Mostrando entradas con la etiqueta Higiene Bucal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Higiene Bucal. Mostrar todas las entradas

4/02/2020

Cómo cuidar la boca de los niños en cada etapa de crecimiento

Higiene Bucal

El cuidado de la salud, y más cuando este está relacionado con la infancia, es uno de los temas a los que más atención se presta.

Sin embargo, este interés o preocupación puede disminuir cuando tiene que ver con la salud de la boca debido, en la mayoría de los casos, con la falta de conocimiento y de percepción de la enfermedad.

Los niños, desde su nacimiento, van atravesando diferentes etapas en las que vemos cómo día a día su cuerpo experimenta una serie de cambios y no debemos olvidar que éstos también se producen en su cavidad bucal.

La aparición de los primeros dientes y su cuidado son solamente algunos de los aspectos que van evolucionando en la boca de los más pequeños.

Por este motivo, es importante conocer bien cada fase y qué debemos tener en cuenta para lograr una buena salud bucal desde la infancia.

Leer también : Propiedades y Usos en Odontopediatria del MTA (Agregado de Trióxido Mineral)

Ya que «los problemas de salud oral empiezan a una edad muy temprana y muchas actitudes y experiencias durante la infancia pueden condicionar en gran medida el resto de la vida», explica el doctor Xavier Calvo, odontólogo periodoncista y medical advisor de Dentaid, a lo que añade que «por este motivo es tan importante tener un conocimiento sobre cómo hay que cuidar la salud bucodental en cada etapa de crecimiento de los niños».7

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° abc.es



3/31/2020

PREVENÇÃO : Como fazer a higiene bucal dos bebês

Ortodontia

Além das indiscutíveis propriedades físicas, nutricionais e psicológicas do leite materno, a amamentação é importante para a saúde bucal do bebê.

Os cuidados com a higiene bucal devem começar a partir do nascimento do bebê.

No recém-nascido, a limpeza deve ser feita com uma gaze ou fralda umedecida em água limpa para remover os resíduos de leite.

Veja Também: Bebês podem nascer com dente; saiba o que fazer

Com o nascimento dos primeiros dentes (por volta dos 6 meses), a gaze deve ser substituída por uma dedeira.


Youtube / Educação Físicaa



3/20/2020

CARIES y manchas dentales en niños

Caries

Los cambios de color de los dientes de leche y los dientes permanentes pueden ser generalizados (cuando afectan a varios dientes o a toda la dentadura) o localizados (si afectan sólo a uno o dos dientes).

Las pigmentaciones dentales se dividen en internas (causadas desde dentro del diente) y externas (causadas por elementos exteriores que se depositan sobre las superficies del esmalte del diente).

Las pigmentaciones internas se deben a defectos genéticos, defectos del esmalte, fluorosis y traumatismos.


Las tinciones externas, a la placa bacteriana, la caries, el sarro, el hierro y las bacterias cromógenas.

El odontopediatra es la persona indicada para reconocer los diferentes tipos de coloraciones dentales. Sin embargo, existen ciertas características que nos pueden ayudar a distinguir las causas y, consecuentemente, establecer el tipo de tratamiento a aplicar.

Leer también: CARIES DENTAL : Remoción química de caries en odontopediatría

La presencia de caries dental evidencia una ausencia o una mala higiene dental, y expone al niño a procesos infecciosos que ponen en riesgo su desarrollo.

Es por eso que la continua supervisión de los padres y del profesional disminuye los riesgos de la aparición de caries y de la mancha blanca, manteniendo su salud bucal en optimas condiciones.


Youtube / Mamitips Perú

2/10/2020

HIGIENE BUCAL deficiente en embarazadas puede producir partos prematuros

Higiene Bucal

El problema en las madres con caries o sangrados de encías recorre el torrente sanguíneo y también puede producir en el tercer trimestre partos prematuros o bebés de bajo peso.

