Mostrando entradas con la etiqueta Emergencias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Emergencias. Mostrar todas las entradas

3/28/2020

Ferulización en traumatología dentaria en los niños. Contraindicaciones de las férulas rígidas

Rehabilitación Dental

La ferulización, en traumatología dentaria, es una técnica necesaria para estabilizar los dientes permanentes que, por razones traumáticas, presentan, entre otras manifestaciones, aumento de la movilidad del diente.

Las férulas no se colocan en dientes temporales. En el caso de las luxaciones extrusivas o laterales de los dientes temporales la ferulización es un tratamiento muy cuestionable que podría derivar en anquilosis del diente temporal y posterior alteración del recambio dentario.

En las avulsiones, reimplantar el diente temporal puede ocasionar desplazamiento del coágulo formado en el alveolo hasta el interior del folículo del diente permanente.


Esto, y la inflamación periapical originada por la necrosis pulpar subsecuente, pueden ser causa de alteraciones de la mineralización del diente permanente.

A las razones biológicas mencionadas hay que añadir las pediátricas y tener en cuenta las dificultades, técnicas y de manejo de la conducta, que tiene ferulizar los dientes temporales, por su pequeño tamaño y los diastemas fisiológicos, en un niño de meses o muy pocos años.

Leer también: SUCCIÓN DIGITAL: El riesgo de chuparse el dedo

Sin embargo, en las lesiones traumáticas del ligamento periodontal de los dientes permanentes jóvenes hay que plantearse la ferulización cuando se han afectado tantas fibras periodontales que la movilidad está aumentada.

Actualmente, no hay una prueba diagnóstica fiable para determinar la cantidad de fibras periodontales traumatizadas; puede utilizarse el Periotest pero el profesional debe saber que tiene muchas limitaciones y hay dificultad para interpretar los resultados.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


°dy7gy3y759lna.cloudfront.net
°Ferulización en traumatología dentaria en los niños. Contraindicaciones de las férulas rígidas.
°Elena Barbería Leache / Miriam Maroto Edo / Antonia María Caleya Zambrano

3/18/2020

URGENCIAS : Infección odontogénica en odontopediatría


Tiene su origen en las estructuras del diente, siendo la causa más frecuente la caries, que comienza afectando a los tejidos duros del diente (esmalte y dentina), pudiendo progresar los gérmenes hasta la cámara pulpar y conductos radiculares ocasionando una pulpitis.

Otras veces, el origen de la pulpitis es un traumatismo dental o bien un tratamiento previo sobre el diente (obturaciones muy profundas, tallados, etc.) que pueden provocar inflamación y posterior necrosis pulpar.

Estos procesos inflamatorios se deben a los productos de degradación y toxinas de los microorganismos que penetran en el tejido pulpar.


Los gérmenes más frecuentemente implicados pertenecen al grupo de los Streptococcus (S. mutans, S. sanguis, S. salivarium, Lactobacillus (L. acidophilus, L. casei), Actinomyces (A. viscosus, A. naeslundii) y Staphylococcus (S. aureus, S. epidermidis).

Clínica

La pulpitis aguda se caracteriza por un dolor intenso y localizado que es provocado por estímulos como el frío, el calor, alimentos dulces o ácidos. El dolor desaparece inmediatamente al retirar el estímulo.

La pulpitis crónica se caracteriza por un dolor pulsátil que aumenta con el calor y se calma con el frío, el dolor suele ser de aparición nocturna y generalmente el paciente no puede precisar el diente afecto.

Si la progresión de gérmenes continúa se puede afectar el tejido periodontal y ocasionar la aparición de un absceso alveolar, que es la formación de una colección purulenta en el hueso periodontal.

Ver también : Recomendaciones ante una Infección odontogénica en niños

El dolor se vuelve intenso con la oclusión o incluso con el roce de la lengua y se acompaña de una tumefacción periapical y edema inflamatorio.

Esta colección purulenta puede abrirse camino al exterior a través de la cortical ósea mediante una fístula, o avanzar por el tejido celular subcutáneo originando una celulitis o extenderse a los huesos maxilares provocando una osteomielitis que en los casos más graves puede originar una sepsis.

En ocasiones, el absceso se cronifica dando lugar a granulomas y quistes radiculares.

Diagnóstico

Por la anamnesis, la exploración bucodental y la exploración radiológica, fundamental para determinar el avance de la infección y sus complicaciones.

Tratamiento

1. Tratamiento odontológico (apertura de la cámara pulpar y drenaje del tejido necrótico, y en los abscesos realizar drenaje quirúrgico).

