Mostrando entradas con la etiqueta Dieta Cariogénica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dieta Cariogénica. Mostrar todas las entradas

3/13/2020

DIETA CARIOGÉNICA: Meriendas sanas para dientes sanos

Dieta Cariogénica

Las meriendas altas en azúcar tienen buen sabor—pero no son buenas para tus dientes y cuerpo.

Los dulces, bizcochos, galletas y otras comidas azucaradas les encantan a los niños pero pueden causar picaduras en los dientes.

Las meriendas azucaradas contienen diferentes tipos de azúcar por ejemplo azúcar de mesa (sucrosa) y endulzadores de maíz (fructosa).

También, algunas comidas altas en azúcar contienen mucha grasa.


Alimentos con almidón se descomponen en azúcares cuando están en la boca. ¿Sabías que el americano promedio consume cerca de 147 libras de azúcar en un año? ¡Es un montón de azúcar! Con razón en este país, el joven promedio de 17 años tiene más de tres dientes picados.

¿Cómo atacan las azucares a tus dientes?
Gérmenes invisibles llamados bacterias se encuentran en tu boca todo el tiempo. Algunas de estas bacterias forman un material pegajoso llamado placa en las superficies de los dientes. Las bacterias en la placa destruyen el azúcar que pones en tu boca, y la convierten en ácidos.

Estos ácidos son muy potentes y disuelven el esmalte que cubre los dientes. De esa manera se forman las picaduras (o caries dentales). Si comes menos dulces, las bacterias producirán cantidades más pequeñas del ácido que destruye el esmalte del diente.

¿Cómo una merienda saludable puede protejerte de las picaduras (caries)?
Antes de comenzar a comer tu merienda, pregúntate que contiene el alimento que escogiste. ¿Tiene mucha azúcar? Si es así, escoge otra cosa. Selecciona algo mejor para tus dientes.

Recuerda, ciertos dulces pueden hacer más daño que otros. Dulces pegajosos y acaramelados se pegan en las superficies de los dientes. Los dulces pegajosos le dan a tus dientes un baño largo de azúcar, porque se quedan en tu boca más tiempo que las comidas que masticas y tragas rápidamente.

También debes pensar cuando y cuan a menudo comes productos altos en azúcar. ¿Estás picoteando dulces muchas veces durante el día, o comes usualmente dulces de postre con la comida?

Ácidos dañinos se forman en tu boca cada vez que comes un dulce. Los ácidos continuan afectando tus dientes por 20 minutos antes de ser neutralizados y dejar de causar daño. Eso quiere decir que mientras más dulces comes durante el día, más a menudo provees alimento para las bacterias que causan las picaduras en los dientes. Si comes dulces, es mejor hacerlo después de una comida, en vez de varias veces durante el día o entre las comidas. Cada vez que comes dulces—en las comidas o meriendas—cepíllate los dientes con una pasta que contenga fluoruro.

Cuando vayas a merendar, recuerda lo siguiente:
a. El número de veces al día que comes alimentos altos en azúcar (dulces)
b. Cuanto tiempo el dulce se queda en tu boca
c. La textura del dulce (¿fibroso? ¿Pegajoso?)

Si meriendas después de la escuela, antes de acostarte, u otras veces durante el día, selecciona algo bajo en azúcar y grasa. Hay muchas cosas ricas que te llenan sin hacerle daño a los dientes—o al resto del cuerpo—como lo hacen comidas altas en azúcar y poco nutritivas. ¡Meriendas saludables! Bajas en grasa como los vegetales, frutas frescas, galletas o pan de grano integral son selecciones sabias.

Comer los alimentos apropiados puede protejerte de picaduras en los dientes y de otras enfermedades. La próxima vez que meriendes, escoje un alimento de la lista en este panfleto o prepara tu propio menú.

Recuerda comer sin azúcar, bajo en grasa y seleccionar de los grupos alimenticios básicos.

Leer también: Hablemos sobre la ORTODONCIA Interceptiva

Información para los padres:
No todos los alimentos listados en este panfleto han sido estudiados en relación a las picaduras o caries dentales. La información que se tiene hoy en día indica que no promueven picaduras cuando se comparan con otros alimentos altos en azúcar consumidos por los niños entre comidas.