Está comprobado porque es una bacteria y puede producir infecciones a distancia, y uno de los puntos a infectar es el feto, advirtió la odontóloga Ana María Raggio, jefa del Servicio de Odontología del Hospital de Clínicas.

Las infecciones bucodentales representan un factor de riesgo, especialmente durante el embarazo, por lo que se debe hacer un control minucioso para evitar complicaciones como el desarrollo de enfermedades bucales, como caries, gingivitis, placas y otros.


RIESGOS.

“La primera persona que tiene contacto con el bebé es la madre, y ante la posibilidad de tener bacterias o lesiones cariosas, puede transmitir al bebé que no está teniendo esas bacterias, que quedan latentes en la boca del bebé hasta que aparezcan los primeros dientes”, explicó la odontóloga, al tiempo de indicar que las gestantes deben llevar un estricto control odontológico.

Las gestantes, debido a la excusa de los antojos, consumen alimentos frecuentemente y no necesariamente comidas sanas, sino helados, chocolates, facturas y otros que contienen azúcar e inciden en la formación de caries, la aparición de bacterias y otras molestias bucodentales.

Leer también: Los DIENTES DE LECHE y el uso de mantenedores de espacio

La doctora Concepción Chamorro, directora del Programa de Salud Bucodental del MSP, afirmó que el control dental de la embarazada se debe realizar cada trimestre y más veces, dependiendo de las condiciones de cada mujer.

“Siempre solicitamos a los ginecólogos que pasen a las embarazadas a los servicios odontológicos para controlarlas y saber en qué condiciones se encuentran para que reciban el tratamiento necesario durante la gestación”, manifestó.

Durante los primeros meses no se pueden realizar extracciones, solo curación, porque no pueden recibir anestesia ni sacarse radiografías, pero sí limpieza”, explicó Chamorro.

Destacó que la educación bucodental es fundamental en el embarazo, y mantener la boca limpia con el cepillado correcto es el primer paso.

En cuanto a las embarazadas, los servicios públicos realizan los controles en forma agendada, para que las gestantes sepan en cuándo deben volver para el control correspondiente. El MSP cuenta con 318 centros para atención bucal en todo el país.

Fuente: ultimahora.com

1/22/2020

HIGIENE BUCAL: Sepa como crear hábitos de higiene en el niño

Higiene Bucal

Según los expertos consultados, los hábitos higiénicos hay que crearlos en el niño, lo que es en extremo complicado, "puesto que requiere un trabajo intenso por parte de los padres".

Según ellos, existen algunos consejos prácticos para tener éxito en la tarea:

1. Los padres deben dar el ejemplo.

Los padres, como referentes naturales del niño deben tener un hogar limpio y aseado. Además hay que mostrarle cómo uno se lava los dientes pidiéndole su compañía en el baño, explicándole qué es lo que está haciendo, para qué sirve el cepillo y la pasta dental.


2. Deben inculcarse hábitos desde temprana edad.

Un niño siempre va entender más de lo que puede expresar, por eso es necesario que el padre esté constantemente especificando el porqué de cada acción higiénica y los beneficios sanitarios que reporta. Por ejemplo, decirle a un bebé de seis meses de vida mientras se le cambian los pañales "vamos a cambiarte para que no se te irrite la colita", él lo va a comprender, explican los pediatras.

También te puede interesar: Patología oral del recién nacido

3. Regularidad.

Los hábitos deben crearse a diario y manifestarse en cada aspecto de la vida cotidiana. En este caso los padres deben armarse de paciencia porque los resultados de su trabajo no se verán de inmediato, sino a largo plazo. Lo ideal es que las instrucciones que reciban los niños sean lo más simples posible. La complicación o perfeccionamiento deben ser paulatinos.

