Mostrando entradas con la etiqueta Embarazo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Embarazo. Mostrar todas las entradas

3/08/2020

PATOLOGÍA : Granuloma piógeno del embarazo. Presentación de caso

Granuloma

El granuloma piógeno del embarazo (sinónimos: tumor del embarazo, épulis del embarazo, granuloma gravidarum o gravídico) es considerado una lesión reactiva símil tumoral en respuesta a variados estímulos.

Puede desarrollarse tanto en piel, predominando en cara y extremidades, como en mucosas nasal, genital o cavidad bucal, siendo esta última la más afectada.

El área gingival es el sitio más comprometido, localizándose en un pequeño sector del maxilar o en forma generalizada en ambas arcadas. Se describen, además, afectación de labios, lengua, mucosa bucal y paladar.


El término épulis significa “lesión que asienta sobre la encía” y es una hiperplasia localizada que implica a cuadros benignos o malignos.

El granuloma piógeno del embarazo suele manifestarse a partir del 2º y 3º mes de gestación con una incidencia del 2 al 5%.

Leer también: Hiperplasia epitelial multifocal. Manifestaciones bucales en niño

Clínicamente son lesiones exofíticas lisas o lobuladas, eritematosas a parduscas si hubo hemorragia, con base sésil o pediculada, friables y compresibles, pudiendo desarrollarse en forma abrupta o solapada e indolente.

El estudio histológico muestra una proliferación de numerosos canales vasculares revestidos por células endoteliales, a veces con mitosis activas, inmersas en un estroma edematoso con fibroblastos o fibrocitos, dependiendo de la antigüedad de la lesión.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


° Olga Gabriela Pérez / María Soledad Villoldo / Mariano Gabriel Marini / Antonio Arra / Horacio Solarz / Mario Marini

2/24/2020

INFOPACIENTE : Anestesia local odontológica y embarazo

Anestesiología

La conservación del binomio madre-feto, durante el período reproductivo, es el objetivo primordial del equipo perinatal.

La cavidad bucal como parte integral del ser humano, presenta morbilidad que en algunas ocasiones puede coincidir con el embarazo, siendo motivo de angustia para la mujer, la disyuntiva de ser tratada por el Odontólogo dado que como auxiliar de tratamiento, utilizan anestésicos locales.


En la revisión de la literatura internacional existen informes aislados y basados en revisiones bibliográficas, en cuanto al uso de anestésicos locales durante la gestación ; como consecuencia incluso el mismo odontólogo cuando debe utilizarlos en una mujer embarazada, tiene duda en cuanto a la inocuidad del fármaco, tanto para la madre como para el feto, ya que en algunos folletos está proscrito su uso durante la gestación.

Tradicionalmente los Odontólogos han ofrecido las opciones conservadoras del tratamiento a mujeres embarazadas. Actualmente, ya esto no es así, dejándose sólo para el tratamiento electivo (cosmético), el que se debe aplazar hasta después del parto.

Leer también: Consideraciones preoperatorias para anestesia en niños

Anestésicos Locales
La anestesia local, es la pérdida de la sensación sin pérdida de la conciencia ni del control central de las funciones vitales. Los anestésicos locales actúan sobre cualquier parte del sistema nervioso y sobre cualquier fibra nerviosa. Tiene una acción reversible, con recuperación total de la función sin daño alguno para las fibras.

Desde el punto de vista histórico, los anestésicos locales han sido algunos de los fármacos de mayor importancia en medicina y odontología.

La capacidad de producir anestesia, es decir la pérdida de la sensación en zonas específicas del cuerpo, revolucionó las dos ciencias mencionadas, ya que no necesitó la anestesia general para practicar todos los procedimientos. Einhorn y colaboradores permitieron sintetizar anestésicos locales más inocuos que no crearan dependencia.

Los anestésicos locales contienen tres componentes principales, que son: un centro hidrófilo, un centro hidrófobo separados por una cadena alquílica intermedia.

El centro hidrófobo suele ser un grupo aromático, y la unión con este grupo determina algunas de las propiedades farmacológicas de éstos. Los grupos intermedios más prevalentes, y con ello las dos clases principales de anestésicos locales son ésteres y amidas.

De tal manera, de acuerdo al tipo de grupo químico los anestésicos locales se clasifican:

Aminoésteres: cocaína, procaína, novocaína, cloroprocaína y tetracaína.
Aminoamidas: lidocaína, mepivacaína, prilocaína, bupivacaína, etidocaína y ropivacaina.

Los anestésicos locales se diferencian por el período de latencia, la duración de la acción, la toxicidad, la potencia y la sensibilidad de bloqueo.

Las propiedades deseables del anestésico local ideal son: ausencia de irritabilidad y toxicidad local, ausencia de toxicidad sistémica, tiempo de instauración de la anestesia breve, y duración del efecto anestésico prolongado.

