de manhã e à noite para limpar de forma suave a superfície dos dentes do seu bebé.



Uma boa maneira de incentivar os bons hábitos de higiene desde o início é fazê-los à frente do seu filho: ao mostrar-lhe como escova os seus dentes, a partir de uma certa idade, o seu filho irá querer imitá-la!

A partir dos 18 meses, dê ao seu filho a sua primeira escova de dentes e comece a utilizá-la com ele. A partir dos dois anos, pode começar a adicionar uma quantidade do tamanho de uma ervilha de pasta de dentes na escova do seu filho.

Veja Também: CRIANÇAS PODEM APRENDER A USAR O FIO DENTAL DESDE CEDO

É claro que ele não irá aprender de imediato como utilizar a escova, provavelmente só vai querer tricá-la e comer a pasta dentífrica em vez de escovar os dentes.

Deixo-o brincar um pouco com a escova, e em seguida, ajude-o a concluir com cuidado a escovagem. Nesta fase final deve tentar fazer pequenos movimentos circulares com a escova, e lavar perto das gengivas.


Youtube / Leon Daghlian



FLUOROSIS: Exceso de flúor en higiene infantil ocasiona manchas y debilidad en la dentadura de los niños

Fluorosis

Esta sustancia química está presente en productos de cuidado dental que favorece la protección contra las caries.

La caries tiene un único culpable: el azúcar. Los alimentos dulces se pegan a los dientes y si no se limpian rápidamente se acunan en los recovecos de las piezas dentales.

Allí, felices, empiezan a ‘taladrar y taladrar’ hasta hacer huecos. A eso se le llama caries. Y si el dueño de esa boca no mantiene una adecuada limpieza oral, las bacterias se apropian de tal manera, que los dientes se caen.



Por esa razón, la fabricación industrializada y, por lo tanto, masiva de azúcar coincide con las alzas en los niveles de caries dental. Es decir, si no existiera el dulce, tampoco lo haría la caries. Pero como esta ecuación es imposible, la mejor fórmula es el cepillado constante.

Además de un cepillo y agua, se han creado métodos que permiten blindar la boca contra las bacterias, como la adición de flúor a productos de higiene oral. Aún así, más de la mitad de la población mundial no se libra de estas.

A continuación, 4 aspectos importantes que los padres deben saber sobre el flúor:

Leer también: REHABILITACIÓN : Soluciones estéticas para caries del biberón

1. Flúor: el salvador

A comienzos del siglo XX, un grupo de investigadores decidió, asombrado, determinar por qué ninguno de los habitantes de una población en Estados Unidos tenía caries. Después de varias pesquisas, descubrieron que se debía al agua que consumían, pues el flúor estaba presente en la tierra y el líquido que llegaba a sus casas contaba con este protector natural.

El flúor es un elemento químico que disminuye la posibilidad de que los dientes pierdan minerales; además, afecta el metabolismo de las bacterias que se prenden de los dientes y que se reproducen con especial rapidez.

Después de este descubrimiento se tomaron medidas, como la inclusión de este elemento en las aguas tratadas en los acueductos, así como en la sal. Actualmente, las pastas de dientes y los enjuagues bucales también lo traen.

2. Flúor: el crucificado

Pero como lo que no está en su justa medida es perjudicial, este exceso de flúor en los diferentes productos de consumo humano ha traído críticas y llamados de alerta, pues su presencia en el organismo está asociada a diferentes enfermedades como osteoporosis; por ende, aumento en las fracturas, algunos tipos de cáncer óseo y otras patologías dentales.

En Colombia, por ejemplo, un grupo de expertos de la Universidad Nacional realizó una investigación hace 10 años en Agua de Dios, municipio de Cundinamarca, pues la estudiante de odontología Carolina Gómez observó un elevado número de manchas en los dientes en la población infantil.

Martha Lucía Calle, odontóloga asociada de la facultad de odontología de la Universidd Nacional, y Edgar Delgado, químico y docente de la facultad de ciencias del departamento de química de la misma universidad, determinaron que todos los niños de esta población presentaban las manchas que observó la estudiante. Eso significaba la presencia de caries y, además, intoxicación por flúor o fluorosis.

Dice Delgado que en exceso esta sustancia genera el efecto contrario, pues ya no protege a los dientes de la caries, sino que debilita los dientes, porque los desmineraliza y se forman huecos en donde se albergan las bacterias, hasta que se pierden las piezas.

3. Manchas imborrables

Las primeras señales que se presentan para determinar que existe intoxicación por flúor son manchas en los dientes que no tienen manera de desvanecerse. Pero si no aparecen, un odontólogo no puede determinar que existe exceso en el organismo del paciente.

Por esa razón, muchos especialistas lo aplican en los consultorios como manera de prevención, cuando probablemente no es necesario, porque no tiene un método de diagnóstico que le permita determinarlo.