4. El niño debe contar con un ambiente preparado.

Los artículos de aseo deben estar al alcance de los niños. La pasta dental no puede estar guardada en una repisa con llave, debe existir siempre papel higiénico disponible, etc. Si las condiciones no están dadas para que el infante realice sus labores de aseo aparecerá la desmotivación. El niño debe tener sus propios elementos higiénicos para que cuide de ellos y sepa en qué lugar se encuentran.

10/10/2019

BABYDENT: Cepillo Dental de Silicona


Un niño menor de 3 años tiene en boca un total de 20 dientes temporales o también llamados "de leche", que le servirán como primeros órganos dentales para su buena nutrición.

Estos dientes temporales aparecen en boca de entre los 4 a 8 meses de edad, y termina la erupción completa al llegar a los 18 meses de edad en promedio.

Debemos tomar en cuenta que un infante a partir de los 6 meses de edad en promedio da inicio a su alimentación semisólida, coincidentemente con la aparición de los primeros dientecitos.


La gran duda de muchos padres es, ¿de qué manera podremos asear los dientes y la lengua de nuestros hijos, y protegerlas a la vez de la descalcificación con Flúor, así como nos protegemos nosotros durante el uso de la pasta dental?.

Con respecto al uso de Flúor en infantes, ya hemos publicado un artículo al respecto, y mucho más adelante seguiremos ampliando ese tema. Pero ahora nos dedicaremos a detallar el tema de la higiene y los beneficios de usar un cepillo siliconeado como el BabyDent.

BabyDent, como dije anteriormente, es un cepillo siliconedo para infantes desarrollado por la marca Condor Brasileña, este cepillo tiene la ventaja de adaptarse perfectamente a la boca del bebé, es un dedal sumamente flexible y esterilizable como lo es el chupón de la mamadera.

Ver también: CARIES DENTAL : Remoción química de caries en odontopediatría

Su parte activa está conformada por unas cerdas de silicona muy delicadas que permiten higienizar los dientes y lengua de los infantes, además de masajear las encías como lo podría hacer cualquier mordedor infantil.

Es de fácil manejo, pues al ser un dedal, permite que lo maniobremos con nuestro dedo índice, facilitando así la mecánica de la higiene bucal.

Este cepillo al ser esterilizable, permite disminuir costos con respecto al uso de gasas, y además, permite palpar la situación de los dientes que están por erupcionar.

A todas luces, podemos decir que es un gran producto, un gran cepillo y muy al alcance, nosotros se lo recomandamos.

Odontobebé

10/09/2019

PREVENCIÓN : ¿Los dientes de leche pueden tener caries? Cómo se pueden prevenir?


Los dientes de leche comienzan a erupcionar alrededor de los 6 meses, a los 6 años el niño empieza a hacer el recambio y generalmente a los 12 años es cuando se produce la caída de las últimas piezas temporales, aunque cada niño lleva un ritmo diferente.

Durante todos estos años, los dientes de leche deben permanecer en buen estado porque son vitales para que el niño pueda masticar y deglutir bien, hablar correctamente y lucir una bonita sonrisa, lo que favorecerá su autoestima.

No solo eso: guardan el espacio para cuando salgan los dientes permanentes que se encuentran debajo de la encía.


Cuando un niño pierde un diente demasiado pronto, los dientes permanentes pueden moverse hacia el espacio vacío que ha dejado y hacer difícil que otros dientes adultos encuentren sitio para salir.

Esto puede causar que se tuerzan o apilen los dientes. Para evitar esto, los odontopediatras colocarán un mantenedor de espacio hasta que erupcione el diente permanente.

Leer también: Las INFECCIONES BUCALES durante el embarazo pueden ser perjudiciales para el feto


Youtube / BabyCityArg

6/12/2019

HIGIENE BUCAL: Como incentivar el cepillado dental en su hijo

Salud Bucal

La higiene dental en el niño es una tarea en muchos casos laboriosa, estar tras ellos para que se cepillen o peleandose con ellos para que puedan aceptar que los papas puedan cepillarlos.