Los anestésicos locales impiden la producción del impulso nervioso actuando sobre la membrana celular, su acción consiste en un bloqueo de la conducción nerviosa al reducir la permeabilidad de la membrana a los iones sodio.

La duración de la acción de un anestésico local depende del tiempo de contacto real con los tejidos nerviosos. Por tal motivo, los anestésicos locales llevan habitualmente un complemento vasoconstrictor, en general adrenalina o noradrenalina.

Sin embargo, es punto de controversia el empleo de vasoconstrictores en fórmulas de anestésicos locales empleados en odontología, por el peligro conocido de los efectos adversos después de la absorción sistémica .

Los vasoconstrictores disminuyen la velocidad de absorción sistémica del anestésico, de forma que aumentan la duración del efecto anestésico, disminuye la dosis del anestésico necesario, disminuye la hemorragia en el área infiltrada y disminuye el riesgo general de la anestesia local.

Cabe destacar que la presencia de inflamación disminuye la eficacia de los anestésicos locales, ya que la inflamación hace que el pH sea más ácido, lo que disminuye la cantidad de anestésico en forma lipófila y disminuye la capacidad de estos fármacos para atravesar la membrana nerviosa.

Los anestésicos locales intervienen en la función de todos los órganos en los que existe conducción o transmisión de impulsos nerviosos. Las reacciones adversas de los anestésicos locales dependen del equilibrio entre la velocidad de absorción y la de destrucción; se conocen cuatro reacciones y son: tóxicas, sin relación con el fármaco, de idiosincrasia y alérgicas.

De tal forma, debido a la mayor eficacia y menor incidencia de complicaciones de las aminas, como la lidocaína, se ha limitado el uso de los tipos ésteres.

Embarazo y Anestesia Local.
La mayoría de los Obstetras y Odontólogos, prefieren que el tratamiento dental sea realizado durante el segundo trimestre del embarazo, si es posible. Manteniéndose al mínimo dichos procedimientos durante el primer y tercer trimestre de la gestación.

Se debe evitar la práctica de procedimientos dentales en el primer trimestre del embarazo, ya que es el período de la organogénesis, y aunque el tratamiento dental no puede necesariamente dañar estos órganos, se deben disminuir al mínimo los riesgos potenciales.

Existen estudios donde se analizan la exposición a anestésicos locales en la embarazada, y no se han encontrado una mayor incidencia de malformaciones congénitas.

Igualmente durante el tercer trimestre de la gestación, y fundamentalmente la segunda mitad de éste, se debe disminuir los procedimientos dentales, ya que además de ser muy incómodo para la paciente, el colocar la espalda en la silla dental durante este período del embarazo, el útero puede aumentar la presión sobre la vena cava inferior, produciendo alteraciones hemodinámicas al binomio madre-feto, que se traducirían en hipotensión (producto de la posición materna y no por efecto del medicamento), así como dificultad para respirar. Por ende, si en última instancia el tratamiento debe ser practicado en este período, se debe permitir que la paciente cambie de posición cada 3 a 7 minutos.

Como regla general lo mejor es no utilizar ningún fármaco durante el embarazo, especialmente, durante el primer trimestre, si no es imprescindible, independientemente de la seguridad del medicamento.

A veces, sin embargo se deben administrar en el curso de tratamientos necesarios. Afortunadamente, la mayoría de los medicamentos empleados en odontología, no están contraindicados durante el embarazo.

Para mayor seguridad y por la dificultad para la obtención de información sobre la teratogenicidad de los fármacos la Food and Drug Adm (FDA) estableció cinco categorías (A, B, C, D, X), que indican el potencial de una droga para causar defectos fetales. De tal manera, cuando el odontólogo se encuentre en la disyuntiva de prescribir o no un medicamento a una paciente embarazada, se deben seleccionar los medicamentos en las categorías A y B, y los medicamentos pertenecientes a las categorías restantes deben evitarse.

Los anestésicos locales inyectados a la gestante pueden cruzar la barrera placentaria, sin embargo la lidocaína parece ser segura en la paciente embarazada, ya que las dosis pequeñas de lidocaína empleados en odontología, probablemente no afectaran al feto independientemente del trimestre del embarazo.

Existe literatura que reporta que los agentes anestésicos locales exhiben un inicio de acción más rápido y duración más prolongada en el embarazo. Generalmente la lidocaína tiene efecto en 2 - 5 minutos y es efectiva por 1 - 2 horas dependiendo de la dosis, del método de la administración, de cada paciente y de otras variables.

El uso de vasoconstrictores con anestésicos locales durante el embarazo es todavía controversial. El útero grávido tiene una mayor sensibilidad a las propiedades vasoconstrictoras de la adrenalina, que otros órganos.

Sin embargo, esta sensibilidad disminuye en el embarazo tardío. Los agentes adrenérgicos comprometen el flujo sanguíneo uterino; sin embargo esto parece no tener efectos deletéreos en el feto.