Las barras de dulce no son el único problema. Alimentos como la pizza, panes y panes de hamburguesas también contienen azúcar.

Lea la etiqueta de información nutricional de los alimentos, identifique el contenido de azúcar o grasa. Recuerde que el azúcar prieta, miel, melasa y siropes, al igual que el azúcar refinada, reaccionan con las bacterias para producir ácidos. Estos alimentos tienen potencial para causarle daño a los dientes.

La comida y merienda de sus niños debe incluir alimentos variados y de los grupos alimenticios básicos, frutas y vegetales; granos, incluyendo pan y cereal; leche y productos lácteos; y carne, nueces y semillas.

Algunos alimentos para merendar tienen mayor valor nutritivo que otros y ayudan al desarrollo y crecimiento de su niño. Debe saber que hasta algunas frutas frescas, si se consumen en exceso, pueden promover las picaduras de los dientes. Los niños deben cepillarse los dientes con una pasta con fluoruro después de la merienda y comidas (¡Usted también debe hacerlo!)

Por favor recuerde que estas recomendaciones generales deben adaptarse si el niño tiene una dieta especial debido a una enfermedad o condición que interfiera con una nutrición normal.

Fuente: Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial

8/03/2017

DIETA CARIOGÉNICA: Tomar dulces a diario incrementa el riesgo de problemas dentales


Tomar dulces a diario incrementa –en un 55%- el riesgo de necesitar tratamientos odontológicos.

Así lo reveló el VI estudio anual sobre Hábitos Bucodentales en niños realizado por Vitaldent, en colaboración con la Universidad de Murcia, y en el que han participado cerca de 1.300 niños de toda España de entre 6 y 12 años.

dieta-cariogenica

Esta conclusión se desprende de los datos obtenidos que afirman que, de los niños que toman dulces a diario, el 56% ha tenido que someterse a algún tratamiento dental frente al 35,7% de los niños que comen muy de vez en cuando. 

Además, el 20,3% de los niños que comen dulces a diario tiene algún diente o muela picada, mientras que la cifra desciende hasta el 8,4% de aquellos que comen dulces muy de vez en cuando.

Según el estudio, que refleja cómo cuidan los más pequeños de la casa sus dientes y cuáles son sus hábitos de higiene bucal, el 9,9% de los niños españoles toma dulces todos los días, dos o tres veces por semana lo hace el 35,0%, una vez por semana el 23,1% y muy de vez en cuando o nunca el 32%.

La ingesta excesiva de dulces, sobre todo los carbohidratos refinados, interviene como factor clave a la hora de padecer una caries dental, por lo que es necesario controlar la cantidad que los niños toman, y asegurarse de que mantengan una correcta higiene bucodental después de su ingesta.


Otro de los aspectos destacados que se desprende del estudio, es que sólo el 59% de los niños españoles de estas edades se cepilla los dientes antes de irse a la cama. 

Se trata, éste, de un requisito fundamental para mantener una boca sana, ya que durante la noche disminuye la formación de saliva, agente básico que ayuda a limpiar la boca de bacterias.

Además, aunque el 99,6% de los niños tiene cepillo de dientes en casa, no todos se cepillan los dientes a diario (el 9,7% no lo hace) y sólo el 60,8% se los cepilla al menos tres veces al día.


Otro de los datos extraídos del estudio es que sólo el 39,7% de los niños cambia el cepillo de dientes cada tres meses, tal y como recomiendan los profesionales para que éste siga realizando su función de forma correcta, ya que pasado este tiempo, las cerdas pierden resistencia y efectividad y por tanto la limpieza bucal se vuelve deficiente.

El estudio recoge que el 87,2% de los niños españoles de entre 6 y 12 años ha acudido a la consulta del dentista alguna vez. 

De ellos, el 57,4% fue para hacerse una revisión de carácter preventiva, mientras que el 42,6% acudió a la clínica para hacerse algún tratamiento.

Los niños (57,2%) y las niñas (57,7%) acuden prácticamente con la misma frecuencia al dentista. 

La revisión semestral o anual del odontólogo desciende conforme los niños van creciendo, de manera que mientras que el 73,4% de los niños de 6 años acude al dentista para hacerse una revisión, esta cifra cae hasta el 40,5% en niñ@s de 12 años.