Les damos algunos consejos para que puedan hacer esa tarea menos laboriosa e inculcar el habito de higiene dental como un juego, creando asi un momento entre padres e hijos.

1. Consiga un pequeño banco para que el niño alcance al espejo y asi pueda verse.

2. A la hora del cepillado vaya con su hijo al baño, incentivandolo con una canción o juego. No lo mande solo.


3. Para que el niño se enjuague, utilice un vaso con dibujos o diseños que le sean agradables.

4. Deje que su niño seleccione el cepillo que le guste. Pero asegurese que este tenga cerdas blandas para no causar daño a las encías. La posibilidad que lo destruya rapidamente es alta, lo importante es que se relacione con los artículos de higiene.

5. La pasta dental debe ser para niños, no utilice la misma pasta dental que utilizan los adultos. Esto es porque la pasta de adultos posee una mayor cantidad de flúor, si su niño se traga la pasta podría ocasionarle problemas de salud.

6. No llene el cepillo con pasat dental, utilice solo lo necesario (del tamaño de una lenteja).

Leer también: DIENTES DE LECHE: Los dientes empiezan a formarse en la segunda semana de embarazo

7. Cepillese junto a él, mediante el ejemplo su hijo aprenderá a cepillarse.

8. Es conveniente verificar el cepillado de su hijo luego que él termine para ver si la tarea de limpieza ha sido satisfactoria. En caso contrario, ud termine la tarea de su hijo.

9. Enseñe a su hijo escupir.

10. Es recomendable luego de cepillarse que ambos se sonrían, siguiendo aún la temática del juego.

El cepillarse los dientes es un hábito, que se va creando desde muy pequeños, siendo la tarea mucho mas sencilla si desde bebé ud. lo ha limpiado continuamente. Si no es así, entonces tomese un tiempo a crear este hábito saludable a su hijo.

Odontobebé

3/08/2019

HIGIENE BUCAL: 10 consejos para el cepillado infantil durante las vacaciones de verano

Higiene Bucal

Al salir de vacaciones, los hijos desordenan sus hábitos incluyendo el cepillado dental, lo que se hace más difícil durante las salidas a distintos puntos para disfrutar del verano con la familia.

Por lo mismo, la odontopediatra de la clinica Turó, Josefina García, da a conocer diversos tips para lograr una buena higiene y que los pequeños no le hagan el quite a tan importante acción.


“Establecer una buena rutina de higiene oral desde una edad temprana es el primer paso para conseguir unos dientes sanos toda la vida, por lo que el cepillo dental se debe empezar tan pronto salgan los primeros dientes”, señaló.

Para hacerlo más sencillo, la especialista entrega 10 consejos a los padres que ayudarán a hacer del cepillado un hábito menos desagradable para los niños en todas las épocas del año:

Leer también: HIGIENE BUCAL de los niños es labor de los padres

1. El cepillado de los dientes no tiene por qué realizarse necesariamente en el cuarto de baño.

2. Utiliza tu imaginación; improvisa un cuento sobre dientes o una canción, o emplea el cepillo como arma de lucha contra la caries.

3. Si se duerme antes de cepillarse los dientes, puedes realizarlo cuando esté durmiendo.

4. Ayúdale a cepillarse hasta los 10 años; los pequeños no poseen la habilidad manual para hacerlo apropiadamente y no son conscientes de las consecuencias que acarrea un cepillado ineficiente.

5. Todos los niños alguna vez rechazan cepillarse los dientes. Trata de no rendirte; quizás pueda ser mejor después de la cena, cuando todavía no está muy cansado, en vez de esperar a la hora de acostarse.

6. Elige un cepillo con cabezal pequeño y con filamentos suaves. El mango debe ajustarse tanto a su pequeña mano como a la tuya, para que puedas ayudarle.

7. Pon una pequeña cantidad de dentífrico con flúor (del tamaño de la uña del dedo meñique del niño) en el cepillo.

8. Cepilla los laterales de la lengua, de las mejillas y la superficie de masticado. Cepilla siempre en el mismo orden para asegurarte de que no se te olvida ningún diente.