La adrenalina es usada rutinariamente en la anestesia de cualquier tipo en obstetricia sin complicaciones. Por tanto, su uso durante la administración de anestesia local para tratamientos odontológicos no estaría contraindicado, sin embargo se debe evitar las inyecciones intravasculares.

Actualmente existen numerosas publicaciones acerca del uso de anestesia con acupuntura para la práctica odontológica, como alternativa a la anestesia convencional.

Sin embargo, cabe destacar que el embarazo puede ser una contraindicación para la acupuntura, especialmente si el punto Hoku ha de ser utilizado; la inserción de una aguja en este punto puede causar palpitaciones y contracciones en músculos lisos, incluyendo el útero; lo podría inducir a la pérdida del embarazo.

Pero existen otros puntos en esta práctica que no tienen dicho efecto, en consecuencia, cualquier punto a excepción de los Hoku, debería ser utilizado para mujeres embarazadas.

Fuente : actaodontologica.com
Sano Jean; Colmenares Narhayber; Sakkal Antonieta; Cedillo Marisabel; Duran Carlos.

2/10/2020

HIGIENE BUCAL deficiente en embarazadas puede producir partos prematuros

Higiene Bucal

El problema en las madres con caries o sangrados de encías recorre el torrente sanguíneo y también puede producir en el tercer trimestre partos prematuros o bebés de bajo peso.

Está comprobado porque es una bacteria y puede producir infecciones a distancia, y uno de los puntos a infectar es el feto, advirtió la odontóloga Ana María Raggio, jefa del Servicio de Odontología del Hospital de Clínicas.

Las infecciones bucodentales representan un factor de riesgo, especialmente durante el embarazo, por lo que se debe hacer un control minucioso para evitar complicaciones como el desarrollo de enfermedades bucales, como caries, gingivitis, placas y otros.


RIESGOS.

“La primera persona que tiene contacto con el bebé es la madre, y ante la posibilidad de tener bacterias o lesiones cariosas, puede transmitir al bebé que no está teniendo esas bacterias, que quedan latentes en la boca del bebé hasta que aparezcan los primeros dientes”, explicó la odontóloga, al tiempo de indicar que las gestantes deben llevar un estricto control odontológico.

Las gestantes, debido a la excusa de los antojos, consumen alimentos frecuentemente y no necesariamente comidas sanas, sino helados, chocolates, facturas y otros que contienen azúcar e inciden en la formación de caries, la aparición de bacterias y otras molestias bucodentales.

Leer también: Los DIENTES DE LECHE y el uso de mantenedores de espacio

La doctora Concepción Chamorro, directora del Programa de Salud Bucodental del MSP, afirmó que el control dental de la embarazada se debe realizar cada trimestre y más veces, dependiendo de las condiciones de cada mujer.

“Siempre solicitamos a los ginecólogos que pasen a las embarazadas a los servicios odontológicos para controlarlas y saber en qué condiciones se encuentran para que reciban el tratamiento necesario durante la gestación”, manifestó.

Durante los primeros meses no se pueden realizar extracciones, solo curación, porque no pueden recibir anestesia ni sacarse radiografías, pero sí limpieza”, explicó Chamorro.

Destacó que la educación bucodental es fundamental en el embarazo, y mantener la boca limpia con el cepillado correcto es el primer paso.

En cuanto a las embarazadas, los servicios públicos realizan los controles en forma agendada, para que las gestantes sepan en cuándo deben volver para el control correspondiente. El MSP cuenta con 318 centros para atención bucal en todo el país.

Fuente: ultimahora.com

1/29/2020

GINGIVITIS durante el embarazo; síntomas, prevención y consejos

Gingivitis

Es muy común, principalmente en los primeros meses de embarazo, que la mujer sienta mareos, náuseas, vómitos, y otras molestias. Sin embargo, estos problemas no son la única alteración que puede sentir la mujer cuando está embarazada.

Paralelo a estos problemas también puede presentar molestias bucales, concentradas principalmente en las encías.

Cuando se está embarazada no se debe descuidar de la mente, de todo el cuerpo y también de los dientes. Los cambios hormonales que el organismo sufre durante el embarazo conciliados con un mayor flujo de sangre por el cuerpo de la mujer pueden provocan una mayor sensibilidad a la placa dental, es decir la capa de bacterias que se forma continuamente sobre los dientes.


Y qué es lo que causa la irritación en las encías. Es común que las encías se inflamen o infecten, y que se note que la boca produce más saliva que lo normal.

Síntomas
- Sangrado de los dientes durante el cepillado o la utilización del hilo dental
- Encías hinchadas e irritadas
- Mal sabor de boca
- Mal aliento

Leer también: DIENTES DE LECHE: Los dientes empiezan a formarse en la segunda semana de embarazo

Estos síntomas son los más habituales. Si sientes algunos de estos síntomas lo mejor sería acudir al dentista para una revisión y una limpieza bucal.