Fuente: abc.es

Artículos Relacionados

1/25/2017

SALUD BUCAL: Dieta contra la Caries Dental

Existen suficientes evidencias que los azúcares son los principales elementos de la dieta diaria que influyen en la presencia y el avance de las lesiones de las caries. 

La sacarosa se considera el azúcar mas cariogénico, no solo porque su metabolismo produce ácidos, sino porque los microorganismos la utiliza para adherirse firmemente al diente. 

dieta-cariogenica-niños
La intensidad de las caries en niños preescolares se debe en parte, a la frecuencia en el consumo de azúcar gracias a las loncheras que llevan a la escuela.

Estudios sobre caries dental en niños menores de 5 años, muestran porcentajes de caries dental relativamente altos. La enfermedad dental en niños ha sido atribuida a una higiene bucal deficiente y a una dieta inadecuada. 


En los niños preescolares, la caries se debe a una combinación de factores que incluyen la presencia de bacterias cariogénicas, el tipo de alimento, la frecuencia de exposición a dichas bacterias y la susceptibilidad del diente.

► Ver también: DIETA CARIOGÉNICA: Tomar dulces a diario incrementa el riesgo de problemas dentales

El riesgo de caries es mayor si los azúcares son consumidos en una alta frecuencia y de forma que sean retenidos en boca por largos períodos de tiempo. 

Factores como la retención de los alimentos, la hora del día en la cual son consumidos y la frecuencia de ingestión son determinantes de su potencial cariogénico.

Que es Dieta Cariogenica?

Se define dieta cariogénica a aquella de consistencia blanda, con alto contenido de hidratos de carbono, especialmente azúcares fermentables como la sacarosa, que se deposita con facilidad en las superficies dentarias retentivas.

Los niños que presentan caries dental durante los primeros años de vida, conocida como caries de la primera infancia (Caries de biberón, ó Caries del Lactante), han consumido azúcares a través de bebidas y papillas por largo tiempo.

La sacarosa, glucosa y fructosa se encuentran en la mayoría de los jugos, fórmulas lácteas infantiles y cereales, los cuales son fácilmente degradadas por los microrganismos, formando ácidos que desmineralizan el esmalte y la dentina. La caries de biberón se relaciona con los hábitos alimenticios, debido al uso prolongado del biberón o alimentación materna nocturna.


Factor Dietético

Los carbohidratos son la principal fuente de energía de las bacterias bucales, y son los que mas abundan en la dieta diaria de los niños. Se ha demostrado que una dieta rica en carbohidratos en poblaciones con hábitos de higiene inadecuados y falta de exposicion al flúor tópico de las pastas dentales, son suceptibles a la aparición de caries.

Carbohidratos:

La sacarosa es el azúcar común de la dieta diaria y es el constituyente de muchos productos como tortas, caramelos, frutas, y muchas bebidas. También se encuentra en cereales, productos lácteos, ensaladas y salsa de tomate.

La glucosa y fructosa se encuentran de forma natural en frutas y en la miel.

La lactosa está presente en la leche y la maltosa.

Los jugos de fruta y bebidas con sabor a fruta tienen un alto potencial cariogénico debido a su gran contenido de azúcar y a la manera como son consumidos por los niños. Usualmente, son utilizados junto con los chupones, en biberones y tazas para asir, además forman parte principal en la dieta de los niños preescolares, debido a su buena aceptación, bajo costo y porque los padres piensan que son nutritivos.

Muchas fórmulas infantiles contienen sacarosa, lo que aumenta el potencial cariogénico.

Recomendaciones dietéticas para el control de la caries

La prevención de la caries de la primera infancia se basa en evitar patrones de alimentación cariogénicos. Se ha reportado que la mayoría de los padres de niños con caries de la primera infancia, tienden a sustituir el agua por algún líquido cariogénico (jugos, fórmulas infantiles, etc.) en los biberones. La Academia Americana de Odontopediatría ofrece las siguientes sugerencias para prevenir la caries de la primera infancia:
  • No debe acostarse al niño con un biberón que contenga ningún líquido azucarado, y la alimentación con pecho materno no debe prologarse mas allá de la aparición del primer diente en boca. En caso contrario, realizar una adecuada limpieza antes de acostar al niño.
  • Debe incentivarse a los niños a darle los líquidos en tazas para asir (con agarraderas) una vez cumplido su primer año.
  • El uso del flúor debe implementarse al tiempo de la erupción de los dientes primarios. La limpieza de la cavidad oral se debe hacer al nacimiento del niño.
  • Es necesario monitorear la dieta para saber la cantidad y frecuencia de exposición a carbohidratos.
  • En aquellos niños que tomen medicamentos que contengan sacarosa, deben limpiarse los dientes una vez tomados dichos medicamentos, ya que se ha visto que su uso prolongado incrementa la incidencia de caries y gingivitis.