9. Sitúa los filamentos del cepillo en los dientes y en la línea de la encía en un ángulo de 45º. Cepilla ejerciendo una ligera presión con pequeños movimientos circulares. Es importante limpiar la línea de las encías, ya que aquí las bacterias se acumulan fácilmente.

10. Cepilla los dientes del niño dos veces al día.

Fuente: publimetro.cl

3/01/2019

HIGIENE BUCAL de los niños es labor de los padres

Odontopediatría

La tarea del cepillado de dientes debe recaer en los padres hasta que el niño cumpla los seis años, una edad a partir de la cual el niño podrá cepillarse de manera autónoma para que desarrolle el hábito y la destreza.

Pero seguirá teniendo que ser supervisado posteriormente por los padres para garantizar que lo hizo bien, según aconsejan los especialistas de Vitaldent.


Con el objetivo de ayudar a los padres a motivar y enseñar a sus hijos buenos hábitos de higiene, Vitaldent ha editado un decálogo con consejos útiles en los que se explica que, tan pronto como salgan los primeros dientes, los padres tienen que empezar a limpiarlos con un cepillo de cerdas suaves y, preferiblemente, sin pasta dental para evitar que los niños se traguen el flúor.

No obstante, los especialistas subrayan que la higiene de la boca no se debe limitar sólo a cuando hay dientes.

Este hábito debe realizarse previamente y los padres deben limpiar diariamente las encías del bebé con una gasa húmeda para eliminar las bacterias bucales. A partir de los 3 años, el niño puede participar en el cepillado, pero siembre bajo la supervisión de un adulto para asegurar que lo hace correctamente, indican.

Leer también: BABYDENT: Cepillo Dental de Silicona

Respecto al método para cepillarlos, los expertos de Vitaldent recomiendan que primero se cepillen las muelas de arriba, después las de abajo y finalmente las piezas delanteras, siempre con movimientos de abajo hacia arriba, una rutina que debe ser asimilada también por los padres, ya que si el procedimiento no se aprende bien desde el principio, luego resulta difícil de corregir.

Además, a los más pequeños les da pereza la rutina de lavarse los dientes y si los padres son "demasiado estrictos" con este hábito "pueden cogerle manía", señalan.

Por eso, desde Vitaldent aconsejan convertir este momento en algo "divertido", acompañándolo con juegos o canciones para que así les cueste menos. Es importante también felicitarles cuando hagan un buen trabajo en su cuidado bucodental, recuerdan.

1/08/2019

Guía de orientación para la salud bucal en los primeros años de vida


La salud oral es una parte integral de la salud general del niño.

Los problemas más prevalentes con respecto a la salud bucal en los niños en edad preescolar son las alteraciones en el crecimiento y desarrollo bucodental y la caries.

El primer problema generalmente se relaciona con hábitos orales incorrectos, patrones alimentarios inadecuados y/o una adquisición tardía de la masticación, que propicia el desarrollo de maloclusiones.

Leer también : ¿Si estoy embarazada, puedo ir al dentista?


El segundo problema, la caries, es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y presenta graves repercusiones en la salud general del niño, como dolor intenso, infecciones faciales, hospitalizaciones y visitas a urgencias, disminución en su desarrollo físico, alto coste de tratamiento y disminución en la calidad de vida en relación con la salud oral.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


odontologiaparabebes.com
C. Palma, A. Cahuana / L. Gómez

12/26/2018

Diez pasos que no debes saltarte para vigilar la salud dental de tus hijos


El verano es una época difícil para seguir correctamente la rutina de higiene dental.

Por ello muchos padres aprovechan la vuelta al cole para volver a asentar las bases de los hábitos de limpieza que deben seguir sus hijos.