Dice la odontóloga e investigadora Martha Calle, que esta complicación no distingue estratos sociales, pues todos los niños son atraídos por el sabor de las cremas dentales y cuando están aprendiendo a cepillarse solos, disfrutan el sabor de chicle, fresa o cualquier dulce y se tragan la crema; entonces, el flúor va adicionándose a los huesos.

Por eso les recomienda a los padres estar siempre vigilantes durante el momento del aseo dental, mientras el niño entiende la idea de que la pasta de dientes no es para comer.

Leer también: HIGIENE BUCAL: Sepa como cuidar las encías de su bebé

4. ¿Cómo frenar el exceso?

Al observar las cremas dentales del supermercado se puede ver que la mayoría, por no decir todas, vienen adicionadas con flúor, así como los enjuagues bucales. Existen zonas del país en donde ya no ‘enriquece’ el agua con este elemento químico, como en Bogotá.

Ya lo recomendaban los médicos: evitar uso de enjuague, vigilar el cepillado de los niños y disminuir la aplicación de sal en las comidas, que además traerá otros beneficios a la salud.

En esta investigación de Calle y Delgado, también encontraron que el aseo dental de los niños en Agua de Dios es bastante deficiente, pues no tenían una rutina establecida en casa para asearse la boca tres veces al día.

Los hábitos deben ser establecidos por los adultos desde los primeros meses de vida, cuando las encías del bebé deben limpiarse con una gaza húmeda, se envuelve en el dedo y se pasa por toda la boca. También existen cepillos para este fin, con cabeza pequeña y redonda que facilita la tarea.

Todos los días, a la misma hora, el ritual debe ser el mismo, para que el niño aprenda la rutina. Usar cepillos de dientes atractivos y hacer el momento de la limpieza una circunstancia agradable facilitará la tarea. Los padres no pueden ser flexibles y permitir que un día lo hagan, al día siguiente no, porque esto no generará la costumbre y la necesidad en los niños.

De igual manera, los dientes temporales deben limpiarse con el mismo cuidado con el que se hará para la dentadura definitiva, pues de su buena limpieza dependerá el desarrollo de los maxilares y la aparición de las nuevas piezas que saldrán con el espacio suficiente.

Los expertos también recomiendan una sana alimentación, que es útil en la formación de los tejidos en los niños. Por ejemplo, el consumo constante de lácteos calcifica huesos y dientes, lo que ayuda en la resistencia a las bacterias.

Cuando aprenden a cepillarse no es necesario usar crema dental, pues lo más importante es que el cepillo de dientes pase por todas las piezas, incluida la lengua, para evitar la acumulación de bacterias.

Esto debe hacerse después de que el niño come. No se le puede permitir dormirse con el tetero, pues el metabolismo de las bacterias es muy rápido.

Evidencias científicas

Estudios publicados en revistas científicas de orden mundial han determinado que el exceso de flúor en el organismo podría ser el responsable del aumento en las fracturas de cadera, pues los huesos se desmineralizan.

Otras investigaciones realizadas especialmente en Estados Unidos, donde le añaden flúor al agua, han relacionado la aparición de tumores cancerígenos con el flúor. Una compañía farmacéutica en ese mismo país realizó una observación con pacientes que usan con frecuencia crema de dientes con este elemento.

Se determinó que contribuye a la pérdida del hueso periodontal, es decir, la caída de los dientes. Además, aumenta la posibilidad de sufrir gingivitis y periodontitis, enfermedades inflamatorias de las encías.

Por: Juliana Rojas Hernández
Redactora ABC del bebé



3/28/2020

CARIES DE BIBERÓN: ¿Cuáles son las causas de las "Caries de biberón"?


La caries dental de la edad temprana suele producirse en los dientes superiores delanteros, pero otros dientes podrían verse afectados también.

Hay muchos factores que pueden provocar la caries dental. Una causa común es la exposición prolongada y frecuente de los dientes del niño a bebidas que contienen azúcar.

La caries dental puede producirse cuando se acuesta al bebé en la cama con un biberón, o cuando un bebé nervioso utiliza un biberón como chupete.


La caries dental es una enfermedad que puede comenzar cuando las bacterias que causan la caries se transmiten de la madre (o el cuidador principal) al bebé.

Estas bacterias se transmiten a través de la saliva. Cuando la madre se lleva la cuchara del bebé a la boca, o limpia un chupete con la boca, las bacterias pueden pasar al bebé.

Ver también: URGENCIAS : Infección odontogénica en odontopediatría

Si el bebé o niño pequeño no recibe una cantidad suficiente de flúor, también puede tener un mayor riesgo de caries dental. La buena noticia es que la caries se puede prevenir.


Youtube / mabebiobaby