Prevención y tratamiento de la gingivitis

Una adecuada higiene bucal es la clave para evitar la gingivitis y evitar así problemas más graves. La mejor forma de luchar contra esta enfermedad es evitándola.

Durante el embarazo es aconsejable cepillarse los dientes con una pasta específica para el buen mantenimiento de la salud gingival, como también realizar limpiezas interdentales todos los días. Paralelo a la limpieza también es necesaria una dieta sana y rica en calcio. Una alimentación orientada a prevenir los problemas bucales.

Consejos
- Cepillar los dientes como mínimo dos veces al día. Lo mejor sería hacerlo después de cada comida.
- Cepillar los dientes con mucha suavidad. Para eso, hay que usar cepillo con cerdas suaves. Si tienes mucha sensibilidad, recurra a los dentífricos especiales para encías delicadas.
- Usar el hilo dental siempre que sea posible. Te quitará todos los restos de comida de los dientes.
- Evitar comer muchos alimentos dulces. Son grandes contribuidores a la gingivitis.
- Visitar al dentista con regularidad. Conviene hacer siempre una revisión.

En caso de que tenga algún síntoma, no esperes a que termine el embarazo. Habla cuanto antes con un dentista, si tus encías sangran mucho, se llegas a perder algún diente, si las encías están inflamadas, o si sientes dolor en algún diente o en las encías.

Fuente: Guía Infantil

1/07/2020

CIRUGÍA BUCAL : Extracciones Dentales durante el Embarazo

Cirugía Bucal

Lo mejor es no tener que extraer una pieza dental durante el embarazo salvo que esté muy muy dañada ó genere un gran dolor.

Si usted esta embarazada y presenta un dolor extremo de origen dental, que está infectada o que tiene algún tipo de inflamación alrededor de ella, debe acudir a su dentista urgentemente.


Las radiografías durante el primer trimestre las evitaremos.

No es una contra indicación quitar una muela durante el embarazo con los cuidados que los odontólogos deben de tener, como por ej. ponerle un chaleco de plomo si se va a tomar algún tipo de radiografía.

No debe preocuparse si tiene un dolor o una infección usted ir a la consulta dental y el dentista hará lo mejor y mas conveniente para erradicar esa molestia, si se tiene que hacer una extracción dental, pues se hará.

Read Also: MEDICINA BUCAL : Recomendaciones ante una Infección odontogénica en niños


Youtube / SaludPanama.com

6/08/2019

Las INFECCIONES BUCALES durante el embarazo pueden ser perjudiciales para el feto


Las infecciones dentales durante el embarazo pueden ser perjudiciales para el feto por lo que la Fundación Vitaldent insiste en que las mujeres en estado de gestación deben acudir a las revisiones durante el embarazo, y mantener una vigilancia activa de la salud oral.

"Si estas embarazada y presenta dolor, recuerda que es más peligrosa la infección que el tratamiento en sí mismo", han querido recordar desde la fundación Vitaldent.


Por ellos, han elaborado una serie de consejos e indicaciones para este sector de la población:

1. Al aumentar el flujo sanguíneo durante el embarazo debido a los cambios hormonales, es probable que se sufra sangrado o enrojecimiento de encías, más conocido como gingivitis, sobre todo a partir del tercer mes de embarazo. En estos casos, los expertos recomiendan acudir inmediatamente, dado que esta enfermedad ha sido relacionada con un mayor riesgo de nacimientos prematuros, ó bebés de bajo peso.

2. Es recomendable usar un tratamiento con flúor, pues durante los nueve meses del embarazo suelen presentarse náuseas y vómitos o cambios en la composición de la saliva, lo que puede causar un mayor riesgo de caries y erosión dental.

Leer también: Malos HÁBITOS ORALES pueden acabar con la presentación facial de sus hijos

3. Para prevenir problemas como los anteriores y otros derivados de cambios hormonales que se producen durante la gestación, se aconseja a las mujeres embarazadas que hagan una visita al odontólogo trimestralmente para detectar posibles alteraciones.

4. El diagnóstico radiológico oral está considerado seguro en la mujer embarazada, con un riesgo extremadamente bajo de que pueda afectar el feto, aunque para realizarse esa prueba, hay que colocarse un delantal de plomo protector.

5. Para tener una buena salud dental, lo más recomendable es tener una correcta higiene dental, cepillando los dientes después de cada comida para eliminar los restos de alimentos que puedan quedarse en la boca.

6. Además, dado que en el embarazo se come más entre horas, es aconsejable sustituir los tentempiés como las chocolatinas o las patatas fritas por otros más saludables como la fruta.

7. Por último es importante olvidarse de los falsos mitos de que en el embarazo se pierden dientes o que el feto agota las reservas cálcicas de los dientes de la madre para formar sus propias piezas.