Para ayudarles en esta tarea, a veces un poco complicada, Clínica Den elabora el Decálogo del odontopediatra, el dentista especializado en el cuidado de la boca de los más pequeños.

La infancia es el período más decisivo en cuanto a la consolidación de ciertos hábitos.

Ver también : Etiología y Diagnóstico de Respiradores Bucales en edades tempranas


Por eso es imprescindible dedicar tiempo a que nuestros hijos se habitúen a lavarse los dientes y cuidar su boca.

De este modo ya tendrán mucho ganado de cara al futuro. No mantener una correcta higiene dental puede ser la causa de enfermedades dentales como, por ejemplo, la caries.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


larazon.es

10/25/2018

¿Cómo debe ser la higiene bucal del bebé?


Es fundamental que nuestros hijos adquieran buenos hábitos en la higiene dental.

Enseñar a los niños a cepillarse los dientes y conseguir que se convierta en un hábito diario, es responsabilidad de los papás.

Probablemente, al principio cometerán errores, por lo que aunque tu pequeño se lave solito los dientes, tendrás después que repasarlo y cepillarlo nuevamente para evitar que quede incompleta la limpieza bucal.

Se puede comenzar con técnicas de higiene bucal desde antes de que salgan los dientes, cuando el niño es un bebé: desde el nacimiento y hasta la erupción de los primeros dientes (alrededor del año), limpiando la boca y las encías con una gasa humedecida en agua o con un dedal de silicona, una vez al día, con la intención de crear hábito más que necesidad higiénica.

Leer también : ¿Qué es la MANCHA BLANCA?


Cuando aparezcan los primeros dientes de leche (6 a 9 meses), ya empieza a tener importancia la prevención de caries y es recomendable utilizar un cepillo de dientes infantil humedecido en agua, de filamentos redondos y cabezal pequeño, adecuado al tamaño de la boca, o simplemente con una varilla de algodón humedecido.

Desde los 2 años se puede incorporar el uso de dentríficos infantiles fluorados (400 a 500 ppm de fluor) con una porción no mayor a una arveja. A partir de los 6 años, ya pueden usar pasta de adultos (1.000 a 1.500 ppm de fluor) siempre en pequeñas cantidades.

Los padres tenemos que realizar la limpieza hasta que nuestros hijos sean capaces de cepillarse por sí solos. Y, aunque puedan hacerlo de manera independiente, es necesario estar presentes para supervisar el proceso.

Lo ideal es que empiecen ellos solos, para que se acostumbren a hacerlo ellos mismos, y que los padres repasemos después y hagamos un cepillado final.

Algunos consejos para que tu hijo aprenda a lavarse los dientes:

• Cómprale un cepillo infantil, con cerdas suaves que lleven algún monito, para que así despiertes su interés.

• Enséñale a limpiarse los dientes al mismo tiempo que tú lo haces. Sigue siempre el mismo orden, sin olvidar la parte externa, interna y horizontal.

• Si quiere dejar la tarea a medias porque se aburre cepillándose, proponle un pacto: si él se cepilla los dientes, le leerás un cuento mientras lo hace, pero no podrá terminar hasta que no acabes de leer la historia.

• Es conveniente que un adulto supervise siempre el cepillado.

• Acostumbra a tu hijo a que no coma nada después de cepillarse.

sochipe.cl
Sociedad Chilena de Pediatría - Diario Mi Hijo

5/23/2018

SALUD BUCAL: 7 errores que debes corregir si quieres que tu hijo tenga una dentadura perfecta


El 42% de los niños de entre 2 y 11 años han tenido alguna vez caries en sus dientes de leches, y tan solo el 21% de niños entre 6 a 11 años han mantenido con su dentadura intacta, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), tal y como publica FoxNews.

Pero, ¿cuáles son los puntos débiles que tienen que corregir los padres para que sus hijos crezcan con una dentadura sana y limpia? Aquí va una lista de los siete errores más frecuentes:

1. Dejar que los niños se cepillen solos.

Los padres deben supervisar el cepillado y comprobar que cada superficie de cada diente está limpia. La mayoría de los niños no tienen las habilidades motoras suficientes para cepillar sus dientes con eficacia hasta que tienen 8 años.