2. Tratamiento farmacológico:

- Antibióticos: de primera elección: Amoxicilina 25-50 mg/kg/24 h. V.O. Amoxicilina-clavulánico 25-50 mg/kg/24 h. V.O.; 100 mg/kg/24 h. I.V.

- Antibióticos: de segunda elección: Eritromicina: 30-50 mg/kg/24 h. V.O.; 20-50 mg/kg/24 h. I.V. Clindamicina: 10-20 mg/kg/24 h. V.O.; 25 40mg/kg/24 h. I.V.

- Analgésicos: Paracetamol: 60 mg/kg/24 h.

- Antiinflamatorios: Ibuprofeno: 30-50 mg/kg/24 h.

Fuente : Urgencias bucodentales / Fernando Uribarri Zarranz, Guillermo Álvarez Calatayud, Eva Martín Olivera


3/15/2020

MEDICINA BUCAL : Recomendaciones ante una Infección odontogénica en niños


En niños las infecciones odontogénicas pueden comprometer más de un diente y frecuentemente son debido a lesiones que se originan en la caries dental, enfermedades periodontales o en una historia de trauma.

Una infección odontogénica no tratada puede ocasionar dolor, abscesos y celulitis.


Como consecuencia de esto, los niños están propensos a deshidratación especialmente si no han comido bien debido al dolor y al malestar.

Un tratamiento oportuno de la infección es importante en orden de controlar el dolor y prevenir su diseminación.

Cuando la infección afecta a la porción superior de la cara, los pacientes sienten usualmente dolor facial, fiebre e imposibilidad de comer o beber.

Deben tomarse cuidados con una evolución externa de una sinusitis, ya que pueden parecerse a una infección odontogénica.

Ver también : MEDICINA BUCAL : Infección por virus papiloma humano en la cavidad bucal en pacientes pediátricos

Cuando los síntomas se presentan puede haber dificultades para encontrar la verdadera causa. Las infecciones del tercio inferior de la cara generalmente generan dolor, aumento de volumen y trismus, encontrándose frecuentemente asociadas con piezas dentarias, piel, linfonodos locales y glándulas salivales.

Un aumento de volumen de la parte inferior de la cara es comúnmente asociada con infecciones dentales.

La mayoría de las infecciones odontogénicas pueden ser manejadas con tratamientos pulpares, extracción o incisión y drenaje. Las que tienen manifestaciones sistémicas (temperatura elevada sobre 38°C, celulitis facial, dificultad en tragar o respirar, fatiga o náuseas) requieren de terapia antibiótica.

También, aunque con poca frecuencia, pueden cursar con complicaciones severas como trombosis del seno cavernoso y angina de Ludwig. Estas condiciones amenazan la vida y pueden requerir una hospitalización inmediata y tratamiento con antibióticos endovenosos, incisión y drenaje.

Fuente : Conceptos pediátricos para el manejo de la cirugía bucal - Dr. Hugo Cooper M


3/02/2020

EMERGENCIA : Tratamiento del diente avulsionado: Caso clínico


Las lesiones dentarias provocadas por accidentes son muy frecuentes en la población mundial, cada año se reportan más de 5 millones de dientes golpeados, como resultado de estos accidentes el ligamento periodontal se daña en el 15 al 61% de las lesiones orofaciales.

A pesar de que sus efectos físicos son tratables y más importante aún, pueden prevenirse, sólo el 4% de los pacientes es atendido por un especialista en odontología.

Así el 47% de estos dientes reciben tratamiento, pero éste es inadecuado en el 59% de los casos.


La avulsión es la lesión más grave del ligamento periodontal, ocurre cuando el diente es desplazado, en dirección coronal, completamente fuera de su alvéolo, produciendo ruptura del paquete vasculonervioso y de las fibras periodontales.

Clínicamente el alvéolo se encuentra vacío o lleno con un coágulo;5 radiográficamente pueden llegar a estar presentes líneas de fractura.

Ver también : Recomendaciones ante una Infección odontogénica en niños

La etiología se debe a lesiones por un impacto directo provocado por caídas –principalmente en bicicleta–, práctica de deportes y lesiones por peleas; también se ha reportado el caso de lesiones durante la intubación anestésica.

Es una lesión rara, según diferentes estudios ocupa entre el 0.5 y el 16% de las lesiones en la dentición permanente.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


Fuente : medigraphic.com
Autores : María Isaura Cortés García, Javier Hernández Palma, Emilia Valenzuela Espinoza


2/23/2020

Avulsión en la dentición decidua: ¿Reimplantar o no?

Avulsion dental

Un traumatismo se describe como una lesión que resulta de una fuerza externa y es uno de los problemas de salud que enfrenta la sociedad actualmente.

No tiene un patrón predecible de intensidad y no solo deja daños físicos sino que también existe un impacto psicológico en la víctima.