Fuente: infosalus.com

5/16/2019

EMBARAZO: ¿Se pierde el calcio en los dientes durante el embarazo?

Embarazo

El calcio de la composición de la estructura dental no se moviliza durante este periodo. Mucha gente puede haber oído una serie de mitos acerca del embarazo y el cuidado de los dientes:

“Se pierde un diente por cada embarazo”, o “El bebé me quitó todo el calcio de los dientes”, y ese tipo de creencias perduran hasta hoy.

Es fundamental tener un especial cuidado en la alimentación, evitando cualquier alimento que pueda producir un aumento del desarrollo de caries.


Durante la gestación existe la denominada "gingivitis del embarazo", un problema que origina la inflamación de las encías y que suele acentuarse por los cambios hormonales.

Por eso el cuidado bucal durante el embarazo es importante para poder llevar una gestación saludable.

Leer también: ¿Cómo puedo calmarle a mi bebé el dolor cuando le salen los dientes?

Se recomienda, al menos, realizarse una limpieza bucal en el dentista durante el embarazo. Y lo que es más importante, ante cualquier síntoma como sangrado de encías, sensación de dolor o inflamación se debe acudir al dentista.

Solo él puede recomendarle de modo personalizado las medidas que tiene que seguir para evitar procesos patológicos durante el embarazo.


Youtube / Medicable

9/30/2018

PREVENCIÓN : Antibióticos y riesgos en el embarazo


Aunque hay medicamentos que no se deben usar durante el embarazo, hay otros muchos que se pueden utilizar sin perjudicar al futuro niño, siempre que sean prescritos por el médico.

Cuando un médico receta un tratamiento a una embarazada, tiene en cuenta tanto la enfermedad como al bebé.

Además, considera el momento de la gestación para elegir el fármaco más seguro.

Porque una misma enfermedad padecida por una mujer cuando está embarazada puede tener un tratamiento diferente a cuando es padecida sin estarlo.

Y esto también se aplica a los antibióticos.

Leer también : Medidas sencillas de higiene oral para las madres gestantes



Youtube / Mamitips Perú

3/12/2018

INFOPACIENTE : 9 cosas que no sabías sobre los dientes en el embarazo


¿Sabías que un 70 % de las mujeres sufre durante el embarazo un cambio hormonal que puede llegar a producir mal aliento o sensibilizar las encías hasta sangrar?

Existen numerosos mitos sobre el estado de los dientes en las embarazadas, por ello, Clínicas Smilodon con motivo de la celebración del Día de la Madre, cuenta 9 cosas que desconocidas de los dientes de las mamás durante el embarazo para aclarar todas las dudas.

¿Sabías que un 70 % de las mujeres sufre durante el embarazo un cambio hormonal que puede llegar a producir mal aliento o sensibilizar las encías hasta sangrar?

Existen numerosos mitos sobre el estado de los dientes en las embarazadas, por ello, Clínicas Smilodon con motivo de la celebración del Día de la Madre, cuenta 9 cosas que desconocidas de los dientes de las mamás durante el embarazo para aclarar todas las dudas :

Leer también : Embarazo e higiene bucal: ¿qué relación existe entre ambos?


1. Debido al ardor de estómago, las malas digestiones, los vómitos o los cambios en la composición de la saliva es muy posible tener mal aliento durante la gestación.
2. Los vómitos provocan en la embarazada una erosión del esmalte de sus dientes, haciéndolo más sensible a las caries.
3. Las embarazadas suelen tener muchos antojos. Los dulces y los azúcares están muy presentes en ellos, por lo que aumenta el riesgo de sufrir caries.
4. Lo ideal para las futuras madres es que mantengan una dieta equilibrada y una buena higiene bucal, para que no se produzca un desperfecto de su placa bacteriana.
5. Cualquier persona puede llegar a sufrir gengivitis, pero son los cambios hormonales los que más cerca están de producir dolor, inflamación o un sangrado, que son los principales síntomas de esta enfermedad. Y dichas señales son muy comunes en las embarazadas debido a su alta concentración de hormonas.
6. El bebé obtiene el calcio que necesita de los alimentos y los huesos de la madre, nunca de sus dientes.
7. Aunque se ha de tener especial cuidado en el primer trimestre de gestación, ir al dentista en estado no constituye ningún tipo de peligro ni para el bebé ni para la futura mamá.
8. En el primer trimestre, la embarazada puede sufrir sequedad en la boca o exceso de salivación, aunque resulta poco probable.
9. Tomando las precauciones oportunas se puede hacer una placa dental durante el embarazo. Aunque siempre ha de hacerse con un delantal del plomo, ya que de esta manera el embrión estará protegido y no correrá ningún tipo de peligro.

estrelladigital.es
clinicasmilodon.com

1/22/2018

ORTODONCIA y embarazo. Embarazada con brackets


El embarazo implica una serie de cambios para la mujer que pueden afectar a la cavidad bucal.