2. Poner un biberón al bebé en la cuna.

Es la forma más fácil que aparezcan las, pero los padres siguen haciendo caso omiso a las recomendaciones de los expertos. Ya se trate de un biberón a la hora de acostarse o un juguete de entrenamiento durante todo el día, el hábito mantiene los niveles elevados de azúcar y bacterias en la boca todo el tiempo.

Veja também : CIRURGIA ORAL : Utilização da ulectomia na clínica infantil : Relato de caso

3. La primera cita con el dentista cuando es demasiado tarde

Una de las explicaciones por lo que los padres no llevan a sus hijos al dentista a la edad de 2 o 3 años es porque necesitan ir bajo anestesia general para tratar las caries y las infecciones.

La primera cita debe ser con el primer diente o por el primer cumpleaños del bebé. Las visitas al dentista cada seis meses a contar desde el primer momento.

4. Ofrecer alimentos "saludables"

Los plátanos, pasas y galletas integrales parecen como comida saludable, pero los alimentos que son pegajosos y altos en azúcares, se asentarán en las ranuras de los dientes y crearan caries.

5. Pensar que las caries tienen una solución inmediata

Se podría pensar que el tratamiento de una cavidad es una solución fácil, pero las caries pueden afectar a sus hijos durante toda su vida. Para empezar, los dientes de leche sanos son necesarios para mantener el espacio para los dientes permanentes. Ellos ayudan a guiar la mandíbula para que pueda crecer.

Además, si una cavidad se infecta, puede afectar el desarrollo de los dientes para los adultos. Las caries a temprana edad, sobre todo si no son tratadas, pueden también conducir a problemas con la articulación del habla, falta de sueño, e incluso la baja autoestima y el rendimiento escolar.

6. No usar fluoruro

El año pasado, la Asociación Dental Americana sugiere que los niños de 2 años usen un dentífrico y fluoruro. Aunque el flúor es controvertido, los expertos coinciden en que la investigación es clara: se trata de una de las mejores maneras de prevenir las caries.

7. Uso excesivo de las bebidas deportivas

Una causa común de la caries dental en los niños de más edad es por culpa de las bebidas deportivas y refrescos en el almuerzo, en los juegos y en el hogar. Empapar los dientes en ácido durante todo el día, no da oportunidad a que el PH se equilibre.

Fuente: telecinco.es

9/25/2017

SALUD BUCAL para recién nacidos

Es común encontrar padres que piensan que a los recién nacidos no se les realiza una higiene bucal, ya que no poseen dientes, y eso es completamente falso. 

A los recién nacidos se les limpia la boquita con una pequeña gasa para eliminar los restos de leche. 

salud-bucal-bebé

Asi evitamos la halitosis o algún enrojecimiento de la mucosa bucal, ademas inculcamos desde muy temprano los hábitos de higiene.



Fuente: Youtube/Primera Respuesta

7/23/2017

EMBARAZO: Cuidar tu boca es cuidar también al bebé que esperas

El doctor Juan Carlos Llodra, Profesor de Odontología Preventiva y Comunitaria de la Universidad de Granada y autor de la ´Guía sobre Salud Oral y Embarazo´.


Presentada por el Consejo General de Colegios de Dentistas de España, en colaboración con Lacer, advierte que "visitar al dentista - al menos una vez y preferiblemente durante el segundo trimestre del embarazo - debe formar parte de los cuidados que necesariamente debería seguir toda mujer para tener una buena salud integral".

salud-bucal-embarazo

Al mismo tiempo, insiste en que tener una buena salud oral durante el embarazo tiene un impacto positivo tanto en la salud de la madre como en la del bebé.