Los traumatismos dentoalveolares se pueden presentar solos o asociados con otras injurias a los tejidos blandos.


Dentro de todos ellos, la avulsión dentaria representa del 7 al 13% de todas las lesiones dentales en la dentición primaria y consiste en el desplazamiento completo del diente de su posición original en el alveolo.

El tratamiento de las piezas deciduas que han sufrido avulsión debe ir dirigido a la prevención del desarrollo de alteraciones en los dientes permanentes sucedáneos.

Leer también : Propiedades y Usos en Odontopediatria del MTA (Agregado de Trióxido Mineral)

Introducción : La avulsión dentaria es considerada como el trauma dental más severo, porque la fuerza que causa un impacto sobre el diente es de tal magnitud que lo remueve completamente de su posición original en el alveolo, generando una lesión en el ligamento periodontal y la ruptura del paquete vasculonervioso.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Paredes Martínez, Evelyn Roxana., Díaz Pizán, María Elena., Avulsión en la dentición decidua: ¿Reimplantar o no?. Revista Estomatológica Herediana [en linea]. 2009, 19(1), 63-65[fecha de Consulta 10 de Septiembre de 2019]. ISSN: 1019-4355. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=421539351011

2/19/2020

Protocolo de actuación y tratamiento adecuado de las complicaciones para el éxito del reimplante tras una avulsión dental. Caso clínico

Avulsión Dental

La prevalencia de avulsión dental supone del 0,5-16 % de todas las lesiones traumáticas.

Se presenta el tratamiento efectuado a una niña de 8 años que sufrió avulsión de un incisivo superior permanente inmaduro. El diente fue reimplantado en la consulta odontológica después de 40 minutos en seco y 1 hora de almacenamiento en agua.

En la monitorización, a la primera semana se detectó reabsorción radicular externa que fue tratada con hidróxido cálcico.


A los 6 meses se realizó el cierre apical con MTA y finalmente la endodoncia de la pieza.

Se describe el caso tras 4 años de seguimiento mostrándose el diente funcional y estético en la cavidad oral, habiéndose iniciado un tratamiento ortodóncico a los 2 años del trauma sin observar reactivación de la lesión.

También te puede interesar REHABILITACIÓN : Soluciones estéticas para caries del biberón

En el presente trabajo, se ilustra y enfatiza cómo la importancia de un tratamiento inmediato y el seguimiento de pautas clínicas protocolizadas basadas en la evidencia son claves en el éxito del tratamiento de los dientes avulsionados.

Introducción : La avulsión dental supone una lesión grave en la cual el diente se desplaza por completo fuera del alveolo dañando los tejidos de unión y el soporte vasculo-nervioso.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Odontol Pediátr (Madrid) Vol. 22, N.º 3, pp. 183-194, 2014
° C. Gómez Ponce ET AL.

ODONTOPEDIATRÍA: ¿Se puede reimplantar el diente de un niño?

Odontopediatria

La doctora María Angustias Salmerón Ruiz, de la Unidad de Medicina del Adolescente del Hospital Universitario La Paz de Madrid, nos recomienda en este vídeoblog que, si nuestro hijo se rompe o pierde un diente tras un golpe en la boca, acudamos urgentemente al odontopediatra con la pieza dental desprendida, que habremos preservado en leche desnatada o en suero fisiológico, para que se pueda implantar de nuevo con una mayor probabilidad de éxito.

Cuando el bebé comienza a dar sus primeros pasos son frecuentes las caídas e impactos en la cara. Para minimizar posibles secuelas en los futuros dientes es fundamental pedir cita en el odontopediatría.


"Si tu hijo se ha caído de cara y sangra mucho por la boca, algo normal en esta zona por el buen número de terminaciones venosas, lo más importante es enjuagar la zona con agua para observar con nitidez las secuelas del golpe, ya que en ocasiones no existe un traumatismo importante y no procede la alarma", señala la pediatra.

Una vez que se ha cortado la hemorragia, se palpan todas y cada una de las piezas dentales para comprobar que no se mueven o que no se hayan roto o desprendido, cuando no ocultado en la cavidad oral.

Read Also: HIGIENE BUCAL: Sepa como cuidar las encías de su bebé

"Es muy importante buscar el trozo o el diente perdido para la reconstrucción, pero también para asegurarnos de que no se ha retraído en la encía. En urgencias se realizará una radiografía de la boca para corroborar que no se ha quedado en alguna parte de boca", expone.

Cuando encontremos el diente o el trozo desprendido, debemos guardarlo en un recipiente con suero fisiológico o leche desnatada; o con agua si no tenemos estas alternativas. Luego iremos a urgencias.


Youtube / EFE SALUD