8/09/2016

DIETA CARIOGÉNICA: Azúcares, causante número uno de la caries (OMS)


Una reciente recomendación realizada por la OMS, sugiere disminuir el consumo de calorías totales de azúcares del 10% (cifra establecida desde el 2002) al 5%.

Incluso una reducción menor a este porcentaje de la ingesta diaria tendría beneficios adicionales.

Un 5% de la ingesta calórica total equivale a unos 25 gramos (aproximadamente 6 cucharadas pequeñas) de azúcar al día para un adulto con un índice de masa corporal normal.

Gran parte de los azúcares que consumimos, existentes en los alimentos procesados son una de las causas de la aparición de caries en todo el mundo, reveló la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el borrador de una consulta pública sobre directrices de la ingesta de azúcares.

"Existe una creciente preocupación que el consumo de azúcares puede dar como resultado un aumento de la ingesta calórica total, dando lugar a una dieta poco saludable, aumento de peso corporal y aumento del riesgo de caries" expresó la OMS en un comunicado.

Vea también : CARIES DENTAL: ¿Afecta el desarrollo de los niños si padecen una caries dental en la infancia temprana?


En Argentina cerca del 83% de los niños de 5 años tienen caries y presentaron un promedio de 5,4 dientes con caries, a los 12 años tienen 4,9 dientes afectados por caries y en adultos entre 25 y 44 años fue de 4,7 dientes con caries de acuerdo a las cifras que entregó un estudio realizado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por docentes de la cátedra de odontología preventiva y comunitarias de la UBA.

La caries es una enfermedad multifactorial que genera la destrucción de los tejidos del diente, como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos generados por la placa bacteriana a partir del azúcar.

Todos los días la placa bacteriana se forma sobre los dientes y las bacterias metabolizan los alimentos, en especial los carbohidratos (azúcares y almidones), formando ácidos que desmineralizan el esmalte del diente, iniciando así el proceso de la caries.

El proceso metabólico, resultado de la descomposición de los azúcares de los alimentos que ingerimos, genera un ambiente ácido y aumenta el PH del medio bucal.

Esto condiciona la presencia de un ambiente cariogénico en la boca, siendo éste el principal factor para la aparición y progresión de las lesiones de caries.

Actualmente, la caries es la enfermedad crónica más común en el planeta que afecta al 80% de la población mundial.

La caries es una enfermedad que se puede controlar y prevenir por lo que el desarrollo de nuevas tecnologías y productos que ayudan a la detección, prevención y tratamiento temprano de lesiones de caries constituyen un constante desafío para la profesión y la industria.

Implicaciones sociales de la caries dental Esta importante enfermedad afecta no sólo a los niños en edad escolar sino también a a la gran mayoría de los adultos.

Desafortunadamente en etapas tempranas la caries no produce síntomas y el signo inicial que es una mancha blanca no es fácil de ser visualizado por el paciente, por ello el diagnóstico o control profesional cada 6 meses es tan importante para prevenir y controlar este tipo de lesiones tempranas o incipientes.

Un síntoma tardío de la caries es el dolor dental y constituye causa de ausentismo laboral y escolar. Este dolor refleja que el grado de compromiso y destrucción del diente ha llegado a la pulpa o nervio dental y que el tratamiento será más complejo y costoso.

La Organización Mundial de la Salud es la autoridad dirigente y coordinadora de Salud dentro de las Naciones Unidas. Es responsable de proporcionar liderazgo en los asuntos sanitarios mundiales, configurar la agenda de investigación en salud, establecer normas y estándares, articular opciones de política basadas en evidencias, prestar apoyo técnico a los países y vigilar las tendencias sanitarias mundiales.

Fuente: entornointeligente.com