Tener una correcta higiene dental, llevar una dieta equilibrada, así como evitar el tabaco y controlar la diabetes son fundamentales para tener una correcta salud oral y prevenir los principales problemas dentales propios del embarazo entre los que cabe destacar la caries que puede originarse por los cambios en la composición de la saliva, sobre todo al final de la gestación y durante la lactancia, y la gingivitis del embarazo, que afecta a entre el 60 y 75% de las mujeres.

Además, la inflamación propia de la enfermedad periodontal puede verse agravada por los cambios vasculares y hormonales, pudiendo provocar también una tumoración benigna denominada "tumor de embarazo" que normalmente suele desaparecer espontáneamente después del parto.

► Leer también: Cuida tus dientes y encías durante el Embarazo

Medidas preventivas

De esta forma, para tener una boca sana durante el embarazo y la lactancia, las medidas preventivas deben centrarse principalmente en el control de la caries, la gingivitis y el tratamiento de la infección aguda. Asimismo, ante una situación de dolor, infección, urgencia, caries o enfermedad periodontal, el Consejo General de Dentistas recomienda que el tratamiento no se demore como consecuencia del embarazo. En este sentido, el uso de amalgama o resinas compuestas utilizadas para tratar la caries no supone ningún riesgo ni para la embarazada ni para el recién nacido y los tratamientos no quirúrgicos para tratar la enfermedad de las encías son también seguros y efectivos.

Al igual ocurre con las radiografías que, aunque debe evitarse su uso en los controles rutinarios, no están contraindicadas siempre que se adopten una serie de precauciones necesarias como son proteger el abdomen y el cuello de la embarazada con un delantal y collarín de plomo.


En este sentido, hay que señalar que las radiografías digitales - cada vez más utilizadas en Odontología- emiten una radiación menor que las placas convencionales.

En cuanto al óxido nitroso, utilizado para la sedación del paciente, este tampoco representa riesgo para la salud siempre que el especialista adopte unas mínimas medidas preventivas.

En cuanto a la mayoría de fármacos requeridos para el tratamiento dental, incluidos los antiinflamatorios, antibióticos o anestésicos locales comunes también pueden utilizarse de forma segura.

Por otro lado, hay que señalar que las náuseas y vómitos que sufre entre el 75 y 80% de las mujeres durante los primeros meses de la gestación producen erosión del esmalte dental al 2% de las mujeres. Sequedad en la boca (xerostomia fisiológica) y movilidad dentaria son otras patologías que podrían presentarse.

En los recién nacidos

En lo que al recién nacidos se refiere, el Profesor Juan Carlos Llodra incide en que la caries sigue siendo la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y, al tratarse de una enfermedad bacteriana infecciosa, es necesario tomar las medidas oportunas para prevenirla.

"En el 70% de los casos en los que se transmite la caries al recién nacido hay una relación genética bacteriana entre madre e hijo. Pero - además de la genética - también hay un riesgo muy elevado de transmitir las bacterias causantes de la caries a través de la saliva con hábitos como el de utilizar la cuchara del bebé para probar la comida, chupar el biberón o el chupete, y a través de los besos", apunta el doctor Llodra quien advirtió también de que "el contagio precoz producido por agentes cariógenos primarios (bacterias s. mutans y s. sobrinus) puede producir caries temprana en la infancia por lo que retrasar esta infección primaria contribuye a reducir el riesgo de desarrollar caries en el futuro".


Para prevenir este contagio, los dentistas recomiendan que los progenitores se sometan a los tratamientos restauradores necesarios así como llevar a cabo las terapias antisépticas y con fluoruro oportunas. Una correcta higiene oral y adoptar hábitos saludables ayudan también a prevenir la caries infantil. De esta forma, se recomienda limpiar los primeros dientes de leche después de las comidas con una gasa o cepillo pediátrico ultrasuave, y no dejar al bebe acostado con el biberón (salvo que contenga agua).

Fuente: farodevigo.es