ADS

REHABILITACIÓN ORAL : Tratamientos protésicos en dentición primaria

Rehabilitación Oral

El objetivo del tratamiento odontológico del niño con dentición primaria es la preservación de la integridad de sus dientes.

Las vicisitudes que pudiesen ocurrir dentro de este periodo de tiempo, causan trastornos como la disminución de la longitud de los arcos dentarios.

Por esta razón y con base en una revisión de la literatura fue posible establecer la importancia de la odontología protésica como alternativa en la solución de los problemas causados por la pérdida parcial o total del diente primario, que permitan el restablecimiento de sus funciones adecuadamente.


La decisión a tomar para el uso de las prótesis debe estar basada principalmente en la experiencia clínica, el buen juicio, la disponibilidad de materiales protésicos adecuados, el conocimiento de las fases de crecimiento y desarrollo de los maxilares así como del patrón de erupción de los dientes permanentes.

En niños de mediano y alto riesgo a las diversas enfermedades dentales (traumas, anomalías estructurales) o incluso a aquellas producto de la desatención (caries, enfermedades pulpares crónicas) es improbable que se conserve una dentición sana.

Por esta razón no siempre se garantiza el éxito de una restauración convencional en el diente ampliamente destruido.

Leer también: REHABILITACIÓN : Prótesis fija con sistema tubo-barra en odontopediatría

El abandono en que se encuentra la salud bucal de la población infantil, hace que los dientes de la primera dentición lleguen en un porcentaje mínimo al límite señalado por la naturaleza para su caída: casi siempre se afectan de caries, éstas se hacen penetrantes y terminan con la débil resistencia pulpar.

En consecuencia, las complicaciones del periapice tan comunes en estos casos, obligan aún al profesional más conservador a proceder a la extracción de la pieza dentaria y en algunas ocasiones sin medir las consecuencias.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


°saber.ula.ve
°ZAYDA C. BARRIOS G / MARÍA E. SALAS C.