Aumentando las probabilidades de padecer caries y enfermedades periodontales.

Es por eso, que los odontólogos recomiendan realizar una revisión completa de la boca en el momento en que se conoce el embarazo, de cara a valorar posibles tratamientos.

Igualmente, si la mujer está realizándose un tratamiento de ortodoncia en el momento en que se queda embarazada, es importante que lo comunique lo antes posible al especialista, con el fin de extremar los cuidados bucodentales.

Cada día es más frecuente que las mujeres adultas jóvenes se realicen un tratamiento de ortodoncia para mejorar su sonrisa y la salud de su boca.

Leer también : Extracciones dentales en ORTODONCIA. ¿Cuándo y Por qué?


En algunos casos, el tratamiento ya iniciado puede coincidir con el momento en que la mujer se queda embarazada, y es probable que entonces surjan dudas sobre cómo proceder al respecto.


Youtube / Ortodoncia MVM Tratamiento Dental Especializado

10/02/2017

SALUD BUCAL: ¿Problemas Bucodentales más frecuentes en el Embarazo?


Los cambios hormonales que sufre una mujer embarazada, puede afectar enormemente la salud bucal sino se tiene los cuidados en higiene, alimentación y control.

Las encías son las más afectadas en esta etapa, pues el aumento de progesterona hacen más susceptible a la gingiva del ataque de la placa bacteriana.

El Dr. Gustavo Camañas, director médico de Vitaldent, resuelve nuestras dudas al respecto.

Leer también: SALUD BUCAL: Estas son las 5 claves de la salud dental durante el embarazo



Youtube / Hacer Familia

EMBARAZO: Malos hábitos podrían ocasionar malformación dental en los niños


El experto Jorge Alejandro Ávalos Rodríguez aseguró que factores genéticos, malos hábitos en embarazo, como alimentación deficiente en la mujer o ingesta de algunos medicamentos antibióticos durante dicho proceso, pueden derivar en deformaciones o malformaciones de piezas dentales en niños.

Mayor peligro en los primeros meses del embarazo

El coordinador auxiliar de Estomatología del IMSS en Jalisco agregó que la formación de los dientes se da en el primer trimestre de la gestación: "Si la mamá tiene mala alimentación o ingiere ciertos medicamentos, sobre todo en esa etapa de los tres a los seis meses de vida intrauterina, puede derivar en malformaciones o incluso ausencia de dientes", afirmó.

Leer también : El parto por cesárea podría producir mayor riesgo de caries en los niños

Ávalos Rodríguez añadió que la herencia genética juega un papel importante, "si los padres presentan alguna alteración en la forma, color o incluso número de dientes, las probabilidades de que trasfieran estas anomalías a sus hijos son elevadas".

Principales problemas dentales
De acuerdo con el especialista, algunas patologías como Síndrome de Down o el labio y paladar hendido se asocian a alteraciones como la ausencia de piezas dentales.

Detalló que puede haber anomalías como dientes supernumerarios (exceso de piezas dentales), que al nacer en una misma raíz suelen quedar mal posicionados (encimados), "y llega a ocurrir también que broten dientes en zonas no comunes como en medio de dos dientes (mesiodens), o que aparezca una cuarta molar". También llegan a presentarse dientes muy espaciados ante la falta de nacimiento de piezas entre uno y otro.

El ser humano cuenta con 32 piezas dentales en términos normales o esperados. "Pueden nacer dientes demasiado pequeños o de mayor tamaño en comparación al resto, además existen otras deformidades en la morfología dental como piezas que adoptan forma de cono o ´picuda´, en estos casos interviene el factor genético, dijo Jorge Ávalos.

Otras alteraciones frecuentes
Existen otros problemas dentales como los dientes fisurados o cuarteados, o los que se forman fusionados a partir de la misma raíz.

En cuanto a la coloración, el estomatólogo mencionó que la ingesta de agua no clorada y con alto contenido de flúor puede originar manchas y oscurecimiento de las piezas dentales, así como el consumo de fármacos durante el embarazo que ocasiona debilitamiento de la dentina y esmalte.

Las deformaciones dentales al margen de la cuestión estética, pueden dificultar funciones básicas, entre ellas masticación, aunado a propiciar la acumulación de restos de comida y bacterias como en el caso de los dientes encimados que no permiten el paso del cepillo e hilo dental.

Lo ideal es brindar rehabilitación dental en caso de malformaciones a partir de 10 o 13 años de edad, e incluso de ser necesario extraer dientes sobrantes.

"Es indispensable que los niños a partir de los tres años de edad acudan por lo menos cada seis meses a revisión odontológica para verificar que la alineación y formación de los dientes definitivos sea correcta", apuntó.

Fuente: esmas.com

7/29/2017

SALUD BUCAL: Estas son las 5 claves de la salud dental durante el embarazo

Como consecuencia de los cambios hormonales que se producen en la gestación, durante estos nueve meses es especialmente importante que las futuras madres vigilen su salud oral, ya que una infección dental puede afectar al feto.


Repasamos los consejos seleccionados por Vitaldent para evitar posibles problemas e infecciones durante el embarazo.

salud-dental-embarazo

1. Atención a las encías. En caso de presentar enrojecimiento o sangrado frecuente de encías, es recomendable acudir al dentista ya que, en ocasiones, estas patologías han sido relacionadas con un mayor riesgo de partos prematuros o bebés de bajo peso.

2. Fuera mitos. Además de ser rotundamente falso que durante la gestación se pierdan piezas dentales, tampoco es cierto que el feto agote las reservas cálcicas de los dientes de la madre. 

En cuanto a las radiografías dentales, se pueden hacer, pues el riesgo es muy bajo tanto para la madre como para el feto. Solo se requiere el uso de un delantal de plomo protector.

► Ver también: Video: Consejos para cuidar la salud bucal durante el embarazo

3. No realizarse blanqueamientos dentales. Aunque, como consecuencia de las nauseas y vótimos, pueden aparecer síntomas de erosión dental, este tratamientos es desaconsejable llevarlo a cabo en este periodo.

4. Cuidado con el picoteo. No hay que olvidar la importancia de cepillarse correctamente los dientes cada vez que se consuma algún alimento. 

Dado que, durante la gestación, este hábito se da con mayor frecuencia, lo ideal sería sustituir los 'snaks' y chocolatinas por fruta.


5. La revisión, la mejor prevención. Si no es posible visitar al dentista trimestralmente durante el embarazo, lo aconsejable es hacerlo al menos una vez, preferiblemente entre el cuatro y el sexto mes de gestación. 

En caso de necesitar un tratamiento para combatir alguna infección o enfermedad periodontal, lo mejor es realizarlo antes de que el periodo continúe desarrollándose.

Fuente: elmundo.es

Artículos Relacionados

7/23/2017

EMBARAZO: Cuidar tu boca es cuidar también al bebé que esperas

El doctor Juan Carlos Llodra, Profesor de Odontología Preventiva y Comunitaria de la Universidad de Granada y autor de la ´Guía sobre Salud Oral y Embarazo´.


Presentada por el Consejo General de Colegios de Dentistas de España, en colaboración con Lacer, advierte que "visitar al dentista - al menos una vez y preferiblemente durante el segundo trimestre del embarazo - debe formar parte de los cuidados que necesariamente debería seguir toda mujer para tener una buena salud integral".

salud-bucal-embarazo

Al mismo tiempo, insiste en que tener una buena salud oral durante el embarazo tiene un impacto positivo tanto en la salud de la madre como en la del bebé.

Tener una correcta higiene dental, llevar una dieta equilibrada, así como evitar el tabaco y controlar la diabetes son fundamentales para tener una correcta salud oral y prevenir los principales problemas dentales propios del embarazo entre los que cabe destacar la caries que puede originarse por los cambios en la composición de la saliva, sobre todo al final de la gestación y durante la lactancia, y la gingivitis del embarazo, que afecta a entre el 60 y 75% de las mujeres.

Además, la inflamación propia de la enfermedad periodontal puede verse agravada por los cambios vasculares y hormonales, pudiendo provocar también una tumoración benigna denominada "tumor de embarazo" que normalmente suele desaparecer espontáneamente después del parto.

► Leer también: Cuida tus dientes y encías durante el Embarazo

Medidas preventivas

De esta forma, para tener una boca sana durante el embarazo y la lactancia, las medidas preventivas deben centrarse principalmente en el control de la caries, la gingivitis y el tratamiento de la infección aguda. Asimismo, ante una situación de dolor, infección, urgencia, caries o enfermedad periodontal, el Consejo General de Dentistas recomienda que el tratamiento no se demore como consecuencia del embarazo. En este sentido, el uso de amalgama o resinas compuestas utilizadas para tratar la caries no supone ningún riesgo ni para la embarazada ni para el recién nacido y los tratamientos no quirúrgicos para tratar la enfermedad de las encías son también seguros y efectivos.

Al igual ocurre con las radiografías que, aunque debe evitarse su uso en los controles rutinarios, no están contraindicadas siempre que se adopten una serie de precauciones necesarias como son proteger el abdomen y el cuello de la embarazada con un delantal y collarín de plomo.


En este sentido, hay que señalar que las radiografías digitales - cada vez más utilizadas en Odontología- emiten una radiación menor que las placas convencionales.

En cuanto al óxido nitroso, utilizado para la sedación del paciente, este tampoco representa riesgo para la salud siempre que el especialista adopte unas mínimas medidas preventivas.

En cuanto a la mayoría de fármacos requeridos para el tratamiento dental, incluidos los antiinflamatorios, antibióticos o anestésicos locales comunes también pueden utilizarse de forma segura.

Por otro lado, hay que señalar que las náuseas y vómitos que sufre entre el 75 y 80% de las mujeres durante los primeros meses de la gestación producen erosión del esmalte dental al 2% de las mujeres. Sequedad en la boca (xerostomia fisiológica) y movilidad dentaria son otras patologías que podrían presentarse.

En los recién nacidos

En lo que al recién nacidos se refiere, el Profesor Juan Carlos Llodra incide en que la caries sigue siendo la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y, al tratarse de una enfermedad bacteriana infecciosa, es necesario tomar las medidas oportunas para prevenirla.

"En el 70% de los casos en los que se transmite la caries al recién nacido hay una relación genética bacteriana entre madre e hijo. Pero - además de la genética - también hay un riesgo muy elevado de transmitir las bacterias causantes de la caries a través de la saliva con hábitos como el de utilizar la cuchara del bebé para probar la comida, chupar el biberón o el chupete, y a través de los besos", apunta el doctor Llodra quien advirtió también de que "el contagio precoz producido por agentes cariógenos primarios (bacterias s. mutans y s. sobrinus) puede producir caries temprana en la infancia por lo que retrasar esta infección primaria contribuye a reducir el riesgo de desarrollar caries en el futuro".


Para prevenir este contagio, los dentistas recomiendan que los progenitores se sometan a los tratamientos restauradores necesarios así como llevar a cabo las terapias antisépticas y con fluoruro oportunas. Una correcta higiene oral y adoptar hábitos saludables ayudan también a prevenir la caries infantil. De esta forma, se recomienda limpiar los primeros dientes de leche después de las comidas con una gasa o cepillo pediátrico ultrasuave, y no dejar al bebe acostado con el biberón (salvo que contenga agua).

Fuente: farodevigo.es

7/20/2017

EMBARAZO: ¿Pone el embarazo en peligro los dientes de la madre?

El embarazo comporta una serie de cambios orgánicos y de conducta que pueden repercutir en la cavidad bucal provocando un mayor riesgo de caries y de enfermedad de las encías.


Por ello, cuando la mujer sepa de su embarazo, debería solicitar una visita de revisión con su odontólogo que le indicará si tiene alguna patología y realizará los tratamientos preventivos necesarios.

embarazo-salud-bucal



Fuente: Youtube/elEmbarazoNet

7/18/2017

HIGIENE BUCAL deficiente en embarazadas puede producir partos prematuros

El problema en las madres con caries o sangrados de encías recorre el torrente sanguíneo y también puede producir en el tercer trimestre partos prematuros o bebés de bajo peso.


Está comprobado porque es una bacteria y puede producir infecciones a distancia, y uno de los puntos a infectar es el feto, advirtió la odontóloga Ana María Raggio, jefa del Servicio de Odontología del Hospital de Clínicas. 

salud-bucal-gestantes

Las infecciones bucodentales representan un factor de riesgo, especialmente durante el embarazo, por lo que se debe hacer un control minucioso para evitar complicaciones como el desarrollo de enfermedades bucales, como caries, gingivitis, placas y otros.

RIESGOS. 


“La primera persona que tiene contacto con el bebé es la madre, y ante la posibilidad de tener bacterias o lesiones cariosas, puede transmitir al bebé que no está teniendo esas bacterias, que quedan latentes en la boca del bebé hasta que aparezcan los primeros dientes”, explicó la odontóloga, al tiempo de indicar que las gestantes deben llevar un estricto control odontológico.


Las gestantes, debido a la excusa de los antojos, consumen alimentos frecuentemente y no necesariamente comidas sanas, sino helados, chocolates, facturas y otros que contienen azúcar e inciden en la formación de caries, la aparición de bacterias y otras molestias bucodentales.

La doctora Concepción Chamorro, directora del Programa de Salud Bucodental del MSP, afirmó que el control dental de la embarazada se debe realizar cada trimestre y más veces, dependiendo de las condiciones de cada mujer.

“Siempre solicitamos a los ginecólogos que pasen a las embarazadas a los servicios odontológicos para controlarlas y saber en qué condiciones se encuentran para que reciban el tratamiento necesario durante la gestación”, manifestó. Durante los primeros meses no se pueden realizar extracciones, solo curación, porque no pueden recibir anestesia ni sacarse radiografías, pero sí limpieza”, explicó Chamorro.

Destacó que la educación bucodental es fundamental en el embarazo, y mantener la boca limpia con el cepillado correcto es el primer paso. 

En cuanto a las embarazadas, los servicios públicos realizan los controles en forma agendada, para que las gestantes sepan en cuándo deben volver para el control correspondiente. El MSP cuenta con 318 centros para atención bucal en todo el país.

Fuente: ultimahora.com